Iván Duque le pone el acento a la Economía Digital en Colombia

Ya era hora de que las elecciones presidenciales en Colombia tuvieran un espacio exclusivo para hablar de economía digital.

El candidato a la presidencia de Colombia, Iván Duque, aceptó la invitación de PulsoSocial para responder a las inquietudes de distintos líderes del ecosistema digital y de emprendimiento del país en un Facebook Live en el que dejó ver algunas de sus posiciones.

En el conversatorio conducido por el reconocido periodista de tecnología José Carlos García, dejó claro que la Economía Digital no puede ser un apéndice de las políticas públicas y que quiere un gobierno y una sociedad pensadas digitalmente. Por eso, criticó la hiperregulación del sector y el que haya diversas agencias o entidades administrativas tomando decisiones. “Yo me orientaría a que todo el tema TIC tenga un solo regulador convergente que esté en lo esencial y no en los detalles cambiando las reglas de juego constantemente para facilitar el desarrollo de la tecnología y eso tiene que ir de la mano con los temas de emprendimiento”.

(Lee: Los siete datos que debes saber sobre la Economía Colaborativa en Colombia)

Para Duque, el emprendimiento tiene muchas talanqueras y entendiendo que debe tener un sistema tributario más simple y una carga mucho más liviana, adelantó: “Me la quiero jugar para que todo el que quiera emprender en Big Data, Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial, Robótica, Economía Naranja y Economía Digital pueda tener una exención del impuesto de renta los primeros cincos años a cambio de generar empleos formales permanentes en el sector”.

(Lee: Fondos de Venture Capital lideran en financiación de startups colombianas)

Siguiendo con el emprendimiento, advirtió que entidades como iNNpulsa o Emprender SENA necesitan más dinero, y dejó ver la necesidad de un megafondo de ciencia y tecnología que use las regalías y que incluya muchas aplicaciones y servicios que no son considerados ciencia. “En lugar de tener eso desagregado en pequeños OCAD’s en todo el territorio, un gran megafondo, donde tengamos una junta muy bien formada con personas que vengan de la industria para valorar esos proyectos que tengan además impacto en la generación de empleo y en la generación de productos digitales de mejor generación. ¿Para que? Para que puedan ser eventualmente exportaciones de bienes y servicios digitales”. Además, dijo que los inversionistas ángeles necesitan más incentivos y más apoyo.

Iván Duque.

“Ciencia, Tecnología e Innovación son términos cada vez más holísticos”.

Uno de los temas que primó en el conversatorio fue el del desarrollo de talento, ejemplificado en la necesidad que empresas colombianas como Rappi tienen respecto al déficit de ingenieros y programadores. Duque propone solucionar este problema con la doble titulación. “Yo estoy planteando que en una revolución educativa, los tres últimos años de bachillerato tengamos formación para el trabajo”. Y apeló a la necesidad de la formación digital a lo largo del sistema educativo. “Un programador no se forma después de que le den un título de bachiller”, por eso “el pensum tiene que tener educación digital desde edad temprana”.

(Lee: Las nueve startups de Iberoamérica que están desarrollando el ‘Hogar del Futuro’)

Duque hizo énfasis en el rezago que Colombia tiene en temas como el crowdfunding, entendiéndolo como mecanismo de financiamiento muy importante para los emprendedores emergentes. “Me preocupa que Colombia se este quedando rezagada en crowdfunding. Hay países de América Latina que ya tienen legislaciones mucho más modernas y sofisticadas. Quiero darle a este tema un espacio importante para que sea un instrumento que sirva para llevarle capital a las empresas”.

“Ciencia, Tecnología e Innovación son términos cada vez más holísticos”, respondió Duque cuando le preguntaron cómo articular la ciencia y la tecnología con el empresariado. Y puso dos ejemplos frente al rol de una entidad como Colciencias: “¿Banca móvil es un tema de ciencia? Yo creo q sí. ¿Plataformas de música digital son ciencia? Sí lo es. Yo diría que Colciencias necesita sacudirse un poquito y decir, bueno, ‘me voy a salir un poco del pensamiento convencional y voy a abrir a muchas más líneas'”. También resaltó la importancia de la conexión de las ciencias tradicionales con la tecnología para mejorar la calidad de vida de las personas

(Lee: Mesfix logra en cinco meses financiamiento a empresas por US$3.4 M)

En el tema de las nuevas tecnologías o tecnologías emergentes, Duque expresó su intención de aprovechar y llevar el Blockchain, por ejemplo, a la información tributaria. “Si nosotros llevamos el Blockchain a la contratación pública ahí podemos encontrar muchos temas de corrupción. Destacó también el potencial de tecnologías como el Cloud Computing y el Big Data y dijo que quiere que Colombia sea protagonista en estos campos.

