The Failure Institute presentó las causas del fracaso en emprendimientos sociales en México

Es la cuarta investigación que realiza el brazo de investigación del movimiento global FuckUp Nights para vislumbrar los elementos que llevan al fracaso a los emprendimientos en México y Latinoamérica.

The Failure Institute* presentó su más reciente investigación, Causas de Fracaso en Empresas Sociales Mexicanasrealizada con el apoyo de Promotora Social México. Se trata de un estudio único en su tipo que reveló las principales razones que llevan al fracaso a los emprendimientos sociales en México.

The Failure Institute es el brazo de investigación del movimiento global FuckUp Nights y esta es la cuarta investigación que realiza para vislumbrar los elementos que llevan al fracaso a los emprendimientos en México y Latinoamérica.

(Lee: Sylvia Chebi de ThalesLab: Hay que perder el miedo al fracaso)

El objetivo general consistió en investigar las causales del fracaso en empresas sociales de los sectores de salud, educación, vivienda, inclusión financiera y servicios para la base de la pirámide.

Según los resultados, las causas más comunes son:

Falta de recursos e infraestructura

Por un lado, son necesarios más fondos enfocados en emprendedores sociales. Por otro lado, gran parte de los emprendedores sociales afirman carecer de las habilidades para integrar proyectos y obtener fondos.

Contexto

El contexto económico y social no es idóneo. Los emprendedores se refirieron a la falta de una figura legal especial para ellos como un obstáculo para acceder a fondos, es decir, una figura legal intermedia entre una sociedad anónima y una asociación civil.

El consejo de administración

El consejo se visualiza como una figura conflictiva en donde se parte de una falta de claridad en la definición de responsabilidades. Ésta se manifiesta en la ausencia de compromiso de los socios fundadores y la presencia de conflictos interpersonales entre los mismos.

Los resultados se basan en la experiencia de 115 emprendedores sociales mexicanos y busca que otros emprendedores sorteen de mejor manera los principales contratiempos de los proyectos de esta naturaleza.

(Lee: FuckUp Nights: Una noche de mezcales y cuatro años “celebrando” el fracaso)

Al finalizar la presentación se llevó a cabo una mesa redonda con especialistas que profundizaron en el tema y en la que participaron Marisol Rumayor, directora general de Programas de Desarrollo Empresarial de INADEM; Arturo Pérez Estrada, accionista en Greenberg Traurig; Pedro Castillo, director de relaciones institucionales en Promotora Social México; Alfonso Serrano, CEO & Founder en Hábvita; Leticia Gasca, directora ejecutiva en The Failure Institute y Araceli Campos, directora de Impact Hub CDMX, quien fue moderadora del panel.

Leticia Gasca, directora ejecutiva de The Failure Institute.

Respecto a las tres principales causas de fracaso en emprendimientos sociales, los panelistas coincidieron en que: 

“Un buen proyecto de emprendimiento social no debe subsistir a base de subsidios gubernamentales. El éxito radica en un modelo sólido de negocios, que sea autosuficiente y escalable”.

“En el INADEM diseñamos incentivos y productos para acompañar al emprendedor en su camino. Estos esfuerzos se reflejan en dos verticales: subsidios que se otorgan mediante convocatorias, como la 3.3 relativa a Impulso a Emprendimientos de Alto Impacto y la 1.3  sobre Reactivación económica, y de apoyo a los programas: De la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia y la Cruzada Nacional Contra el Hambre, y a través de fondos de capital, de los cuales 10 de los 45 que operan con recursos del INADEM se ocupan de emprendimientos sociales”, comentó Marisol Rumayor.

A pesar de desarrollarse dentro de un contexto legal un tanto incierto y de la falta de políticas públicas que fomenten e incentiven emprendimientos sociales, es vital para ellos contar con un consejo administrativo equilibrado en el cual los miembros se alineen con las convicciones sociales que motivaron la creación de la empresa sin descuidar la parte mercantil.

Consulta la investigación completa en este enlace.

*Es un movimiento mundial sin fines de lucro, nacido en el 2012 en la Ciudad de México, en el que se cuentan historias de fracaso de negocios, tiene presencia en más de 200 ciudades y en más de 70 países en el mundo. En cada sesión de encuentros, tres oradores narran ante cientos de personas su historia de fracaso en 10 imágenes y 7 minutos.