Grin, la startup mexicana de scooters compartidas, levantó USD $20 millones en ronda de capital semilla

La compañía hace parte del programa de Y Combinator, Summer 2018, cuyo Demo Day tuvo lugar entre el 20 y el 22 de agosto pasado.

Grin, una empresa mexicana que le apuesta al uso de scooters eléctricos compartidos en Ciudad de México, levantó recientemente $20 millones de dólares en una ronda de capital semilla. La inversión viene de parte de destacados inversionistas de Silicon Valley, entre los que se cuentan Y Combinator, DCM Ventures, Trinity Ventures y Shasta Ventures.

La startup fundada por Jonathan Lewy y Sergio Romo en abril de 2018 ha tenido gran aceptación en Ciudad de México, ya que después de tres meses ha tenido 5.000 descargas y esas personas ya están repitiendo los viajes. A través de una aplicación, las personas pueden encontrar la scooter que está más cerca de ellos y movilizarse por las ciclovías a partir de $15 pesos mexicanos.

Lea también: “Latinoamérica en el Y Combinator Demo Day S18”

Anteriormente, Grin había recaudado fondos gracias a inversionistas como Monashees, Sinai Ventures, Qasar Younis, Pi Campus, Liquid2 Ventures, Investo, Base10 Partners, Ariel Poler y 500 Startups.

Lea también: “Compañías de México, Colombia, Perú y Chile seducen a 500 Startups”

La aplicación fue lanzada hace aproximadamente tres meses en Ciudad de México y se cuentan unas 5.000 descargas de la app y cerca de 20.000 viajes. Las scooters son mejor conocidas en México como “patines del diablo”.

A través de la aplicación, los usuarios pueden encontrar scooters cercanos de acuerdo a su ubicación y tras escanear el código QR que tiene cada patín, hacer uso de él. Al terminar de usarlo, la persona debe regresarlo a un estacionamiento, que también puede encontrarse gracias a la aplicación.

Lea también: “¡Digitalizarse es globalizarse! La oportunidad para 625 mil Mipymes colombianas”

La compañía ya tiene cientos de scooters eléctricos funcionando y se ha asociado con restaurantes, tiendas minoristas y otros comerciantes para crear una red de estacionamiento y carga.