Respecto a la tecnología financiera, mejor conocida como FinTech, el candidato dejó ver su apuesta para sin que sea algo impuesto, “vayamos reduciendo el uso de efectivo pero no con rejo”. Y destacó que la educación financiera es tan importante como la educación digital.

“El problema no son las aplicaciones, el problema son las reglas de juego”.

Respecto a las plataformas digitales, es claro que “el problema no son las aplicaciones, el problema son las reglas de juego”. La postura de Duque ataca la competencia desleal y busca nivelar las obligaciones “entre dos servicios que están compitiendo por el mismo cliente pero con normas distintas”, una clara referencia al problema de aplicaciones como Uber y los taxistas. Diferenció el caso de plataformas como AirBnb diciendo que ha mejorado su regulación con los propios códigos de propiedad horizontal que están determinando si se hace o no se hace. Eso sí, dejó claro que “lo que no se puede seguir permitiendo son las competencias desleales y ahí es donde la regulación tienen que ser instrumental, inteligente y simple”. Y en el caso de Netflix, también lo diferenció diciendo que “es distinto y creo que es lo que va a llevar a que la televisión cambie su regulación”, apelando a la adaptación a la televisión por contenidos y a que las programadoras colombianas ya están produciendo contenidos para la televisión por streaming.

(Lee: redBus se lleva el eCommerce Award Colombia 2018 en Turismo)

En el conversatorio también hubo tiempo para hablar sobre la dinámica de ataques, injurias y fake news -las denominadas noticias falsas- que pululan en las redes sociales. Duque expresó su negativa a restringir estos espacios e instó a las propias redes a que hagan cumplir sus normas. “Las reglas de Twitter son más claras que las reglas del fútbol”.

Desde PulsoSocial seguimos atentos a que Gustavo Petro, el otro candidato en esta segunda vuelta presidencial de Colombia, nos confirme su participación en el conversatorio sobre Economía Digital.

Aquí puedes ver el conversatorio completo:

Aquí la transcripción entera del conversatorio:

¿Cómo va a ser la estructura orgánica de las TIC?

 

Duque: Antes de hablar de la estructura, hablemos del ecosistema. Para mí economía digital no es un apéndice de las políticas públicas, sino que es algo estructural. Yo quiero un gobierno pensado digitalmente porque de ahí se desprende el éxito de todo lo demás. Pero cuando empezamos a hablar de instituciones, yo siento que tenemos un error porque tenemos un sector hiperregulado y tenemos muchísimas agencias tomando decisiones. Yo me orientaría a que todo el tema TIC tenga un solo regulador convergente, que esté en lo esencial y no en los microdetalles cambiando las reglas de juego constantemente.

 

Eso tiene que ir de la mano con el tema de emprendimiento, donde siento que tenemos muchas talanqueras. Los costos tributarios en el país son absurdos. Yo diría que todo lo que tenga que ver con emprendimiento es un sistema tributario más simple, una carga mucho más liviana y voy a decir una cosa agresiva: yo me la quiero jugar para que todo el que quiera emprender en temas como big data, internet de las cosas, inteligencia artificial, robótica, economía naranja y economía digital en cualquiera de sus manifestaciones, pueda tener una exención del impuesto de renta durante los primeros cinco años a cambio de generar empleos formales, permanentes en el sector.

 

¿Cómo piensa mejorar el sistema educativo para que responda a las necesidades actuales de conocimiento en ciencia, tecnología e innovación? Joanna Prieto, directora de GeekGirls LatAm.

 

Duque: Nosotros no podemos pretender estar en la cuarta revolución industrial y seguir teniendo un sistema educativo de la primera revolución industrial. Si queremos entrar a la cuarta revolución industrial con éxito tenemos que cambiar la estructura curricular en el sistema educativo, porque así como es de importante las ciencias, las matemáticas y el lenguaje, tenemos que tener presente la educación humanística, creativa, tecnológica, deportiva y desarrollar las habilidades no cognitivas también. La jornada única nos va a ayudar en este propósito y le quiero poner mucho énfasis a este tema.

