Tecnología y educación: la apuesta de Apple por la educación en México

En un mundo globalizado y con un entorno digital cada vez más variante, resulta completamente necesario brindar a los jóvenes una educación digital.

Apple Distinguished School es una certificación que brinda Apple Education, por invitación, a los centros educativos que han adoptado métodos de innovación continua y que abarca aspectos culturales, trabajo colectivo, desarrollo de habilidades, herramientas de evaluación, gestión financiera y el vínculo con la comunidad. Recientemente, se renovó dicho reconocimiento a la labor del Colegio Mazenod por integrar la tecnología de Apple en el área de la educación, dentro y fuera del aula y motivar a los estudiantes a desarrollar sus talentos, su creatividad y su imaginación a través de ella, en todas sus secciones: Preescolar, Primaria y Bachillerato. 

La certificación Apple Distinguished School se otorga sólo a los centros de liderazgo y excelencia educativa que proyectan una visión de aprendizaje a través de la tecnología ubicándolas como las escuelas más innovadoras del mundo.

(Lee: Educación online: el desafío de superar la escasez de talento)

Para México, este tipo de certificaciones representan un avance significativo en materia de educación y tecnología. Cabe resaltar que, ante los resultados en las pruebas de PISA que ubicaron a los mexicanos dentro de los países con peores resultados en materia de educación al no aprobar un sólo examen en ciencias, lectura y matemáticas, se hizo latente la necesidad de incoportar al sistema educativo mexicano nuevos métodos de enseñanza que permitan a los estudiantes acceder a nuevas formas del conocimiento.

Actualmente, México invierte US$27,848 en educar a cada estudiante de seis a 15 años, según datos de la OCDE. En los últimos cuatro años, según datos del Gobierno Federal, se han gastado más de MXN$47,500 millones para mejoras en materia de educación. Sin embargo, esta inversión no se ha visto reflejada en materia de tecnología aplicada a la educación. 

Tecnología y educación: los retos que están por venir

Ante el panorama, resulta de vital importancia ahondar sobre el papel de la tecnología en materia de educación. En México, más del 70% de las escuelas de educación básica no cuentan con materias de desarrollo tecnológico, programación y educación digital. Para ser precisos, el 30% de éstas, no cuentan con la infraestructura necesaria para hablar de desarrollo tecnológico.

(Lee: Cinco formas en las que la Inteligencia Artificial puede apoyar a la educación)

En un mundo globalizado, cambiante y con un entorno digital cada vez más variante, resulta completamente necesario brindar a los jóvenes una educación digital. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos, el trinomio México – Educación – Tecnología, es débilmente existente, aunque va mejorando. 

“En México, más del 70% de las escuelas de educación básica no cuentan con materias de desarrollo tecnológico, programación y educación digital”.

“Educación tecnológica más un plan educativo humanista, contribuyen a fortalecer el crecimiento integral de cada uno de nuestros alumnos; si a esto sumamos un proceso permanente de planificación, práctica y mejora que fortalece la creatividad, la colaboración y el pensamiento crítico, obtenemos estudiantes calificados, que saben coexistir en el mundo real y el entorno digital”, comentó Alejandra Ruíz, Directora General del Colegio Eugenio D’Mazenod. Y agregó: “En el Colegio D’Mazenod tenemos la certeza de que para que nuestros jóvenes estén realmente preparados para el mundo del siglo XXI, deben tener conciencia de los problemas reales que aquejan a nuestra sociedad, estar al tanto de los cambios constantes que se viven en el mundo y saber que esos cambios nos afectan a todos sin importar el lugar en donde se produzcan”.

Programas como Apple Distinguished School ayudan a potencializar las capacidades de los estudiantes, gracias a la implementación de planes de enseñanza personalizada con herramientas tecnológicas como el iPad, la Mac y las Apps, con las que todos los maestros pueden crear libros Multi-Touch y materiales personalizados que utilizan, a través de iTunes, para impartir el contenido.

(Lee: La educación del futuro pasa por personalizar el aprendizaje con la tecnología)

En un ambiente inspirador con espacios diseñados para potenciar el aprendizaje, los maestros y los estudiantes crean, se comunican e interactúan mediante aplicaciones y contenido personalizado que genera potentes experiencias de aprendizaje.

El Colegio Eugenio D’Mazenod fue la primera institución mexicana en recibir el certificado por parte de Apple Education en el año 2014.

Fuente imagen destacada