PayPal derriba obstáculos para el comercio electrónico y el proceso logístico en América Latina

En caso de que los consumidores reciban un producto que no cumple con sus expectativas, PayPal les puede reembolsar los gastos para devolver sus productos.

PayPal anunció que amplía la cobertura de su servicio de protección al consumidor, con el que busca dar más opciones a sus clientes para sentirse tranquilos al momento de comprar en línea. Este servicio, que ya se encuentra vigente en países de Latinoamérica como México y Brasil, ahora se expande a 12 mercados más de América Latina, incluyendo Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú y República Dominicana.

A partir de hoy, PayPal puede reembolsar a los usuarios de los 12 países incluidos, el costo de la devolución de sus compras en línea por hasta US$25 con un límite de 12 envíos al año.

(Lee: Los Ecommerce, la alternativa ‘ecofriendly’ para tus compras)

En 2016, un estudio de Ipsos y PayPal informó que una de las principales barreras para el comercio transfronterizo en América Latina es la preocupación por no recibir el producto como fue descrito (31%). De esta manera, la plataforma de pagos derriba uno de los principales obstáculos para el comercio electrónico y el proceso logístico en la era digital: los gastos asociados a la devolución de artículos adquiridos en línea.

Este servicio, que es gratuito para usuarios que pagan sus compras con PayPal, aplica sólo en productos tangibles adquiridos en su totalidad con dicha forma de pago. Con este anuncio, la compañía pretende reforzar la relación con sus usuarios, aumentar el número de transacciones por cliente y a su vez, alentar a posibles consumidores que hasta ahora se resistían a comprar en Internet.

“En PayPal, estamos comprometidos con la protección al consumidor y por ello buscamos formas de aumentar su confianza y tranquilidad al comercio electrónico”, menciona Federico Gómez Schumacher, Director General de PayPal para América Latina. “Al ampliar nuestros servicios, PayPal acompaña a los usuarios en todo el proceso de compra y venta, desde el pago, y en caso de que lo recibido no corresponda con aquello que esperaban, con la devolución. Así mismo, esta iniciativa impulsa a los comercios a unirse al comercio electrónico, pues este tipo de servicios los hace más atractivos para los consumidores”.

¿Cómo funciona?

1. Los consumidores deberán activar el botón del servicio en sus transacciones con PayPal.

2. Si el producto recibido no satisface sus expectativas, deberán devolverlo cumpliendo las políticas del comercio y las Condiciones Generales de Uso del Servicio de Reembolso de Gastos de Devolución de PayPal.

3. Podrán solicitar su reembolso al llenar un formulario y adjuntar comprobantes de pago del envío.

4. Si la solicitud es aceptada, se recibirá el reembolso en cinco días hábiles siguientes a la fecha en la que se haya notificado dicha aprobación.