 

Por otro lado, tenemos que empezar a formar a los niños en el trabajo en equipo multidisciplinar, que aprendan a integrar equipos de trabajo con tantas diversidades y capacidades y convertirlo en un equipo de alto rendimiento. A esto le quiero dar un enfoque primordial en mi gobierno.

 

¿Cómo va a promover la exportación de productos digitales y qué papel van a jugar las entidades como Innpulsa, ProColombia, Apps.co en promover esta exportación? Andrés Barreto, fundador de Firstrock Capital.

 

Duque: Yo tengo absolutamente claro que quiero darle a ese sector el espacio no solamente para crecer, sino también para exportar y llegar a las cadenas de valor. ¿Qué se requiere? Yo creo que Innpulsa es una gran herramienta, pero necesita más plata. No se puede quedar en un fondo pequeño. Respecto al Fondo Emprender del Sena, también le daría más capital y lo empezaría a asociar con los programas de Sena Digital, donde se puede desarrollar talentos en distintas áreas. Por otro lado está Procolombia, pero yo no la veo en el cuento digital desafortunadamente. Hacen de pronto algunas cositas bonitas, pero no está con la camiseta puesta de ser el gran promotor de la economía digital en los mercados que estamos abriendo y yo la quiero ver en esa tarea.

 

Quiero además un megafondo de ciencia y tecnología de las regalías, donde tengamos una junta muy bien formada con personas que vengan de la industria para valorar esos proyectos que tengan además impacto en la generación de empleo y en la generación de productos digitales de mejor generación para que puedan ser eventualmente exportaciones de productos digitales.

 

¿Cuáles mecanismos considera usted dentro de su plan de gobierno que puedan generar desarrollo a través de incentivos al emprendimiento en el país? María Isabella Muñoz, gerente de ColCapital.

 

Duque: Colombia tiene menos de 80 empresas listadas en bolsa, el número de empresas que transan más de cinco millones de dólares diarios en Colombia no son más de seis y esto nos demuestra que el mercado de capitales en Colombia está altamente capturado por la renta fija. Si queremos que venga un número grande de fondos de capital e invierta en las empresas, pues tenemos que abrirle la salida a los mercados de capital. Y esa será para mí una obsesión. Reformar lo que tengamos que reformar en el marco regulatorio para incentivar eso, para que tenga más ofertas públicas iniciales en Colombia y eso también al fondo de dar el incentivo porque si el fondo ve que hay más ofertas públicas iniciales o los fondos ven por que serás bien más incentivos por invertir directamente en la empresa porque si no lo otro lo son que ya de fondo de engorden que llegan, invierten y están pensando en cinco años de venderse a alguien que normalmente se empiezo un jugador mucho más grande en la industria concentrando nuevamente en unos focos.

 

Yo pensaría en eso y sería una cosa que nosotros deberíamos darle más espacios a los inversionistas ángeles que asi son de los pilares del gobierno nuestro porque el fondo de capital normalmente está esperando que en los primeros tres a cinco años en early stage y los fondos ángeles son prácticamente que inviertan a las servilleta con el dibujito y yo quisiera que seamos más reales y con más incentivos y más apoyo a esos fondos de inversionistas ángeles. En mi ultimo mensaje, en ese sistema me preocupa que Colombia se está creando rezagado en lo que llaman el crowdfunding o el financiamiento en línea. Hay países de América Latina que tiene legislation mucho más moderna y más sofisticada y nosotros siempre con el tremor de que esos capacitaciones legal y de esas restricción que está sempre por el lado ejecutivos, terminamos a restringiendo un mecanismo de financiamiento muy importante también por aprender eso emergentes. Quiero darle al tema del financiamiento, the crowdfunding o financiamiento en línea un espacio importante para que sea un instrumento y llevarle capital a las empresas en Colombia.

 

¿Cuál va a ser su política de inversión en ciencia y tecnología? José Tiberio Hernández, departamento de ingeniería de la Universidad de los Andes.

 

Duque: Ciencia, tecnología y educación son términos cada vez más holísticos y en Colciencias somos de pronto muy cerrados con el enfoque. Colciencias también necesita salirse del pensamiento convencional y abrirse a muchas más líneas. Lo otro también es la conexión de ciencias tradicionales con la tecnología para mejorar la calidad de vida de las personas. Por ejemplo, el desarrollo de aplicaciones móviles para el diagnóstico rápido en salud debería ser uno de los programas a los que Colciencias le invirtiera sin duda.

