Las redes sociales pierden importancia a la hora de buscar empleo o candidato

Según Bandit, las redes sociales eran antes una nueva fuente de selección de empleo pero en la actualidad ya no son novedad.

Estudios recientes demuestran que las redes sociales ya no son tan importantes como tiempo atrás para buscar empleo o candidato. Las empresas no hacen tanto uso de ellas en comparación con el año pasado, los usuarios lo perciben y al mismo tiempo no le dan la suficiente importancia a su e-reputación. ¿Qué está pasando?

“Las redes sociales eran antes una nueva fuente de selección de empleo pero en la actualidad ya no son novedad. Constituyen una red profesional y están saturando a los candidatos. No son una red de búsqueda laboral”. Así lo afirman desde la plataforma de talento digital Bandit, apuntando hacia la diferencia entre el número de currículos enviados en respuesta a ofertas de empleo publicadas en RRSS frente al número de usuarios contratados por esta vía, bastante inferior a las postulaciones.

(Lee: Privacidad: 83% de los usuarios latinoamericanos se sienten expuestos en redes sociales)

Este hecho deja entrever que las empresas no contactan en la misma medida con los usuarios tal y como estos realizan con ellas, o responden de forma tardía. En este sentido, muchos usuarios acaban por desconfiar y pensar que las redes sociales no son tan eficaces para encontrar empleo, hecho que según Bandit es real.

“Las redes sociales son un espacio profesional de intercambio y creación de networking y no una posibilidad de encontrar empleo”.

Jorge Araujo, COO de Bandit, afirma: “A día de hoy, las redes sociales se encuentran por debajo de los portales de empleo, las empresas de selección y las páginas web corporativas. Son un espacio profesional de intercambio y creación de networking y no una posibilidad de encontrar empleo”.

(Lee: Cinco beneficios de la transparencia en el trabajo)

Otro aspecto a considerar y que se construye desde las RRSS es la e-reputación de los candidatos. Si bien es cierto que desde hace un tiempo los candidatos ya tienen en cuenta la actividad que publican o dejan de publicar en sus perfiles públicos, muchos de ellos aún no lo valora y las empresas siguen prejuzgando. “De hecho, algunas compañías no han llegado a contratar a una persona por ese motivo, aun teniendo delante un buen currículum”, confirma Araujo.

El futuro de la búsqueda de empleo y candidato residen en un ‘mix’ adecuado del offline del candidato con el online de la plataforma.

Tener una playlist de candidatos pre-entrevistados y activos, que son aquellos que desean cambiarse de manera efectiva de trabajo, es lo que ya está marcando tendencia. Agiliza los procesos, aumenta la efectividad y transforma la búsqueda en eficaz para ambos players -empresa y talento-. Este es el momento en el que cambia el paradigma y es el talento el que elige la empresa, y no como se venía considerando hasta el momento, que la empresa elegía con quién deseaba trabajar.