Emprender es una tarea para enfrentar con amigos

Tienda Nube, una startup que desarrolla tiendas virtuales para pequeñas y medianas empresas, fue creada por un grupo de amigos que estudiaron juntos.

“Si quieres ir rápido, camina solo; pero si quieres llegar lejos, viaja acompañado”, dice un conocido proverbio africano. Y el punto es sin duda saber elegir a estos compañeros de viaje, porque no todo el mundo tiene “potencial de socio”, ni  todos estamos dispuestos a verles la cara todos los días o a entregarles nuestra confianza.

“Las personas que quieren emprender deberían pensar en sus futuros socios y colegas como personas con las que van a tener que establecer relaciones de largo plazo, pasar mucho tiempo juntos, momentos muy difíciles y mucho sacrificio. Por eso mismo, es importante que haya muy buena química, y si bien la amistad no es una condición necesaria, es una gran base sólida para enfrentar adversidades”, dice Santiago Sosa, CEO y Co-fundador de Tienda Nube, la primera App de plataformas de ecommerce en toda Latinoamérica.

José Abuchaem -CMO y cofundador de Tienda Nube-, Martín Palombo -CPO y cofundador- y Santiago Sosa se conocieron cursando Ingeniería en Informática, en el ITBA y se hicieron amigos durante el ingreso y en los primeros años. La carrera les exigía muchos trabajos prácticos grupales y eso los llevó a trabajar juntos, conocer sus tiempos y dinámicas.

“Hicimos muchos trabajos de la facu en conjunto y armamos un grupo de estudio para los parciales y finales. Ahí arrancó la relación de amistad pero también con un toque de trabajo, porque durante los últimos años de la carrera, empezamos un primer emprendimiento juntos y eso nos abrió la posibilidad a conocernos en otro ambiente, ya laboral. Si bien no continuamos con ese proyecto, nos gustamos mucho como equipo y decidimos seguir haciendo cosas juntos. Por eso, cuando surgió la idea de Tienda Nube el equipo ya estaba armado”, recuerda José. A ese mismo equipo también se sumaron Alejandro Vázquez – CSO y cofundador – y Alejandro Alfonso – CTO y cofundador.

(Lee: Entre socios y amigos: La confianza hecha emprendimiento)

El CMO señala dos momentos clave que compartieron:

» “Uno de los momentos más importantes que vivimos como socios fue cuando decidimos encarar Tienda Nube como proyecto serio y dividiendo nuestros roles. Decidimos quién iba a hacer cada cosa y cómo nos íbamos a organizar mucho después de haber empezado el proyecto. Fue un momento clave para garantizar que estábamos todos en la misma página, pensando lo mismo, y no generar situaciones difíciles a futuro por tener distintas expectativas”.

» “Por otro lado, como amigos creo que el más destacado fue cuando nos recibimos de la facultad e hicimos nuestro viaje de egresados a Mar del Plata. Vivimos nuestra carrera con mucha intensidad y darle un cierre fue algo muy significativo para todos. Haberlo compartido juntos fue muy emotivo”.

Martín Palombo, señala: “Algo super positivo que trae la amistad es la confianza. Y eso trae aparejada mucha honestidad, fundamental para poder trabajar de manera constructiva. He recibido mucho feedback de mis amigos que me han hecho mejorar mucho como persona y profesional.

(Lee: Wenyi Cai (Polymath Ventures): “Emprender es no cansarse de entender y resolver problemas”)

Porque los verdaderos amigos son aquellos capaces de decir lo que piensan, aunque no sea exactamente lo que esperamos escuchar, pero siempre con un espíritu constructivo, para ayudarnos a ser mejores. Habrá que analizar qué clase de amigos son aquellos que solamente tienen aplausos, alabanzas y pedidos, y preguntarse si realmente tienen “potencial de socios” para estar en las buenas y en las malas.

La difícil tarea de emprender y por qué hacerlo con amigos

“Es importantísimo que todos entiendan que están reunidos con una misión profesional, y que las expectativas de todos sean las mismas, o muy parecidas, respecto a la entrega que esto representa”, advierte Santiago.

“Emprender es una montaña rusa de emociones y poder transitarla con amigos es invaluable. Hay momentos muy muy duros, donde la fuerza de un amigo puede ayudarte a seguir adelante. Y, también, momentos muy muy felices, que son aún mejores al poder compartirlos con un amigo”, explica Martin.

“Emprender solos es dificilísimo, se necesita de un equipo de trabajo extremadamente competente y enfocado para poder resolver los problemas y obstáculos que hay en el camino. Emprender sin esas primeras personas que empujan desde el principio, y comparten el sueño y la visión es prácticamente imposible, debe haber poquísimos casos de éxito en la historia”, agrega Santiago a la idea de su socio.

Ser amigo de tu socio, ser socio de tu amigo

“Al ser socios, compartimos muchas actividades “extra-laborales” que se organizan entre las personas de la empresa, como un ‘after office’. Sin embargo, como todas amistades, tenemos momentos donde nos vemos más o menos fuera del trabajo, pero lo importante es que la amistad sigue fuerte como en los comienzos –dice Palombo-. También he aprendido que si bien nos vemos todos los días, no necesariamente significa que estás compartiendo tiempo de calidad. Es importante regar la planta de la amistad”.

(Lee: Mujeres desarrolladoras: Tres razones para emprender en el mundo tecnológico)

“Es infinitamente gratificante ir a trabajar con gente que querés y con la que compartís valores y formas de hacer las cosas. En Tienda Nube no solo los fundadores somos amigos sino que tenemos varios casos de amigos trabajando juntos. Siempre que abrimos una búsqueda le pedimos al equipo que nos recomiende personas que ellos conozcan y muchas veces las terminamos contratando. Es bueno para la empresa porque sabemos que el candidato viene recomendado por alguien interno, que conoce nuestra cultura y valores, y también es bueno para las personas, que pueden trabajar con personas con las que se sienten a gusto y tienen un vínculo personal, además del laboral”, comenta José.

“Creo que el paso del tiempo va fortaleciendo los vínculos, tanto de amistad como laborales, pero considerando que hace más de 12 años que estudiamos o trabajamos juntos, no se percibe un cambio en el día a día, o en el año a año. Creo que estamos completamente acostumbrados (en el buen sentido) a esta dinámica. Sería raro pensar en una realidad diferente, en la que no sigamos compartiendo la vida profesional. Creo que es valioso que continuamente sigamos reeligiendo a Tienda Nube como el lugar donde queremos dedicar nuestra vida profesional, y a nosotros mismos como equipo de trabajo”, valora Santiago.

El momento en el que la amistad se une con lo laboral, los amigos empiezan a trabajar juntos y deciden que quieren verse las caras todos los días es sin duda un hito en la relación que, bien manejado, puede potenciar tanto el aspecto personal como profesional de cada uno.

Fuente imagen destacada