 

Hay que buscar el fortalecimiento del trípode: estado – mercado – universidad. Conectar esos tres puntos para que la universidad sea un articulador, el estado esté ayudando a identificar y el sector privado esté dispuesto a financiar. Yo veo a Colciencias a manejando ese megafondo de ciencia y tecnología, pero con una junta independiente y pensando en proyectos de impacto.


Colombia tiene $1.000 millones de dólares en los fondos de ciencia y tecnología de las regalías que no están bien invertidos y no tenemos en este momento una lógica para que esos recursos se vayan al desarrollo de esas grandes empresas de tecnología que debe tener Colombia en los próximos años. Y eso también implica un Colciencias que cambie el chip y que esté articulado con el sector privado y con la universidad para encontrar esas oportunidades.

 

José Carlos: ¿Y esa responsabilidad sería exclusiva de Colciencias? ¿O se imagina usted que cada ministerio: salud, educación, justicia, tengan ese desarrollo?

 

Duque: Es que tiene que haber transversalidad. El problema del estado colombiano es que se sigue pensando en siglos y si usted sigue pensando en siglos pues siempre va a tener todo fragmentado. Cada uno de pronto haciendo cosas en innovación y tecnología pero no hay un eje transversal. Yo veo a Colciencias articulando todo lo que el gobierno está haciendo en materia de ciencia, tecnología e innovación. Nosotros deberíamos en los próximos cuatro años dejarle al gobierno una sola base de datos relacional donde estén los temas de pasado judicial, los temas de beneficiarios del Sisbén, los temas de salud; para que podamos llevar a que el ciudadano encuentre una sola puerta de entrada con el gobierno para acceder a todos los servicios. Yo estoy hablando de la ventanilla única de comercio y emprendimiento para que el empresario no tenga que ir a la Dian, al Invima, a las Superintendencias… que en una sola plataforma digital podamos hacer todos los trámites que tengamos con el estado.

 

José Carlos: Y el beneficio de hacer Big data con toda esa información

 

Duque: ¡Por supuesto! El Big data también lo he planteado para la política tributaria y el otro sistema: facturación electrónica. Y estos dos sistemas son indispensables para detectar movimientos contables atípicos en las empresas y mejorar la capacidad de fiscalización del estado.

 

¿Cómo van a aprovechar las tecnologías emergentes como inteligencia artificial, blockchain, cloud y analytics para potenciar los proyectos productivos del país? Marian Villa, desarrolladora de Pionera Developers.

 

Duque: Yo quiero por ejemplo en el tema de blockchain llevarlo a la información tributaria. Si usamos el blockchain en toda la contratación pública, podemos encontrar muchos temas de corrupción. En los temas de cloud computing también. Y big data.

 

Yo lo que quiero es que Colombia adquiera protagonismo y por eso he planteado la exención del impuesto de renta por cinco años a las empresas en esas áreas que venga a asentarse en Colombia. Es una manera de atraer la inversión y generar empleo de calidad. Además son sectores limpios desde el punto de vista energético. Entonces no es sólo emprendimiento de valor sino también es emprendimiento limpio, es formación de talento, que es un talento potencialmente emprendedor.

 

¿Qué podemos hacer desde el punto de vista del emprendimiento y de la generación de valor agregado para que la gente piense cómo entrar en la nueva economía que propondrá el Machine Learning? Mauricio Hoyos, reconocido por el tema de SharkTank y trabaja en Endeavor.

 

Duque: Hoy en día tenemos que pensar en las habilidades cognitivas que generan mayor talento en el individuo, capacidad diferenciadora y que van a ser las profesiones del futuro. Yo no veo al estado pensando en eso.

 

Colombia tiene que desarrollar otras habilidades: capacidad para resolver problemas abstractos, inteligencia emocional, capacidad de análisis crítico, trabajo en equipo. Son cosas que el sistema educativo no está enseñando y los profesores tampoco están siendo entrenados para esa cuarta revolución industrial. Un profesor debe ser un nativo digital y tener conocimientos básicos de programación. Necesitamos pasar a preguntarnos: ¿qué soy capaz de hacer con mi conocimiento? Necesitamos migrar hacia un país de mentefacturas, no tanto las manufacturas.

