Mexicanos crean impermeable del tamaño de una tarjeta de crédito

Los emprendedores Daniel Raich y Jacobo Motola crearon Raincard, “la primera tarjeta que te protege de la lluvia”.

Cansados de mojarse en los festivales de música en donde no se puede entrar con paraguas, o en el estadio apoyando a su equipo favorito, o simplemente al caminar por la calle cuando cae una lluvia atípica, los emprendedores mexicanos Daniel Raich y Jacobo Motola diseñaron un impermeable desechable del tamaño de una tarjeta de crédito que puede llevarse en la cartera. Así fue como nació su empresa, Raincard.

Dos de las cosas que no se olvidan al salir de casa son la cartera y el celular, por ello, estos emprendedores decidieron que su producto tendría que ser igual de portátil para que siempre pueda estar con sus consumidores.

(Lee: Fundadores de las startups más exitosas de Latinoamérica comparten las claves de su éxito)

Raincard, que los emprendedores venden como “la primera tarjeta que te protege de la lluvia”, fue desarrollado como el primer impermeable del tamaño de una tarjeta de crédito, pensado para llevarse todo el tiempo en una cartera, bolsa del pantalón o básicamente en cualquier parte.

“Fue la necesidad que detectamos y empezamos a hacer pruebas, experimentar con diferentes materiales hasta que desciframos la manera de cómo hacerlo y empezamos a trabajar a mayor escala para poder tener un producto listo para venderse”, destacó Daniel Raich.

(Lee: IGNIA vuelve a invertir en la startup mexicana AirTM)

Con este invento los emprendedores Raich y Motola esperan abrirse paso primero dentro del mercado local y después a nivel internacional, para dar a conocer al mundo el poder del ingenio mexicano. En el mercado local detectaron un potencial enorme por los muchos meses de lluvia, pero al ser un producto tan universal puede ser funcional para cualquier país.

“Tenemos planes de expandirnos por Centroamérica, y Estados Unidos cuyo mercado es potencial para nosotros, ya que tienen muchos eventos deportivos y conciertos al aire libre, es ahí donde podemos potencializar nuestro producto”, comentó Raich.

Este proyecto tiene alrededor de tres años, sin embargo en el último año, pasó de ser un proyecto, a ser un producto. Actualmente trabajan de la mano con empresas distribuidoras con quienes empezarán a comercializar las tarjetas, incluso también existe la posibilidad de personalizar el diseño del producto y colocar logotipos para que las marcas ofrezcan un promocional innovador y funcional para las personas.

(Lee: Prepara tu startup para ser aceptada por un fondo de inversión)

Para Raich es muy importante que su producto sea amigable con el medio ambiente, por ello, ya que cuentan con un producto listo para comercializar, los planes para la siguiente etapa es sacar un impermeable biodegradable, con materiales más amigables con el planeta como plásticos hechos a base de materiales orgánicos.

Actualmente Raincard se encuentra levantando inversión a través de una campaña de fondeo colectivo en Kickstarter para disparar el crecimiento de su empresa.

(Lee: Seedstars lanza los dos primeros espacios para su comunidad de emprendimiento en América Latina)

Además del impermeable portátil, Raich y Motola no descartan explorar nuevas líneas de negocio. “Así como con Raincard detectamos algo que lleva pasando toda la humanidad, que es la lluvia y le encontramos una solución práctica, nos encanta la idea de voltear a ver estos problemas tan ordinarios que siempre han existido y ofrecer nuevas soluciones para eso”, adelantó Raich.

Photo by Alesia Kazantceva on Unsplash