El emprendimiento FinTech crece a pasos agigantados en América Latina

Conoce lo más destacado del estudio 'Fintech: Innovaciones que no sabías que eran de América Latina y el Caribe' publicado por el BID y Finnovista.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Finnovista publicaron recientemente el estudio “Fintech: Innovaciones que no sabías que eran de América Latina y el Caribe”, donde se mapea y analiza de forma exhaustiva al sector de la tecnología financiera en la región.

La disrupción de los emprendimientos Fintech a nivel mundial ha modificado el statu quo de la industria tradicional de servicios financieros, obligando a todo el sector a redefinir sus modelos de negocio, así como a adaptar sus procesos y estructuras internas. Y, según el estudio, América Latina no es la excepción.

(Lee: Con un mercado de +700 M de personas nace la Alianza Fintech Iberoamérica)

Las startups del sector Fintech en la región constituyen hoy nuevos actores dentro de la arena de la industria financiera, consolidándose como agentes disruptivos que revolucionan el entorno para bien. Los principales cambios indetenibles de este tipo de emprendimientos incluyen el decremento de la brecha de financiamiento que afecta al sector productivo (particularmente a las pymes), así como el mejoramiento de la oferta de oportunidades adicionales para un segmento de la población que permanece excluido o sub-atendido.

Así, este entorno emergente de emprendimientos financieros favorece al crecimiento y desarrollo de la región latinoamericana, siendo particularmente útil para las pequeñas y medianas empresas, así como para para el ciudadano común.

El principal problema se trata de la falta de un ecosistema robusto que permita y fomente el crecimiento adecuado de los emprendimientos.

El reporte concluye que el sector Fintech en América Latina y el Caribe se encuentra en crecimiento y expansión, con un paso acelerado y dinámico, inclusivo con todos los segmentos y tecnologías subyacentes. Sin embargo, acotan que el principal problema se trata de la falta de un ecosistema robusto que permita y fomente el crecimiento adecuado de los emprendimientos Fintech. Para esto, es imprescindible la actuación de los diferentes gobiernos en lo que se refiere a políticas públicas y marcos legales favorables para el emprendimiento. Asimismo, la incorporación y colaboración con instituciones financieras tradicionales y consolidadas representa una necesidad, si se busca la inclusión y la optimización del sector en la región.

Las cifras

El estudio identificó 703 empresas jóvenes del sector Fintech, y encontró que estas se encontraban localizadas en 15 de los países de América Latina.

La lista por países está encabezada por Brasil, donde fueron censados un total de 230 startups Fintech de diferentes segmentos. Le sigue México con 180 emprendimientos del sector, Colombia con 84, Argentina con 72 y Chile con 65. Estos cinco países unidos concentran casi el 90% de la actividad del sector Fintech en América Latina. El 10% restante se ubica en Perú, Ecuador, Uruguay, Costa Rica, Paraguay, Venezuela, Guatemala, República Dominicana, Honduras y Panamá.

Asimismo, el estudio refleja que el 60% de las empresas Fintech encuestadas surgieron en algún momento entre el 2014 y el 2015, con una distribución del 15,1% en 2014; 23,2% en 2015 y 21,8% en 2016.

(Lee: México, terreno fértil para el emprendimiento en FinTech)

Otro hallazgo relevante es que una de cada cuatro empresas de emprendimiento Fintech se ocupa de atender y ofrecer soluciones a las pymes.

La inclusión como norte

Otro hallazgo relevante del informe es el encontrado en relación a la misión y visión de los diferentes emprendimientos censados. Se observó que la mayoría de estas startups apuestan por mejorar la vida de segmentos que, hasta el momento, no habían sido servidos de manera óptima por el sistema financiero tradicional.

Un total de 41,3% de los encuestados aseveró que su misión es servir a clientes que permanecen excluidos o sub-atendidos. Esto incluye tanto a individuos y consumidores, como a pymes y otros emprendimientos. Esto es particularmente importante en el caso de nuestra región donde se estima, según datos del Global Findex Database 2015, el 59% del sector más pobre de la población latinoamericana no tiene una cuenta bancaria.

(Lee: Inclusión financiera ya es el 40% de la innovación Fintech en LATAM)

Se trata de emprendimientos que sirven de forma estratégica y específica a diferentes segmentos de la población, ofreciendo soluciones, principalmente, a pequeños y medianos actores. En este sentido, el estudio revela que la orientación estratégica de estas startups hace frente a los dos obstáculos más relevantes del sector. En primer lugar, al desarrollar productos que se adecuan a las necesidades de los diferentes segmentos, resuelven en diferentes medidas las limitaciones originadas en la falta de demanda. En segundo lugar, las soluciones Fintech representan costes significativamente más bajos tanto para los usuarios como para el emprendimiento en sí.