 

Más allá de ciencias, matemáticas y lenguaje, que es lo tradicional, la jornada única nos tiene que llevar a la educación digital, humanística, nos tiene que llevar a la creatividad y al deporte. En el mundo de hoy no basta con tener conocimientos tecnológicos, la innovación social es la conexión de un conocimiento digital aplicado con la capacidad de entender los problemas sociales para que ese desarrollo tecnológico me permita ir a abordarlo.

 

¿Qué programas se van a desarrollar para que la educación permita el desarrollo de capacidades en programación y desarrollo, ciencia de datos, estadística, analítica? Adriana Suárez, directora ejecutiva de Endeavor.

 

Duque: La educación de la primera revolución industrial es demasiado pesada para los niños porque si a un niño no le va bien en las matemáticas, ya se define como negado para ellas, cuando en realidad tiene que ver con la forma en la que enseñamos. ¿Cómo hacemos que el niño se interese por las ciencias y las matemáticas de una forma motivante y no solamente con el peso riguroso de la evaluación? Es vital. El niño que se empieza a sentir evaluado, comienza a rechazar de plano la aplicación de esas áreas. Pero la aplicación de esas áreas está en todo. En el mundo digital, la comunicación es totalmente aritmética, está codificada y si queremos tener niños con capacidad de decodificar tenemos que empezar a generarles amor por las matemáticas, por la física. Y eso también depende del profesor.

El profesor del siglo XXI no solamente es un transmisor de conocimientos en un texto aprobado por el ministerio, sino que es una persona con la voracidad de querer inculcarle al niño la motivación de su talento, la investigación, y buscar mecanismos alternativos para que los niños se den cuenta que esas destrezas no son para unos sino que pueden ser para todos si son conducidas de la manera adecuada.

Por otra parte, hay que darnos cuenta de que tenemos un déficit de ingenieros y de programadores. ¿Cómo lo están resolviendo? Lo vi en el caso de Rappi. Simón Borrero me dice: en Rappi estamos capacitando nosotros mismos. Y no están formando ingenieros titulados, sino que toman personas con unas habilidades básicas, les dan una formación básica, terminan programando y aprenden mientras van haciendo, así adquieren una serie de destrezas. Yo quisiera saber por ejemplo por qué el Sena no decide apostarle a que nosotros tengamos esa formación también hacia lo digital.

Yo estoy planteando que en una revolución educativa, los tres últimos años del bachillerato tengamos formación para el trabajo y que el bachiller se gradúe con un titulo de bachiller y otro de técnico. Pero no nos quedemos con las técnicas convencionales, hay que agregarle la economía digital. Así también habrá más incentivos para que los muchachos no deserten porque saben que los conocimientos que se le están dando, el día de mañana van a ser generadores de empleo y de oportunidades para ellos.

José Carlos: Pero la idea de intervenir la educación, ¿va a ser a través de una ley?

Duque: Más que intervenir es motivar el cambio. El problema es que si en los próximos cuatro años no tomamos esas decisiones audaces y no motivamos a los profesores a ser parte de esa revolución en cinco años o en ocho años nuestros bachilleres van a ser prácticamente inermes ante la competencia con las máquinas.

 

Y sí, hay cosas que se tendrán que hacer por ley, otras por decreto y otras que requerirán un gran consenso. Pero yo lo que quiero es pensar en el profesor, en el alumno, en el gobierno, en el colegio que permita esas oportunidades.

 

El impuesto del cuatro por mil evita la financiación de mipyme’s, la exención de este impuesto está dada solo a entidades tradicionales que precisamente no llegan a la base empresarial, mientras que Fintech y financiación alternativa lo logramos con recaudo electrónico y fuentes de fondeo sí gravadas. ¿Qué plan de acción hay para esto? Felipe Tascón, fundador de Mesfix.

 

Duque: Yo me la quiero jugar por el fintech. Tenemos acceso a una gran transición hacia el fintech para que sin que sea una cosa impuesta, vayamos reduciendo el efectivo en la sociedad. Las nuevas generaciones son mucho más amigables a la tecnología y el fintech nos va a ayudar a que tengamos muchas más facilidades en compras digitales.

 

Y estoy de acuerdo con la pregunta, la exención no debería estar concentrada en unos y no beneficie a otros que son los que están promoviendo la evolución hacia el fintech. Creo que las aplicaciones hacia el sector financiero son determinantes. Quiero un país en los próximos cuatro años en la vía de la tecnología y de la educación financiera. La educación financiera es tan importante como la educación digital.

