Lleva tu startup al nivel de las mejores empresas de Silicon Valley

Tomás O'Farrell, cofundador de Workana -la primera red de trabajo remoto e independiente de Latinoamérica- explica qué hacen las #1 para llegar al éxito.

Parece ser que todos los días escuchamos una nueva historia de cómo una empresa nacida en Silicon Valley está revolucionando y conquistando el mundo. Facebook, Google, Uber, Airbnb y varias más están constantemente en las tapas de revistas, en la radio o en la TV.

(Lee: Así se mueve el emprendimiento digital en América Latina)

Tomás O’Farrell, cofundador de Workana -la primera red de trabajo remoto e independiente de Latinoamérica- explica qué hacen las #1 para llegar al éxito.

1. Probar, aprender e iterar

Las empresas tecnológicas en Silicon Valley se han convertido en expertas en el ciclo de probar, aprender e iterar. No pretenden tener las respuestas, sino que se las ingenian para poder probar muchas cosas muy rápido y a un costo bajo.

Hoy es muy fácil armar una página mostrando el producto, los beneficios que tiene, y pedir un email al que quiera saber más. Según la respuesta que tenga esa iniciativa, podremos tomar una mejor decisión sobre si vale la pena producir ese producto o no.

2. Distribución y comunicación ¿por qué son clave?

Lo que estas empresas han entendido muy bien es que no siempre el que tiene el mejor producto, o incluso la mejor tecnología, es quien termina siendo líder de mercado. Para eso debemos tener una distribución y comunicación excelentes. Como ilustración de esto, las dos áreas donde Steve Jobs pasaba más tiempo cuando lideraba Apple eran el diseño de nuevos productos y las campañas publicitarias, aprobando cada anuncio personalmente.

(Lee: Las ocho claves de una startup de viajes para obtener 2 M de usuarios al mes)

Tanto nuestro sitio como toda la estrategia de comunicación online deben ser una parte central de la empresa. Para conseguir que nuestra distribución y comunicación estén al nivel de los grandes, tendremos que entender cómo está funcionando lo que hacemos. Esto antes era misión imposible. Hoy las herramientas de medición, análisis y business intelligence son muy completas, y nada caras. Google Analytics, por ejemplo es gratis, y hay varias más que uno puede tener pagando un fee muy bajo cada mes.

3. Mantener la mente abierta

Aunque parezca el más fácil, este puede ser uno de los más difíciles. Algo que está bien moldeado dentro de la cultura de Silicon Valley es el deseo y el hábito de estar constantemente aprendiendo. Y tal vez debido a eso, la gente es muy abierta. Uno puede ir a casi cualquier local y preguntar qué cosas están funcionando, cuáles no, y qué cosas aprendió recientemente. Nosotros en general tendemos a ser más cerrados, pero eso termina siendo un error.

Las experiencias de otras pymes (estén en nuestra misma industria o no, van a ser la mejor fuente de aprendizaje y nuevas ideas que consigamos). Para eso tendremos que invertir tiempo en armar una red de colegas/amigos con quienes podamos compartir experiencias, y también estar dispuesto a ser abierto y compartir los propios aprendizajes sin haber recibido nada a cambio.

4. Financiamiento y modelo de negocio

En Silicon Valley están muy acostumbrados a buscar financiamiento para lanzar y hacer crecer a las empresas. Esto es un modelo muy válido, y sin eso ni Google, Facebook, Uber o Airbnb serían lo que son hoy. Pero el exceso de financiamiento puede llevar a excesos, a buscar crecer solamente por crecer.

Y aunque con ciertas empresas la idea de crecer ahora y preocuparse por el modelo de negocio luego es muy válida, como hicieron con Snapchat en América Latina, ese modelo no es viable. No existe la cantidad de opciones de financiamiento que tienen otras regiones, por lo que al perseguir ese modelo se corre el riesgo de no conseguir una nueva ronda en el momento necesario, y eso hace que tengamos que cerrar la empresa.

(Lee: Paola Mata, una latina desarrollando para Buzzfeed: La perseverancia es clave)

En conclusión, aunque ciertas conductas del modelo de Silicon Valley son muy admirables, no hay que perder de vista el objetivo de construir un negocio con fundamentos sólidos, y de ser rentables lo antes posible. Si conseguimos eso, nos quedamos con lo mejor de dos mundos, y habremos conseguido llevar nuestra PyME a un nivel superior.

*Fundada en Argentina en el 2012 y alcanzando rápidamente presencia en toda Latinoamérica, se convirtió en el marketplace líder en la contratación de freelancers de la región. Desde 2015, es uno de los socios fundadores de la Asociación Latinoamericana de Internet, junto a Despegar, Facebook, Google, MercadoLibre, Pedidos Ya, Restorando y Yahoo!

Fuente imagen destacada