Una ventana abierta: Instituciones bancarias, startups e innovación en América Latina

"La mejor forma de innovación para las entidades financieras es la combinación de procesos de innovación interna con externa". - Andrés Fontao, Finnovista.

Por: Andrés Fontao, Managing Partner de Finnovista

El sector Fintech está cambiando la forma en que entendemos la industria financiera. Los servicios financieros están experimentando profundas transformaciones debido principalmente a nuevas tecnologías promovidas por startups cuyas innovaciones y modelos de negocio están llamadas a jugar un papel clave en la transformación del sector tal y como lo conocemos.

Actualmente el sector bancario y financiero se enfrenta a grandes desafíos. Uno de ellos es adaptarse a la revolución digital donde son las startups Fintech las que se están posicionando como las principales propulsoras del cambio, obligando a los actores más tradicionales a evolucionar al mismo ritmo. Las instituciones financieras están muchas veces inmersas en rutinas internas que inhiben su innovación y que les impiden avanzar.

(Lee: Una de cada tres personas conectadas ya utiliza servicios FinTech)

Así, existen dos estrategias para innovar: optar por la innovación abierta en colaboración con startups, o contemplar la innovación como un recurso interno sin necesidad de vincularse con dichas startups del sector Fintech.

(Lee: Las 124 startups que consolidan a Colombia como tercer ecosistema FinTech de América Latina)

La Innovación Colaborativa es la forma más eficiente de innovación para el mundo financiero. Está demostrado que la innovación interna como única forma de innovación no es lo suficientemente rápida para ir en línea con las necesidades del mercado y los avances de la tecnología. La mejor forma de innovación para las entidades financieras es la combinación de procesos de innovación interna con externa.

Colaboración abierta

“La mejor forma de innovación para las entidades financieras es la combinación de procesos de innovación interna con externa”.

La clave en este sentido es encontrar la fórmula de innovación abierta que más se adapte a cada una de las entidades en función de su filosofía y su predisposición al cambio. Programas como los hackathons, las conferencias como FINNOSUMMIT, las competencias de startups, las aceleradoras o los corporate VC’s son distintas soluciones de Innovación Colaborativa entre las que las entidades financieras pueden elegir.

(Lee: FINNOSUMMIT lo confirma: La revolución Fintech ya es una realidad en Sudamérica)

No obstante, la dificultad radica en elegir la estructura que dirija a la organización hacia el cambio y la obligue a moverse fuera de su zona de confort. El verdadero desafío es que las instituciones financieras en América Latina aprendan y sean capaces de hacer cambios culturales y organizativos que fomenten la innovación, la experimentación y la colaboración con startups de su entorno. Y, de igual forma, la industria bancaria debe establecer procesos para colaborar con las entidades tradicionales, organizaciones públicas y privadas, competidores, emprendedores, clientes o inversores debe convertirse en uno de sus pilares principales dentro de su estrategia digital para lograr sobrevivir a los nuevos tiempos.

(Lee: La primera generación de Startupbootcamp FinTech en América Latina)

Un claro ejemplo de la innovación que debe surgir entre ambos sectores lo podremos observar a través de Visa’s Everywhere Initiative, competencia de startups Fintech presentada por Visa y diseñada para acelerar la innovación en funcionalidades de pago y servicios financieros, reuniendo el talento emprendedor de América Latina para crear soluciones de vanguardia y que celebrará su final regional para Latinoamérica dentro del marco de FINNOSUMMIT, evento a celebrarse el próximo 9 de noviembre en Miami, como el escenario idóneo para analizar este ecosistema de forma integral. (Consulta la agenda aquí para conocer más detalles).

Photo by Chris Barbalis on Unsplash