 

José Carlos: Pero ahí sí le digo algo, si usted quiere incentivar las fintech en Colombia sí le tiene que meter mano a la legislación y a la regulación financiera porque está hecha para proteger al modelo de negocio financiero y no tanto al ciudadano.

 

Duque: Sin duda, pero al mismo tiempo cuando hablamos de emprendimiento también tenemos que cambiar el chip del banquero. Las empresas de tecnología van a pedir préstamos a los bancos y como no tienen nada propio, no les pueden prestar porque no tienen cómo demostrar que pueden pagar.

 

¿Está de acuerdo con restringir legislativamente las plataformas digitales que compiten con los servicios tradicionales? Jonathan Tarud, fundador de Koombea.

 

Duque: El problema no son las aplicaciones, el problema no son las plataformas, el problema son las reglas de juego. Las reglas de juego entre dos servicios que compiten por el mismo cliente, pero con normas distintas y donde hay claramente una competencia desleal.

 

Si usted tiene un servicio de transporte público, el vehículo A tiene que pagar un cupo, unos seguros más drásticos, tiene que asumir una revisión técnico mecánica más dura y el vehículo B entra a operar en el mismo servicio pero no paga cupo, tiene un sistema de aseguramiento distinto y se vale de una serie de informalidades, ahí hay una competencia desleal.

 

Lo que yo he dicho es: bienvenidas las aplicaciones, porque de hecho hay unas que trabajan con los taxis maravillosamente. Vemos el caso de Tapsi o Easy Taxi. Mi invitación es a que el estado nivele la cancha en el caso del servicio de transporte. O todos en la cama o todos en el piso.

 

El caso de Airbnb es distinto, porque se ha mejorado la regulación por parte de los códigos de propiedad horizontal que deciden si lo permiten o no. Hay edificios en Nueva York en los que está prohibido arrendar a través de Airbnb. Se adecúa la lógica habitacional para eso y tiene un tratamiento tributario distinto.

 

Lo que no se puede seguir permitiendo es la competencia desleal, me parece que ahí es donde la regulación tiene que ser instrumental, inteligente y simple.

 

José Carlos: Bueno, ¿y Netflix? Que no cumple la ley de televisión, no tiene cuota de televisión, no aporta al fondo de televisión.

 

Duque: Es distinto, pero también creo que va a llevar a que la televisión cambie su regulación porque las licencias de los canales que tenía Colombia hace unos años, eran muy costosas, pues teníamos una televisión abierta y con pocos canales. De pronto más que tener una multiplicidad de canales, lo que había que asegurar era la calidad. Después la televisión cerrada comenzó a tomar cada vez más énfasis y ahora tenemos el streaming también.

 

Tenemos que empezar a adaptarnos a la televisión por contenidos, pues cada vez más programadoras colombianas están produciendo para esa misma televisión en streaming. Están produciendo para Amazon, para Netflix y se han dado cuenta que lo que tienen es un mercado amplio. Las producciones que tenían en el pasado, que antes se quedaban en el olvido, ahora se las están entregando para poderlas descargar según el gusto del consumidor.

 

Esa competencia va a llevar a que las concesiones de televisión sean cada vez menos costosas para poderse adaptar a una televisión donde ya no va a ser el programador quien defina a qué hora ve el contenido, sino usted con su control el que defina a qué hora ve el contenido, qué contenido quiere, con qué intensidad lo quiere. Esa son las cosas que están cambiando en la televisión y que a mi modo de ver le agregan valor al negocio.

 

Las redes sociales se han convertido en un espacio de ataques, amenazas y fake news. ¿Qué haría usted alrededor de las redes sociales? Mauricio Jaramillo, director de Impacto TIC

 

Duque: Yo no restringiría las redes sociales. Lo que le pediría a ellas es que hagan cumplir sus reglas. ¡Es que es absurdo! Las reglas por ejemplo de Twitter son muy claras y cuando se presenta la falta, nadie automáticamente lo está sacando, nadie sanciona. Ahí las reglas de juego son tan claras que las tienen que hacer valer.

 

Yo he sido víctima de amenazas en el pasado, un día por curiosidad reporté la vaina y ahí siguió la cuenta. Además con un contenido que va en contra de todas las reglas de Twitter.

 

Pero el estado no puede ir a intervenir ese espacio, sino que lo tiene que regular las propias redes con sus reglas de juego. Yo creo que el momento de reportar, de actuar y de ellas mismas censurar porque se violaron las reglas, ojalá actuaran de manera ejemplar.

