Ya no basta ser la empresa más exitosa solo porque se ofrece un buen producto o servicio

Valeria Porto, directora de recursos humanos de PayPal Latam, explica por qué los valores sociales son el nuevo aliado del éxito empresarial.

Por: Valeria Porto, Director Human Resources PayPal Latam 

Las sociedades, según avanzan tecnológicamente también reflejan cambios en sus valores, los cuales fortalecen la identidad de las distintas generaciones.

Igual ocurre en el mundo de los negocios; ya no basta ser la empresa más exitosa solo porque se ofrece un buen producto o servicio, sino porque promueve valores sociales que no se limitan a una campaña de relaciones públicas, sino a la realidad del funcionamiento diario de la misma.

(Lee: Startups con mayor diversidad de género en su equipo directivo sobreviven más)

Nos resulta muy común leer o escuchar sobre igualdad, equidad y paridad en un contexto social. A nivel de opinión pública, esto se ha convertido en una vara alta con la cual el público mide el comportamiento de sus gobiernos, entidades y empresas privadas. Aquí, Internet y las redes sociales funcionan como la plataforma de difusión de esa medición que el público hace de cómo y cuánto se respeta, promueve o violentan esos valores sociales. 

No debe extrañar entonces que aquellas empresas que ponen en práctica estos valores sociales, vean reforzada exponencialmente su imagen ante ese público, que hoy en día es más exigente y más dispuesto a denunciar o elogiar a través de las redes sociales.

(Lee: Compartir problemas y crear ficciones, las claves de Jorge Vázquez (Continental) para startups)

En este contexto, analicemos por ejemplo los datos demográficos más recientes de PayPal, correspondientes al 2016. Se destacan entre otros que el 44% de su base de empleados son mujeres y que hay representadas 122 nacionalidades. Un tercer dato que sobresale es el de la paridad salarial (igual paga por igual trabajo) el cual está en 99.97% a nivel de género y en 99.91% a nivel étnico.

Seguro que usted coincidirá en que cualquier empresa que tenga semejantes cifras estaría solidificando su imagen corporativa en lo que respecta a valorizar la igualdad de género, la paridad salarial y la diversidad.

La imagen corporativa de cualquier empresa ganaría mayor solidez si su base de empleados está nivelada entre millennials y otras generaciones; o si hay una sólida representación de grupos poblacionales étnicos, especialmente negro-afroamericano e hispanos.

Lo anterior podemos etiquetarlo como ejemplos de la composición de una empresa ejemplar y eso, siempre se refleja en el respaldo del público a los servicios o productos que esa empresa ofrece.

(Lee: Vincent Rosso (ex BlaBlaCar ) y Antonio Robert (ex Tuenti) revelan las claves para el éxito emprendedor)

Si comparamos cómo ocho de las principales empresas de nuestra industria se comportan en cuanto a igualdad de género en su base de trabajadores, notaremos que PayPal lidera con ese 44% de su base de empleados compuesta por mujeres, seguido de eBay con un 43% y Amazon con un 39%. Llama la atención que Facebook tiene un 33% y que apenas el 31% de la base de empleados de Google son mujeres. 

Al abarcar este tema recientemente, Dan Schulman, principal oficial ejecutivo de PayPal, destacó la importancia de que las empresas democraticen los servicios y capacidades financieras desde adentro mediante la construcción de un equipo global de empleados que refleje las comunidades con las que esa empresa trabaja y la diversidad de clientes a los cuales sirve.

“Es por eso que ‘inclusión’ es un valor central y define quiénes somos y todo lo que hacemos”, destaca Schulman. 

Ciertamente el éxito en el mundo de los negocios ya no se limita a competir con bienes y servicios. Hay que sumar también cuánto y cómo se promueve a través del funcionamiento diario de la empresa, aspectos tan importantes para el público como son por ejemplo, la inclusión, igualdad, equidad y la paridad salarial.

Fuente imagen destacada