Cuatro mujeres ejecutivas reflexionan sobre trabajo y emprendimiento

Son latinas y responden acerca del escenario actual de la mujer en el ámbito laboral, sus deseos, mujeres que admiran y recomendaciones para emprender.

Luciana Reznik –CEO de Wolox–, Danniela Karam –Latam Brand Leader de Tienda Nube–, Sol RomeoChief Marketing Officer de Doppler– y Úrsula KrochikMarketing & Communications Manager de Real Trends,– nos brindan sus puntos de vista.

¿Un deseo para la mujer en el 2018?

Que seamos grandes, que nos animemos, que rompamos con estereotipos, creencias. Que sigamos adelante con las luchas y los avances que hemos logrado en los últimos años para conseguir un mundo más justo y feliz”, sostiene Luciana Reznik.

Danniela Karan enfatiza: “Que las mujeres puedan tener una voz más activa, que sean respetadas y escuchadas por igual”.

Deseo que puedan cumplir sus sueños y objetivos sin importar que alguien les diga que no pueden hacerlo. Que el cambio que estamos viviendo continúe y se profundice”, completó Sol Romeo.

(Lee: Las mujeres aceleran en el mundo de la tecnología y el transporte)

Que puedan concretar sus proyectos de vida. Tanto en lo laboral, como en lo personal. Hoy el equilibrio entre ambos ámbitos es clave y a las mujeres nos cuesta a veces lograrlo. Tenemos que poder realizarnos profesionalmente y como madres. Somos una generación multitasking, -pulpos con muchos brazos- y soy una convencida de que podemos hacerlo”, afirmó Ursula Korchik.

¿Una mujer que admiren?

Luciana de Wolox respondió: “Si tengo que nombrar una sola, elijo a Sheryl Sandberg por haber puesto a la mujer en tecnología en las agendas de muchísimas revistas, libros, lecturas. Hoy hay una enorme necesidad de visibilizar más historias como esta. Porque hay montones, menos de las que me gustaría, pero montones mal comunicadas. Fuera de Sheryl admiro a todas y cada una de las mujeres que viven la vida que sueñan, que se animan a ser quienes son, que desafían los límites y las creencias”.

Tantas. Es imposible que sea una sola. Mis abuelas, mi mamá y hermana. Colegas de trabajo. Amigas. JK Rowling. Pero principalmente las mujeres simples, del día a día, que luchan mucho más de lo que parece para vivir con dignidad”, declara Danniela de Tienda Nube.

A Sol de Doppler también le cuesta elegir solo una y comenta: “Habiendo tantas opciones, es muy difícil elegir solo una, pero la primera que viene a mi mente es Sheryl Sandberg, la COO de Facebook. Me encantó su charla TED y la recomiendo muchísimo. Ella ha compartido pensamientos y creado frases fuertes, muy interesantes para debatir y analizar. Por ejemplo, ‘Las mujeres tienen que dejar de pensar que no están preparadas para hacer tal cosa y convencerse de que quieren hacerla; ya aprenderán cómo’,  ‘a las mujeres les cuesta más presumir de sus éxitos’ ,‘cuando un niño se muestra fuerte, se le llama líder; cuando una niña lo hace, es mandona’. Me gusta mucho que Sheryl insiste en derribar el crítico interno de cada mujer, en simultáneo que luchamos por tener un asiento en la mesa chica”.

(Lee: Mujeres en IT: Cómo impulsar la formación de las futuras profesionales)

Admiro a Juana de Arco porque fue un símbolo de sabiduría y la toma de buenas decisiones en un ámbito repleto de hombres. Sus acciones lograron ganar muchas batallas al ejército francés en el siglo XV, pese a que luego fue considerada una bruja y quemada en la hoguera. Afortunadamente, siglos más tarde fue reconocida y nombrada santa”, reflexionó Úrsula de Real Trends.

Una virtud propia y una del género femenino en general

Una virtud propia: la capacidad de empatizar con los otros, entender las motivaciones, deseos y potencial para así armar equipos de trabajo. Creo que aplica a gran parte del género femenino”, arrojó Luciana.

Por su parte, Danniela comentó reflexiva: “¡Qué difícil! Creo que las mujeres en general somos una fuerza. Logramos hacer cosas increíbles, enfrentamos a la sociedad todos los días. Tenemos un poder casi natural de superación. Incluso creo que es admirable que estemos luchando para que esto cobre más fuerza últimamente”. 

Sol continuó el análisis: “Es difícil generalizar, pero creo que la empatía y la intuición son algunas virtudes muy marcadas en el género femenino. Durante mucho tiempo, ser sensible o poder verse reflejado en las emociones del otro se llegó a ver como una debilidad. A mi entender, es casi como un superpoder. Tener la habilidad de comprender al otro, es algo excelente para aplicar tanto en la vida personal como laboral. Tanto entender las emociones de un amigo que te cuenta un problema como las necesidades de un potencial cliente o aliado de negocios te permite poder pararte desde otro lugar. Incluso en lo laboral, para llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes, ya sea un proveedor, un cliente, un jefe o compañero o quien esté delante nuestro. 

(Lee: La igualdad entre hombres y mujeres: ¿El fin de los géneros femenino y masculino?)