 

Yo no estoy de acuerdo con que el estado se meta a regular eso, yo creo en la neutralidad de la red. Es un principio que no quisiera tocarlo porque me parece que abre un espacio para un estado intervencionista que termina regulando también los contenidos de expresión privada, que la única limitación que debería tener son las reglas de juego de las mismas redes.

 

El gobierno actual ha puesto mucho énfasis en conectar los municipios de Colombia, desplegar infraestructura para llevar internet a más territorios del país. ¿Cuál va a ser el énfasis con respecto a internet en su propuesta de gobierno? José Martín, editor de PulsoSocial

 

Duque: Yo quisiera empezar a ubicar a Colombia en las 5G. Estamos en la 4G en la batalla, pero ya tenemos países que van a competir con nosotros pensando en 5G. Tenemos que pensar en el futuro y eso también implica que hagamos un gran esfuerzo por aumentar la cobertura.

 

¿Problemas? Por ejemplo hay temas de consultas que han impedido la ubicación de antenas en el país y se ha paralizado la expansión de la infraestructura por un proceso de consulta. Yo creo que nosotros necesitamos reglamentar bien las consultas, porque las respeto, pero tienen que ser consultas serias y expeditas, mas no consultas eterna. Porque muchas personas reclaman el internet de alta velocidad, porque así podemos aumentar la educación universitaria virtual, que es vital si queremos mejorar la calidad de las plataformas móviles.

 

Yo quiero que nos propongamos aumentar el internet de alta velocidad en los próximos cuatro años de manera dinámica. Pero me preocupa la forma como está creciendo la red porque yo creo que hay un incentivo perverso: cuando alguien amplía la red, tiene que dejar que el resto de los competidores también la usen. Entonces el que ya es grande, no tiene ningún incentivo en ampliar la red porque no la quiere compartir, y el pequeño le cuesta mucho ampliarla y cuando la amplía se le meten los grandes.

 

Hay que buscar una capacidad regulatoria que nos permita incentivar al que expande la red y si alguien se quiere colgar pues que pague. Y creo que algunas circunstancias litigiosas de los últimos años también han empezado a ahuyentar, sobretodo lo que tiene que ver con reversión de activos, porque mucha empresas le han tomado desconfianza al estado colombiano por esas decisiones. Si hay desconfianza, va a ser más difícil la renovación y la ampliación de las red en el país.

 

José Carlos: Hay mucha inseguridad jurídica, ¿no? Con este tipo de medidas.

 

Duque: Claro, como no todo está arreglado en los códigos y eso es un problema, estamos dejando que los jueces sean los que regulen por decisiones judiciales. Eso se convierte en un factor de incertidumbre de ahuyenta al inversionista.

 

José Carlos: Colombia es el país de la región con el menor cantidad de bloques de espectro radioeléctrico concesionado, ¿cómo va a ser usted para que se dinamice esto y sobretodo para que haya unas concesiones a muchos más años?

 

Duque: Creamos una agencia que tiene que estar pensando en el dinamismo del espectro para generar una mejor provisión de bienes y servicios, ¡y está anclada! Yo creo que ese tipo de agencias debe ser más livianas, con menos burocracia y que faciliten el entorno del sector. No puede ser que sigamos en una maraña regulatoria de donde no salimos.

 

La Agencia Nacional del Espectro tiene que ir de la mano con los objetivos a largo plazo. Lo que queremos es un país que logre la cobertura del 4G y vaya pensando en la estructura del 5G, para que el internet de alta velocidad esté pensado no solo como un tema de antenas sino como de calidad de vida. Porque el 5G va a permitir que las aplicaciones móviles, por ejemplo, de diagnóstico en salud sea mejor, que la universidad a distancia sea mejor, que las plataformas de fintech sean mejores.

 

Eso es lo que está en juego, es un tema de calidad de vida y hasta que no lo entienda así el estado, vamos a fallar. Por eso yo cuando planteo eso en el plan de gobierno es porque quiero un país que piense digitalmente. El ministro de las TIC tiene que estar pensando transversalmente para que todos los servicios en el país, el estado y la estructura de la sociedad esté pensada digitalmente para aumentar la calidad de vida de los ciudadanos a partir de la tecnología.  