Tecnologías subyacentes, criptomonedas y blockchains

El estudio arroja que los emprendedores Fintech de la región están adoptando las tecnologías subyacentes que se utilizan en el resto del mundo, desde computo en la Nube hasta las blockchains.

La encuesta reveló que 21,2% de los emprendimientos utiliza macrodatos/analítica de información. Por otra parte, el 18,6% utiliza tecnología móvil y aplicaciones, mientras que el 16,4% refiere utilizar el desarrollo de Interfaces de Programación de Aplicaciones (API) y plataformas abiertas.

Un dato interesante es que el 7,9% de las startups censadas refirió el uso de criptomonedas y cadenas de bloques (blockchains), mientras que un 5,9% apuntó al aprendizaje automatizado o machine learning.

(Lee: Felipe Tascón de Mesfix: 12 ‘insights’ de una Fintech latinoamericana exitosa)

Según el reporte, si bien las criptomonedas y blockchains representan apenas un 8%, no se puede desestimar la creciente popularidad de estas tecnologías, particularmente debido a su uso y utilidad en los  nuevos modelos de negocios de las empresas. En relación a este tópico, el informe concluye que las aplicaciones que utilizan estas tecnologías se encuentran principalmente en tres segmentos:

  • Negociación de activos financieros (trading). Con 43,5% de estos emprendimientos en este rubro, se refleja la creación de varios mercados latinoamericanos de monedas o exchanges que facilitan el intercambio de monedas digitales.
  • Soluciones de pagos. Representado por el 43,5% de los emprendimientos encuestados, el principal ‘asset’ es la facilidad de realizar pagos directamente entre personas y empresas sin la necesidad de intermediarios.
  • Contratos Inteligentes. Se trata de un segmento incipiente con solo el 13% de las soluciones que emplean los registros distribuidos como tecnología subyacente, pero con un interesante potencial de crecimiento e impacto en los próximos años.

Los segmentos

En América Latina y el Caribe predominan los segmentos de plataformas de financiación alternativa (25,6%) y soluciones de pagos (25,2%). Unidos, estas dos modalidades representan la mitad (50,8%) del entorno Fintech en la región actualmente.

El estudio sugiere que esta prevalencia se trata de una respuesta de los emprendimientos frente a las limitaciones y deficiencias del sistema financiero tradicional, particularmente en el terreno de transferencias y pagos digitales locales y transfronterizos, así como de acceso a mecanismos de financiación.

(Lee: NXTP Labs le apuesta a 40 startups FinTech latinoamericanas)

Por otro lado, se identificó que el 23% de las startups encuestadas ofrece plataformas de gestión financiera. De estas plataformas, un 13,2% se enfoca en la gestión de finanzas empresariales (principalmente de pymes) y el 9,8% en la gestión de finanzas personales.

El resto de los emprendimientos Fintech se distribuye en los rubros de tecnologías para instituciones financieras (8,0%); negociación de activos financieros (trading) y mercado de valores (5,5%), gestión patrimonial (4,8%), seguros (4,0%), bancos digitales (1,4%), educación financiera (1,4%) y puntaje alternativo (scoring) (1,0%).

Conclusiones e ‘insights’

De los datos desprendidos del estudio se concluye que América Latina y el Caribe están a un paso de dar el “gran salto digital” en el sector del Fintech. Esto permitiría la ejecución e implementación de soluciones financieras digitales de bajo costo, que podrían contribuir significativamente a erradicar la exclusión financiera de la región.

El Fintech crece a pasos agigantados en Latinoamérica y las graves fallas del sector financiero tradicional para con los ciudadanos de la región representan la mayor oportunidad de crecimiento para las startups de este sector. Se trata de un entorno que cuenta con la existencia de ecosistemas de emprendimiento tecnológico con masa crítica y en pleno funcionamiento, de un talento joven emergente y experto en digitalización de servicios financieros y disponibilidad, y de la disponibilidad y accesibilidad de tecnologías digitales poco costosas en el grueso de la población latinoamericana.

Sin embargo, hay aún muchos aspectos que optimizar. Por ejemplo, la colaboración con bancos, aseguradoras y demás instituciones financieras, tiene el poder de fomentar mejores condiciones para la inversión en el sector Fintech y, con ello, mejorar la calidad de vida de los millones de personas que se encuentran aún excluidos y sub-atendidos. Pero para ello es necesario optimizar los marcos regulatorios hacia un norte de innovación en el sector.

En este sentido, las instituciones responsables de formular políticas públicas y marcos legales, deben apostar por materializar soluciones que fomenten y abran las puertas al dinamismo tangible hoy en el sector Fintech de la región. De otro modo, el crecimiento y desarrollo local se verá obstaculizado.

Para leer y descargar el estudio completo, visita el sitio web de Finnovista.