Y sobre la intuición, si bien es cierto que no todo lo que sentimos o pensamos se cumple, tener un contacto cercano con esta característica te permite estar más perceptiva y receptiva a situaciones y poder leerlas mejor para tomar buenas decisiones”. 

Como virtud propia destacaría la perseverancia. Siempre busco lograr mis objetivos en cada acción que me propongo. Lo importante es desearlo, para poder cumplirlo. No importa cuánto tiempo me lleve, si el horizonte al final del camino es claro.  Con respecto al género femenino, valoro que somos luchadoras. En 2017 pudimos ver claros ejemplos con el movimiento y repercusión #niunamenos. Comenzamos a hacernos escuchar más, a decir lo que pensamos sin miedo y a luchar por nuestra seguridad y bienestar”, completó Úrsula.

¿Celebran el Día de la Mujer?

La CEO de Wolox compartió: “No, va a ser un día más sin demasiadas particularidades… En general no celebro las fechas conmemorativas, no creo demasiado en esas estandarizaciones”.

En la misma línea Danniela Karam de Tienda Nube expresó: “No, creo que todavía falta mucho para que ese día realmente sea motivo de felicidad. No creo que solo flores o chocolates lo resuelvan, a pesar de que me gusta el detalle. Tenemos mucha lucha por delante”Y agregó: “Creo que lo más importante en este día es generar momentos de reflexión sobre la presencia femenina en el mundo. Cómo influimos en el mercado, los negocios, la familia y en la sociedad en general. Cómo nuestra presencia pasa un poco desapercibida en todo eso. Tenemos que entender cómo nosotras mismas como mujeres podemos ayudarnos unas a otras a ¡cambiar el mundo para nuestras hermanas, hijas, nietas y amigas!”.

(Lee: Cómo la información puede reducir la brecha laboral entre hombres y mujeres)

Este es el primer año que voy a hacer una celebración más activa. Seré parte de la organización de una de las caminatas de mentoreo de Voces Vitales, el capítulo argentino de la fundación que tiene como misión fortalecer el liderazgo de las mujeres. Estoy muy emocionada de sumarme y de que existan este tipo de movimientos. Me parece increíble que en 85 países en simultáneo, más de 20.000 mujeres estaremos caminando y aprendiendo juntas para demostrar la importancia del liderazgo femenino”, hizo saber Sol entusiasmada

No lo celebro de una forma en particular, pero sí me gusta que a partir de pequeños gestos en la oficina, casa o en una cancha de fútbol nos reconozcan. Recuerdo una vez hace muchos años que, cuando trabajaba como periodista deportiva, en la cancha de River nos esperaban con una tarjeta y una rosa para cada mujer que ingresaba al estadio. Fue un detalle muy lindo”, detalló Úrsula.

Un consejo para una mujer que quiere emprender y aún no se anima…

Que busque socios/as y que arranque. Son las dos cosas más difíciles de hacer: encontrar un gran equipo y tener el coraje de dar el primer paso. Luego de eso, las oportunidades son infinitas y las recompensas enormes. También me puede escribir un mail y ¡quizá con un café la convenzo!”, alentó Luciana.

También con convicción Danniela compartió: “Si sos capaz de levantarte todos los días en este mundo siendo mujer, sos capaz de tener tu propio negocio exitoso. Los problemas pueden aparecer, pero con las herramientas adecuadas, vas a poder conquistar el mundo”. 

Creo que hay pocos sentimientos tan feos como el que se asocia a la frase ‘¿qué hubiera sido si me hubiese animado a tal cosa?’ o ‘¿qué hubiese pasado si tal cosa?’. Hoy por hoy están las condiciones dadas especialmente para emprender, para lanzarse al mercado. Tenemos la información al alcance de nuestra mano, capacitaciones gratuitas, artículos de miles de expertos, herramientas que brindan versiones gratuitas para comenzar a probar distintas técnicas, casos de éxito y de ‘fracaso’ de los que aprender. Si hay un momento clave para emprender un proyecto es ahora”, enfatizó Sol. Por otro lado, aclaró:  “Les aseguro que no hay sensación más gratificante que sentirse acompañada, apoyada y motivada por una amiga, familiar o compañera de trabajo y luego poder devolver con esa misma moneda. Tenemos que unirnos cada día más, pero no en contra de los hombres, sino que a favor de todas las mujeres que nos rodean”.

(Lee: Las cinco enseñanzas para emprendedoras que deja WeXchange)

Úrsula también se sumó a brindar inspiración y energía positiva para las mujeres que desean emprender: “¡Que se animen! De cada experiencia uno saca aprendizajes, nos podemos equivocar, pero creo que el peor error que uno puede cometer es no jugarse, quedarse con la duda de ‘qué hubiera pasado si’…  Tuve mi emprendimiento, mi negocio durante 4 años cuando mi primera hija nació, dejando la vida corporativa y nunca me arrepentí. Hoy, más de 5 años después, vendí el fondo de comercio, volví a trabajar en relación de dependencia en Real Trends y puedo decir que soy feliz. El equilibrio logrado es bárbaro y aprendí mucho de cada una de las experiencias vividas”.

De este modo, cuatro mujeres ejecutivas, de espíritu emprendedor nos compartieron con generosidad su energía positiva, reflexiones y buenos deseos para que el rol de la mujer siga creciendo y construyendo un camino exitoso tanto en el plano laboral como profesional.