Prepara tu startup para ser aceptada por un fondo de inversión

De acuerdo con el Instituto del Fracaso, el 40% de las nuevas empresas fracasan por falta de financiamiento.

Levantar capital para fondear una empresa suele ser complicado en una economía en desarrollo y, sin duda, una tarea complicada para todos los emprendedores. Sin embargo, la existencia de la Asociación Mexicana de Capital Privado (AMEXCAP) refleja el interés de la iniciativa por desarrollar la industria del capital privado en el país.

El crecimiento del capital es claro, hoy en día AMEXCAP representa a 110 firmas de capital privado en México, de las cuales 30 están dedicadas al capital de riesgo, entre las que se encuentran Adobe Capital, Angel Ventures, Momentum Capital, On Ventures, entre otras.

(Lee: Quiena, la primera plataforma de inversión para que ahorristas puedan invertir como millonarios)

Sin embargo, la oferta sigue siendo limitada a comparación de los cientos o miles de empresas emergentes que requieren de fondeo para seguir creciendo. De hecho, de acuerdo con el Instituto del Fracaso, el 40% de las nuevas empresas fracasan por falta de financiamiento.

Cerrar una inversión no es una tarea sencilla. De acuerdo con Jorge González Gasque, director general de G2 Consultores, incluso con un pitch deck convincente y una buena propuesta de valor, las startups realizan siete u ocho pitches diferentes para conseguir una inversión. Lo importante es convencer al inversionista de apostar por tu idea y no por la de alguien más.

(Lee: Pedro Freire, cofundador de Mercadoni: “Levanta tu ronda semilla en Colombia, el resto en el extranjero”)

A continuación te presentamos cinco consejos que debes tomar en cuenta antes de buscar un fondo de inversión:

1. Busca el fondo correcto

Recibir inversión es como casarse, es una relación que puede durar años y donde el inversionista se vuelve parte de la empresa. No todos los inversionistas son iguales, por lo que es crucial elegir inteligentemente con quien trabajar de acuerdo a su perfil y a las necesidades de tu startup.

“Si el fondo que buscas está buscando oportunidades regionales en Latinoamérica y tú estás totalmente enfocado en México, pues no hay ‘match’. Tu propuesta tiene que ser afín a lo que busca el fondo al que estás pitchando”, señaló González Gasque.

En el caso de los inversionistas ángel, es importante que no sólo se busque su capacidad de aportar capital, sino experiencia, contactos y recursos en áreas clave para el éxito de la empresa.

Una vez que la startup tiene las primeras ventas estables y ha demostrado la viabilidad de su modelo de negocio, los fondos de capital semilla pueden convertirse en una opción interesante. En general, los fondos no tendrán un nivel de involucramiento tan elevado como el inversionista ángel, sin embargo estos formarán parte del consejo de administración de la empresa.

(Lee: ¿Cómo cambiar “El talento está en todos lados, las oportunidades no” en América Latina?)

Los fondos de capital de riesgo suelen tener tesis de inversión bien definidas para las cuales podrán aportar recursos que te permitirán escalar al siguiente nivel, ya sean contactos, temas de propiedad intelectual, gestión institucional e incluso programas de aceleración.

Es recomendable acercarse a un fondo que tenga un portafolio de empresas cuya industria o giro sea similar a la tuya, esto aumentará tanto las probabilidades de que seas fondeado. También toma en cuenta que dependiendo de la etapa en la que se encuentre tu startup, será el tipo de inversor que podría estar interesado en ti.

Fondo de inversión

2. Reduce riesgos

Los administradores de los fondos son empresarios que deben reportar resultados a sus inversionistas, por lo cual al invertir dinero en una empresa no sólo miden el riesgo de mercado de su transacción. Tener en orden todas las cuestiones legales y contables es indispensable.

Por otra parte, es vital reducir los riesgos de perder tu personal clave. Si tu director comercial o de tecnología son una pieza fundamental de tu equipo y no son cofundadores, los fondos esperarán que tengas contratos bien estructurados con ellos, o que tengas alto incentivos para evitar que la competencia pueda quitártelos.

(Lee: Jaime Navarro y cómo seducir con chatbots a un gigante de la industria de viajes)

“Los emprendedores tienen que entender que los fondos son instituciones que responden a terceros y requieren dar explicaciones, si detectan una vulnerabilidad y la pasan por alto pueden ser acusados de negligentes”, apuntó González Gasque. “Muchos piensan que se trata sólo de gustarle al inversionista y no se dan cuenta que es un asunto más complejo que implica en gran parte mitigar riesgos, porque el riesgo también es muy grande para el inversionista”, agregó.

3. Conoce tus números

El efectivo es el rey en cualquier emprendimiento. Es muy importante que tengas claros los datos financieros clave de tu negocio: costos, flujo de efectivo, estados financieros,  objetivos de ventas y valuación. Un inversionista necesitará confirmar que conoces cada rincón de tu negocio.

Adicional a conocer tu presente, es importante prever el futuro. Antes de llegar con un fondo realiza proyecciones financieras de lo que lograrás sin ellos y lo que lograrías con ellos, así como un desglose detallado de en qué invertirás su dinero.

(Lee: Las diez oportunidades del ecosistema emprendedor latinoamericano)

“Es importante tener métricas previas, objetivos claros y tener una buena explicación de qué es lo que harás con la inversión”, agregó Gasque. “Sin embargo nada podrá dar más fuerza a tu proyección financiera que una prueba de la tracción de tu negocio en el mercado”.

4. ¿Por qué tu equipo es el mejor?

Aquí no sólo los clientes y números son importantes, pues los fondos también están interesados en tu equipo de trabajo. Este debe estar conformado, obligatoriamente, por expertos en el área. Recuerda que debe ser un equipo acorde con el producto o servicio que estés desarrollado, en donde haya expertos en producto, marketing y ventas, finanzas, etcétera. Contar con experiencia en el sector es un valor añadido.

Aunado a eso tu equipo debe estar preparado para cambiar o adaptar el producto inicial en cualquier momento, ya que el mercado cambia constantemente.

5. Está bien recibir ayuda

De acuerdo con Stya Patel, fundador de la firma internacional de capital de riesgo Homebrew, sólo el 1% de las empresas que aplican a fondos de inversión consiguen levantar capital. Con una tasa de éxito tan reducida, nunca está de más tener un apoyo para seguir creciendo.

Acércate con firmas de consultoría, ya que probablemente necesitarás ayuda de especialistas de acuerdo con tu etapa de crecimiento.

Photo by Alain Pham on Unsplash