Piérdele el miedo a implementar un software de gestión empresarial en tu negocio

Existen algunos mitos que impiden que muchas Pymes den el paso de adquirir un software de gestión empresarial a pesar de sus innegables beneficios.

Adaptarse a la tecnología y hacer uso de las nuevas herramientas que ofrece el mercado se ha convertido en una obligación. Y, lo que es más, el acceso a estas nuevas herramientas está al alcance de todas las empresas sin importar su tamaño o sector. Es indispensable pensar creativamente a través del uso de la tecnología, pues aunque resulte un reto para muchas, finalmente se trata de soluciones más eficientes a nivel económico que, a la larga, logra impactar en un mercado más amplio en el que cualquier empresa tiene como objetivo crecer.

(Lee: Aplicaciones de mensajería para los consumidores, ¿son adecuadas para las empresas?)

Actualmente existen algunos mitos en la sociedad que impiden que muchas Pymes se atrevan a adquirir un software de Gestión Empresarial en sus compañías. Muchos piensan que se trata de una herramienta compleja, otros creen que implica un alto costo implementarlo, algunos aseguran que es un proceso demorado, y otra gran cantidad afirma que solo puede ser manejado por grandes empresas. Todas estas creencias se convierten en una barrera que hace que algunas Pymes no se atrevan a contemplar esta inversión como un beneficio a mediano plazo para su negocio.

Pero lo cierto es que hoy en día es fundamental que los empresarios conozcan a profundidad cuáles son los grandes beneficios que trae consigo la adquisición de herramientas como SAP Business One para que pierdan el miedo y se animen a implementarla en sus negocios. En este sentido, la mayoría de los software de gestión de negocios tienen en común varios beneficios como: integración de la información contable y financiera, agilidad en el proceso comercial, estandarización y agilización de los procesos, y tener una mejora en la administración del inventario.

Para que las Pymes comiencen su proceso de implementación, el Gerente General de Consensus Benjamín Archile recomienda que, antes de tomar cualquier decisión, se lleve a cabo un estudio de su empresa y su entorno, es decir, que tengan “espíritu empresarial”. Luego, que se comience con algo sencillo y se divida el proyecto en etapas o fases. Una vez hecho todo esto, es recomendable auditar el logro de los objetivos planeados. Finalmente, la justificación “justa” es la clave del éxito, y ¿qué más “justo” que hacer crecer la organización?

(Lee: Transformación digital y gestión del talento, claves en competitividad de empresas en un mercado global)

Muchas compañías que deciden implementar un Software tipo ERP, encuentran en ella la herramienta que estaban buscando, pues no solo les permite identificar la rentabilidad de sus centros de costos, sino que refleja, de manera inmediata, la trazabilidad de sus proyectos en ejecución y los que ha han desarrollado. Módulo de Gestión, CRM, Recursos Humanos, Financiero, Compras y Ventas, son algunos de los módulos que las empresas pueden implementar.

Es común ver cómo luego de haber implementado este tipo de herramientas las empresas notan una mejora sustancial en los procesos que desarrollan al interior. En algunas no se vuelven a presentar eventuales dobles pagos de facturas a proveedores, otras tienen mayor control de los presupuestos de los proyectos y mejor manejo de los contratos, mientras que otras, al comparar año tras año, logran ver que sus ingresos se incrementan en muchos casos hasta en un 70%, mientras que las cuentas por pagar disminuyen en un amplio porcentaje.