Instituciones financieras no bancarias abren oportunidades para las PyMEs

De acuerdo con Banxico, las instituciones financieras no bancarias se han convertido en “entidades de inclusión”.

Aunque la firma del TLCAN y las cercanas elecciones presidenciales tienen a los mexicanos llenos de incertidumbre, 86% de los empresarios en este país se mantienen positivos con respecto al crecimiento de su empresa para los próximos dos años (según información del Global CEO Outlook). Una clara prueba del temple y fortaleza de la industria mexicana, que hoy en día está dispuesta a reinventarse tantas veces sean necesarias para mantenerse competitiva y sin importar lo adverso del panorama.

(Lee: Microinfluencers, la oportunidad de las Pymes)

Sin embargo, ¿qué sucede con el 14% restante? De acuerdo con el INEGI, la falta de crédito afecta el crecimiento de las microempresas con el 22.7%, en tanto que para las organizaciones pequeñas y medianas el 24.4% y 24.0% respectivamente; además de otras razones como la competencia de negocios informales y la baja demanda de productos.

Experiencia, rapidez y productos adecuados

Una solución para resolver la escasez de liquidez en PyMEs y empoderarlas ha sido el financiamiento a través de instituciones financieras no bancarias, ya que la experiencia de éstas les permite tomar decisiones de manera menos burocrática, al tener un mayor conocimiento de los sectores en los que se especializan.

Los beneficios van más allá de la experiencia, resaltando la creación de productos especializados para el sector empresarial y el rápido fondeo que facilita a las organizaciones crecer sus instalaciones, cerrar negocios con clientes importantes, comprar nueva tecnología y aprovechar descuentos de proveedores por pronto pago, entre las principales causas identificadas por Portafolio de Negocios, institución financiera que ha apoyado el fortalecimiento de más de 3500 PyMEs.

Entidades de inclusión para las PyMEs

Las empresas mexicanas que busquen el éxito y el incremento de su rentabilidad deben moverse rápido y estar preparadas para apostar fuerte, habilidades que no han logrado obtener de las instituciones bancarias, quienes según datos de la CNBV, en 2016 dedicaron el 35.6% de sus créditos a grandes empresas y sólo el 4.3% y 19.4% a medianas y pequeñas empresas, respectivamente: una evidente preferencia de la banca hacia las grandes organizaciones.

(Lee: Las Pymes en Costa Rica, Panamá, Colombia y Ecuador anticipan un mejor 2018)

De acuerdo con Banxico, las instituciones financieras no bancarias se han convertido en “entidades de inclusión”, que ayudan a las PyMEs a romper los obstáculos como exceso de documentos, trámites engorrosos y largo tiempo de espera, “graduando” a las organizaciones pequeñas y medianas en temas de crédito.

(Lee: El emprendedor chileno que ha captado US$20 M en préstamos a PYMES)

Portafolio de Negocios entiende que ante un panorama tan volátil como el que enfrenta México, las empresas deben estar listas para crear nuevas oportunidades y aprovechar otras tantas con rapidez y agudeza.

Photo by rawpixel.com on Unsplash