Redefiniendo la industria del entretenimiento para conquistar a los millennials

Eventbrite realizó un estudio con una muestra de 32.000 jóvenes para poder conocerlos más a fondo y analizar sus inquietudes y hábitos de consumo.

Los Millennials son jóvenes de entre 20 y 35 años, que ganan su propio dinero, son seguros de sí mismos, innovadores y participativos. Son personas independientes que consumen marcas y suelen asistir a múltiples eventos de su interés sin reparar en el gasto por ticket. Generalmente chequean su celular muy seguido, están permanentemente conectados y reclaman rapidez a la hora de recibir respuestas.

Eventbrite, la mayor plataforma de venta de entradas del mundo, realizó un estudio con una muestra de 32.000 jóvenes para poder conocerlos más a fondo y analizar sus inquietudes y hábitos de consumo. 

(Lee: Chatbots, millennials y el desafío de mejorar la experiencia de usuario)

Cuando asisten a un evento (ya sea fiestas, conciertos o capacitaciones de cualquier área) el smartphone se transforma en su principal aliado y procurarán integrar toda la gestión en el móvil, desde adquirir las entradas, chequear con quiénes compartirán asistencia y las reviews después del evento. La creación de comunidad es lo que más les interesa.

El 89% de los millennials se enteran de espectáculos y eventos de interés mediante sus redes sociales. El 46% lo hace a través de Google y un 40% por el “boca a boca”. 

El 66% de los encuestados dice que comparte por Facebook lo que pasa en el evento segundo a segundo. Un 50% capturará instantáneas del evento a través de Instagram y un 21% asegura que dejará el posteo para después del evento. 

Cuando hay un evento que les interesa, su comportamiento también es rápido y sin titubeos: comprarán la entrada en menos de dos minutos. No utilizan los puntos de venta tradicionales de los locales físicos, prefieren asegurarse su entrada de modo rápido y al instante, aprovechando los descuentos de una pre-venta y haciendo lo imposible para no quedarse sin lugar.

En cuanto al tipo de evento de preferencia de los encuestados, los hay de todo tipo, pero una abrumadora cifra del 89% opta por ir al cine, un 69% prefiere asistir a recitales o conciertos y un 58%, a fiestas. Las opciones restantes se reparten entre festivales (36%), obras de teatro (30%) y shows (28%). Tienen preferencia por los espacios abiertos y si asisten en auto pueden pagar entre ARS$100 y ARS$200 de estacionamiento en las calles cercanas al lugar. El dinero que se gastan en cada salida varía bastante según el plan pero en general el 52% indicó que desembolsa entre US$200 y US$500 pesos. 

Según el estudio de Eventbrite, los millennials son impacientes, demandantes, activos, con un creciente poder adquisitivo y preferencia por las transacciones online. Por todo esto consumen entretenimiento de un modo muy diferente al de las generaciones anteriores: el móvil es una extensión de sus cuerpos, no salen sin su teléfono ni pueden pensarse sin él. El mundo digital les resulta natural y lo reconocen como su ambiente primario. Lo anti-natural justamente es aquello no mediado por bits, apps, iconos y pantallas y la (buena y veloz) conexión es su modo de vida.