 

¿Cómo plantea la integración y el trabajo coordinado de todas las entidades de apoyo al emprendimiento públicas del país? Sergio Zuluaga, Asociación de Emprendedores de Colombia (ASEC)

 

Duque: Israel tuvo una experiencia maravillosa en los años 80’s y 90’s, se llamaba los fondos Yozma. Eran unos fondos públicos que iban identificando las mejores empresas, les daban aportes, entraba el estado como un inversionista de capital y después esas empresas salieron listadas en bolsa y hoy soy grandes empresas en Israel.

 

Yo lo que creo es que hay que tener un sistema, porque mi pregunta es: ¿cada cuánto conversan Apps.co, Innpulsa, Fondo Emprender, ProColombia y otras? Conversan poco. Hay que crear una articulación del sistema de promoción al emprendimiento, una coordinación.

 

¿Cuál es la capacidad que tenemos de capitalización? ¿Cómo funcionan los fondos? ¿Cómo pueden conversar entre sí? ¿Cuál es la mejor forma de dar el financiamiento?

Eso es lo que yo quisiera plantear y para eso hay que buscar una cabeza visible en el tema de emprendimiento. Colombia no la tiene. Pongamos una cabeza y vinculemos esto también con la innovación social.

 

Yo quiero tener en el Palacio de Nariño una figura muy similar a la que tuvo la administración del presidente Obama, que había un asesor en jefe para los temas de emprendimiento e innovación social, que es el que está encargado de llamar a todas las agencias, a todo el sistema de financiamiento, hacer las macrorruedas, mirar las empresas emergentes, llamar a los fondos ángeles, promover el crowdfunding y que tengamos en el país el ecosistema funcionando integralmente.

 

Si hace cuatro años el gobierno hubiera hubiera lanzado un programa para formar a cien mil programadores, hoy estuviéramos exportando en servicios de programación que en petróleo. ¿Ustedes se le medirían a formar cien mil o doscientos mil programadores en los próximos dos años? Simón Borrero, fundador de Rappi.

 

Duque: Yo no sé si cien mil o doscientos mil, para no ponernos aquí a jugar con las cifras, yo creo que el enfoque que tiene Simón es muy claro y lo he dicho a lo largo de esta entrevista. Claro que sí, nosotros tenemos que apostarle a eso. Pero es que un programador no se forma después de que obtiene su título de bachiller, lo que tenemos es que formar al chico a lo largo del sistema educativo. Por eso el pénsum tiene que tener educación digital desde edad temprana para que el muchacho esté familiarizado con la tecnología.

 

Esa formación técnica en los últimos tres años de bachillerato es vital. Yo se lo he dicho a muchos rectores del sector privado, que me dicen: “usted habla de la doble titulación, eso suena muy lindo para los colegios públicos”. Yo les he dicho: “ojalá los colegios privados también se metan es esto. Háganlo con programadores y busquen la certificación con el Sena u otra institución”.

 

Usted se imagina que en un colegio privado al estudiante le digan: vea en estos últimos tres años, le vamos a dar este abanico de opciones y una de ellas sea programador. El muchacho puede graduarse como bachiller y como técnico en programación, luego con un año más puede ser tecnólogo y con un año más es profesional. ¡Cuánto nos ahorramos! ¡Cuanto incentivamos! Esas son las cosas que Colombia necesita poner en este momento sobre la agenda y esas son las cosas que yo quiero poner sobre la agenda para que empecemos a pensar en el futuro.

 

Yo no quiero más un país anclado en el pasado, en los debates de la vieja política. Esto no es de izquierda y de derecha, esto es un país que tiene una posibilidad y un potencial entonces démosle la posibilidad al estudiante de bachillerato a que tenga esa doble titulación y a que tenga una formación más allá de ciencias, matemáticas y lenguaje, en lo digital, en lo creativo, también en lo cultural y en lo humanístico. Porque un programador que tiene el sentido del humanismo, es un programador que dice el día de mañana: “yo voy a codificar esto para obtener este resultado social”. Ahí es donde ganamos valor agregado en la competencia mundial por el talento.

 

José Carlos: Muy bien candidato, muchas gracias. Me contaron aquí que usted nos iba a dar el nombre del próximo MinTic.

Duque: De pronto es la próxima. En su debido momento el país lo sabrá, yo le digo mi anhelo es tener un gabinete ojalá la mitad mujeres o de pronto más. Tener un gabinete de una nueva generación, de pronto habrá alguien un poco mayor. Además que sean personas técnicas, conocedoras de los sectores y no un gabinete que venga con feudos políticos y que refleje la diversidad de las regiones de Colombia.