Postin, la apuesta por los consumidores como los verdaderos influenciadores de las marcas

Postin es una plataforma que le permite a las marcas hacer marketing de voz a voz a través de las redes sociales de sus auténticos consumidores.

Aunque no tienen tantos seguidores en sus redes sociales como Shakira, James Rodriguez o Sofía Vergara -figuras públicas que envidiaría cualquier campaña de ‘influencer marketing’-, las personas del común tienen un poder de credibilidad en su círculo social que las marcas podrían aprovechar. Es eso precisamente lo que Postin busca facilitar y, de paso, entregarle un beneficio a los consumidores.

Este emprendimiento nació hace un año y en junio pasado ingresó al programa de Descubrimiento de Negocios de Apps.co, una iniciativa de MinTIC que Atom House ejecuta en Medellín en asocio con Parquesoft Antioquia.

(Lee: La telemedicina es el futuro y este emprendedor ecuatoriano lo sabe bien)

En entrevista desde la capital paisa, Daniel Tamayo, CEO de Postin, nos cuenta cómo han desarrollado la plataforma, por qué las marcas deberían tenerla en cuenta y cómo han aprovechado el programa para proyectar su startup.

¿Cómo nace la idea detrás de Postin?

Daniel Tamayo: La idea nace a partir de un emprendimiento previo, un magazine para mujeres en Instagram que llegó a tener 1.6 millones de mujeres en la comunidad. El sueño era poder monetizarlo a través de redes sociales con marcas que estuvieran interesadas en pautar pero me dijeron ‘yo no sé quién es Feminic, yo le pago a Soho o a otra revista porque sé quién es el validador de mi mensaje o le pago a un influenciador para que hable de mi marca’. Así que Postin nace de una exigencia de las marcas mismas y es que no hay un mejor mensaje que el que esté dado por una persona. La gran conclusión de ese emprendimiento fue que los mensajes de las marcas son mucho más relevantes cuando son de persona a persona y no de marca a persona.

¿Hablamos de personas que no son influenciadores pero que tienen influencia?

DT: Una de las tendencias en marketing que más está creciendo es el influencer marketing. Esta tendencia está exclusivamente orientada a personas influenciadoras que normalmente tienen una gran cantidad de seguidores. Lo que hacemos es decirle a las marcas que hay muchas personas que somos todos nosotros que tenemos más credibilidad que un influenciador o una figura pública: ‘Venga reconozca mi influencia y téngame en cuenta en su estrategia de marketing’.

“Lo que hacemos es apalancarnos en la credibilidad que tienen las personas en su comunidad en redes sociales”.

Entonces Postin le apuesta a los propios consumidores…

DT: Postin es una plataforma que le permite a las marcas hacer marketing de voz a voz a través de las redes sociales de sus auténticos consumidores. Tú podrías ir a un restaurante y ese restaurante va a estar interesado en que tú como consumidor real hables de esa marca a tus amigos en redes sociales. Lo que hacemos es apalancarnos en la credibilidad que tienen las personas en su comunidad en redes sociales.

Y les abre una nueva posibilidad a las marcas…

DT: Hasta la fecha, para una marca era muy difícil tomar a todo el mundo porque es una cantidad impresionante de personas y decirles ‘bueno, ustedes son parte de mi estrategia y les voy a dar un beneficio’. Nosotros lo que hacemos con la herramienta es precisamente darles esa posibilidad. Lo más parecido a nuestra competencia podría ser el influencer marketing y también iniciativas propias de las marcas que apuntan a generar descuentos pero no hemos visto mucho esto porque no se tiene mucho control sobre esa estrategia.

(Lee: Una herramienta que mide emociones e intenciones, la startup ganadora de Seedstars Jamaica)

¿Qué obtienen los consumidores al compartir sus experiencias?

DT: Luego de asociar sus perfiles de redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram) en la aplicación, el usuario va a poder ver ciertas marcas de acuerdo con su perfil. Cuando va a esa marca a utilizar la aplicación, Postin va a calcular un beneficio, a través de un algoritmo basado en un modelo matemático, que se va a ganar por compartir su experiencia en las redes. El beneficio se calcula con dos variables: el valor de la compra y la cantidad de amigos que tiene en la red social en la que va a publicar.

Si voy a un restaurante a cenar, ¿qué tengo que hacer?

DT: Vas a la app, ingresas al cliente, incluyes los productos que le pediste al mesero, la app te da un código de seis caracteres, se lo das al mesero y él lo corrobora en un administrador web que tienen las marcas. 24 horas después si no has borrado la publicación ni la editas y cumple con la referencia de marca (taguear la marca e incluir un hashtag), el beneficio se carga a tu billetera virtual dentro de la app. El beneficio se puede consumir dentro de cualquier marca en la app. No es un descuento inmediato sino que es un dinero que se deposita en la aplicación para que lo reconsumas en cualquier marca dentro de la app.

(Lee: La historia de la startup colombiana Tekus: “Para nosotros parar nunca fue una opción”)

Entonces, ¿lo que hace Postin es aprovechar algo que ya hacían los consumidores…?

DT: Uno de los puntos de apoyo que ha tenido el proyecto es que no queremos poner a la gente a hacer algo que no hace, queremos apalancarnos en lo que ya hace la gente y entregar una herramienta para poder sacar un beneficio de eso que ya están haciendo. Un beneficio tanto para los usuarios como para las marcas porque hay muchas que quisieran dar ese salto y si otras ya lo están haciendo naturalmente pues incentivarlas a que lo hagan más.

“Queremos apalancarnos en lo que ya hace la gente y entregar una herramienta para poder sacar un beneficio de eso que ya están haciendo”.

¿Cuál fue el principal aporte del programa de Apps.co para Postin?

DT: El principal aporte y beneficio que nos dieron fue enseñarnos a tener una metodología de cómo ejecutar exactamente una idea y llevarla a la realidad. Uno muchas veces tiene un montón de ideas pero la magia al final está en la ejecución, ellos nos dieron una metodología y nos enseñaron a ejecutar el proyecto.

¿Cambió algo en el producto gracias al programa?

DT: Inicialmente el modelo de Postin era que las personas iban a compartir la experiencia en los restaurantes y obtenían un descuento sobre la factura. En el acompañamiento de Apps.co, conversando con los mentores, hicimos un análisis del riesgo de entregar el beneficio inmediato y que el usuario pudiera borrar la foto tan pronto sale de del establecimiento. A partir de eso, si bien es el mismo objetivo, el modelo es diferente. Además, esto le da un plus al modelo y es que vas a entregarle al usuario un beneficio posterior que va a incentivar una recompra.

(Lee: Seedstars reúne en México a los mejores emprendedores latinos)

¿Cuál es el balance general y hacia dónde apuntan en el corto plazo?

DT: Analizando todos los datos de la prueba piloto, porque antes nos basábamos en hipótesis, los resultados han sido maravillosos. Tuvimos una aceptación muy grande de parte de usuarios, ya la habíamos tenido por parte de las marcas. Fue bastante positivo porque aprendimos un montón para mejorar y reconocer el potencial real que tiene el producto en el mercado. La proyección en el corto plazo es tener una proporción de alrededor de 50 a 100 marcas en los próximos tres meses solo en Medellín. Y pensando a mediados del 2018 estar incursionando en la ciudad de Bogotá.

Photo by Toa Heftiba on Unsplash