El Ethereum, la alternativa favorita al Bitcoin

De considerar al Bitcoin como la criptodivisa imbatible, el Ethereum podría ser la mejor de entre las ‘mortales’.

Tras atravesar con nota el fork veraniego que vio la creación del Bitcoin Cash, el Bitcoin ha consolidado su posición de fuerza sobre el mercado mundial de las criptodivisas. Está claro que, actualmente, nadie le puede hacer frente al BTC. Durante la primera semana de septiembre, esta moneda electrónica se vendía a más de US$4.000 por unidad, y nadie ni nada parece poder oponerse a su potencia.

“El mercado de las criptodivisas es un espacio económico cada vez más interesante para numerosos inversores, que ahora empiezan también a dedicar parte de su tiempo a los competidores principales del Bitcoin”.

Sin embargo, el mercado de las criptodivisas es un espacio económico cada vez más interesante para numerosos inversores, que ahora empiezan también a dedicar parte de su tiempo a los competidores principales del Bitcoin. Bien porque hay espacio para más de una criptodivisa en el futuro o porque algunos siguen apostando a que el Bitcoin perderá fuerza en algún momento, las alternativas al BTC son cada vez más interesantes. Y, entre todas ellas, hay una que le saca al resto unos cuantos cuerpos de distancia en la carrera por el éxito.

El ‘rey’ de los mortales

De considerar al Bitcoin como la criptodivisa imbatible, el ether podría ser la mejor de entre las ‘mortales’. La plataforma de esta divisa, la conocida como Ethereum, se basa en contratos inteligentes entre pares y ha visto como su cotización se ha disparado durante el año 2017.

La historia del ether y de Ethereum comienza en el 2013 de la mano de Vitalik Buterin, y tuvo un rápido despegue, llegando a ser más que conocida en el sector financiero en muy poco tiempo. Tanto fue así, de hecho, que en los primeros meses de 2016 la unidad de ether se vendía ya a un precio de US$19,59. Sin embargo, su progresión se vio enormemente frenada cuando un hacker consiguió saltarse todos los protocolos de seguridad de la moneda y asestó un golpe a la criptodivisa valorado en US$50 millones.

(Lee: La primera plataforma de contratos inteligentes asegurada por Bitcoin levanta US$3.5 M)

Así, el ether, para llegar a su papel de ‘segunda mayor criptomoneda del mundo’, ha tenido que resurgir de sus cenizas, cual ave fénix. Diciembre del 2016 vio el menor máximo mensual del ethereum en tiempo, con tan solo US$8,84 por unidad de Ethereum. En marzo de 2017, el máximo mensual ya ascendía hasta casi los 60 dólares, y al mes siguiente subía hasta 84. Sin embargo, lo más grande aún estaba por venir, marcando en junio un máximo de 412 dólares por divisa, para luego bajar hasta el actual valor del Ethereum, cercano a los 350 dólares.

No cabe duda: el ethereum es el rey en los territorios que no pertenecen al Bitcoin. Sin embargo, por debajo de esta moneda, hay otras que están dispuestas a darle mucha guerra.

Litecoin

De haber una competencia directa para el ether, probablemente esta sea el Litecoin, una criptodivisa que actualmente se cotiza alrededor de los US$75. ¿Con qué ventajas cuenta esta moneda electrónica respecto al ethereum y, también, respecto al bitcoin?

(Lee: Así es como el bitcoin puede ayudar a startups y pymes)

Pues, principalmente, que se adapta mucho mejor que cualquier otra a las operaciones más pequeñas y del día a día. Las transacciones con esta criptodivisa se realizan en un tiempo mucho menor que, por ejemplo, con el bitcoin, y además se producen muchas más unidades que de las otras monedas electrónicas, por lo que se puede adaptar perfectamente a las compras y ventas diarias de la población en general. Éste es el principal factor con el que cuenta el litecoin para confiar en su ascenso.

Dash

Menos conocida que el ether e, incluso, que el litecoin, el dash se basa sobre una tecnología de base P2P totalmente descentralizada. Quizás, lo más llamativo de esta criptodivisa es su modelo de funcionamiento, basado en un sistema de votación que aprueba cualquier cambio en la orientación o financiación del dash.

Monero

Esta criptodivisa, la menos conocida de todas las listadas en el artículo, tiene claro su plan de desarrollo: el anonimato total. Y es que, a través de esta oscuridad en las transacciones, el monero se ha convertido en la divisa electrónica favorita de la deep web a la hora de realizar pagos por servicios, trabajos o productos ilegales. Gracias a esta marcada personalidad, el monero se convirtió en 2016 en la divisa electrónica con mayor crecimiento. El caso es, sin embargo, si esta subida es suficiente como para plantarle cara al gigante de las criptodivisas mortales: el ether.

Acerca del autor

Pulsosocial

Pulsosocial

Media outlet de Emprendimiento, Marketing, Tecnología e Inversión en Latinoamérica.