La desigualdad en tecnología se incrementa, según el Índice de Conectividad Global 2017 Huawei

Se trata del cuarto estudio anual de la compañía que muestra cómo los países están progresando con la transformación digital.

Economías desarrolladas digitalmente en todo el mundo siguen desarrollándose debido a las continuas inversiones y adopciones en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Al mismo tiempo, las economías digitalmente en desarrollo también han comenzado a acelerar su crecimiento mediante la inversión estratégica en capacidades TIC y transformación digital, sin embargo, la brecha sigue creciendo.

Esos son algunos de los hallazgos del Índice de Conectividad Global (GCI) de Huawei del 2017, el cuarto estudio anual de la compañía que muestra cómo los países están progresando con la transformación digital, basado en 40 indicadores que cubren cinco facilitadores tecnológicos: banda ancha, centros de datos, la Nube, Big Data e Internet de las Cosas. Invertir en estas cinco tecnologías clave permite a los países digitalizar sus economías. A través de la planificación centralizada, la conectividad potencial puede ser aprovechada al máximo y las capacidades TIC pueden apoyar el crecimiento positivo de las economías nacionales.

De los 50 países que fueron analizados, 16 se consideran líderes, 21 se encuentran en fase de adopción, mientras que los 13 restantes son entrantes. Los punteros (PIB medio per cápita de US$ 50.000) son en su mayoría países desarrollados, que impulsan continuamente la experiencia del usuario digital, utilizando grandes volúmenes de datos y el Internet de las Cosas para desarrollar sociedades más inteligentes y eficientes.

Los adoptantes (PIB medio per cápita de US$ 15.000) se centran en el aumento de la demanda TIC para facilitar la digitalización de la industria y el crecimiento económico de alta calidad. Los entrantes (PIB medio cápita de US$ 3.000) están en la etapa temprana de despliegue de infraestructura TIC y se centran en aumentar la oferta de TIC para dar más personas el acceso al mundo digital.

(Lee: Mercado único digital en América Latina (más de 500 M de personas) mejoraría conectividad)

“Para mantener la competitividad, las naciones en una etapa temprana de la transformación digital tendrán que priorizar el desarrollo de la infraestructura TIC, especialmente en conectividad de banda ancha y la adopción de la nube a un nivel estratégico en la planificación económica para activar los recursos locales y alcanzar un crecimiento sostenible. Al mismo tiempo, las naciones con el objetivo de sacar provecho de su estado puntero querrán dar prioridad a la nube como catalizador para iniciar una reacción en cadena de transformación a través del Big Data y el IoT”, mencionó Kevin Zhang, Presidente de Marketing Corporativo de Huawei.

Los países punteros lograron un aumento de 4,7 puntos entre 2015 y 2017 mediante el aprovechamiento de las capacidades de la nube, big data y el IoT. Los países adoptantes experimentaron un incremento de 4,5 puntos en promedio. Los entrantes cayeron más atrás en su capacidad de competir en la economía digital, con sólo una mejora de 2,4 puntos.

La desigualdad en el reporte

Según el informe, los planificadores económicos deben prestar atención prioritaria a la creciente desigualdad, señalando que “la brecha digital se está convirtiendo en un abismo digital”.

“Mediante el estudio de tres años de datos del GCI, vemos que la desigualdad es cada vez mayor, una versión TIC del ‘Matthew Effect’ – La teoría sociológica que establece: ‘los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres’-. Esto sugiere, que grupos o individuos que tienen una ventaja acumulada con el tiempo no sólo son exitosos, si no que aprovechan su ventaja inicial para ir más lejos que los competidores. Los tomadores de decisiones necesitan entender que esta brecha digital tendrá un impacto en todos los sectores de la economía y la sociedad”, menciona el informe.

Las áreas clave donde la desigualdad es un problema incluyen suscripciones de banda ancha móvil, la fuerza de trabajo TI per cápita, la inversión en TIC por PIB, descarga de aplicaciones per cápita y la base instalada de Internet de las Cosas per cápita.

Debe tenerse en cuenta que un aumento de 1 punto en la puntuación de GCI es equivalente a 1) un aumento del 2,1% en la competitividad 2) aumento de 2,2% en la innovación nacional, y 3) un incremento de 2.3% en la productividad.

El GCI 2017 informó que la relación entre la inversión en TIC y el crecimiento del PIB es generalmente aceptado en el gobierno y la industria. Según el informe una nación que incremente la inversión en infraestructura TIC en un 10% anualmente desde el 2017 al 2025 se puede beneficiar de un efecto multiplicador.

“Usando este modelo económico encontramos con que cada US $1 adicional de inversión en infraestructura TIC podría traer consigo un retorno de US $3 en el PIB en la actualidad, US $3.70 en el 2020 y el retorno potencial aumenta a USD $5 en 2025 “, asevera el informe.

Latinoamérica en el CGI

El país latinoamericano ocupando el puesto más alto en la lista es Chile (puesto 25), ubicándose tres posiciones por encima respecto al informe de 2015. El país suramericano subió de ranking gracias a su excelente puntaje por encima del promedio en todos los indicadores relacionados con banda ancha y conectividad 4G. La automatización y digitalización de las industrias chilenas tradicionales (como la minería y la agricultura) sigue representando un desafío para el desarrollo tecnológico del país.

Brasil, por otra parte, ocupa el puesto número 30. La penetración de redes 4G a lo largo del territorio brasileño ha crecido rápidamente en los últimos dos años, siendo la Nube la principal debilidad del país en términos de conectividad y desarrollo tecnológico, según los indicadores del estudio.

México ocupa el puesto 32, seguido de Colombia en el puesto número 34 y Argentina en el puesto 36. Estos tres países se encuentran en fase de desarrollo y crecimiento tecnológico, con redes 4G sostenibles y en rápido crecimiento y penetración a lo largo de sus territorios. ¿Sus debilidades? Penetración de tecnología FTTH e innovación en la Nube.

(Lee: Conectividad y digitalización para revolucionar la educación escolar en América Latin)

Perú y Venezuela quedaron rezagados a los puestos 37 y 42, respectivamente, representando este último una caída de 10 escaños en relación al reporte CGI del año 2015.

Fuente imagen destacada