Cinco consejos para mujeres que quieren convertirse en emprendedoras

emprendedoras
Cada día más mujeres ven el emprendimiento como una opción viable para su vida, sin embargo dar el paso inicial no siempre es tan sencillo.

A pesar de vivir en el siglo XXI, México aún se encuentra en medio de muchas desigualdades de género. Miles de mujeres continúan luchando diariamente para conseguir un trato igualitario, mayor seguridad y mejores oportunidades de superación.

En el mundo de los negocios, a pesar de seguir viviendo la falta de equidad, las mujeres han demostrado su valía al convertirse en un gran motor para la economía de México, pues las emprendedoras aportan anualmente el 38.2 % de PIB.

(Lee: América Latina y sus emprendedoras en la mira de Silicon Valley)

Por esta razón, cada día más mujeres ven el emprendimiento como una opción viable para su vida, sin embargo dar el paso inicial no siempre es tan sencillo.

Teresa Castell de Oro, empresaria experimentada y directora general de Tierra de Sipirily, explica que lo más importante al iniciar un negocio es identificar los talentos y pasiones para poder reflejarlos en la idea en la que el negocio se desarrollará.

(Lee: Latinoamérica en la “tormenta perfecta” para que mujeres hagan tecnología)

Emprendedoras

Además, ella comparte cinco consejos para todas aquellas mujeres que quieran convertirse en emprendedores exitosas, que pueden ayudar a cimentar los pilares de empresas ganadoras.

1. Nunca olvides prepararte: Si no se ha tenido contacto con el mundo de los negocios, el establecer una empresa desde cero será una tarea sumamente difícil. Para esto, muchas asociaciones civiles y gubernamentales ofrecen seminarios y pláticas sin costo que ayudarán a sentar las bases de una idea de negocio, desde trazar un plan de negocios, definir cuales son los trámites a realizar o incluso a qué instituciones acudir para obtener un crédito.

2. Plantea objetivos claros: Un problema recurrente en los nuevos negocios es que al empezar a ver el éxito, se van olvidando de los planes que se tenían. Es por eso que la recomendación es plantear metas y objetivos reales a corto y mediano plazo. Además conforme se vayan cumpliendo será el momento de replantear los nuevos.

3. No pierdas de vista las necesidades de tu negocio: Ya sea una empresa familiar, una gran negocio o vendiendo por catálogos, es importante no olvidar que es lo se necesita para iniciar, desde los presupuestos para los insumos, renta de locales o el personal, hasta el tiempo que se tendrá que invertir para hacerlo despegar.

4. Evalúate constantemente. El emprender suele ser una experiencia bastante enriquecedora, pero no hay que olvidar que también tiene momentos de altas y bajas, lo que puede provocar gran estrés. De esta manera durante este proceso en necesario evaluarse física y anímicamente, para estar completamente segura de querer arrancar un camino como este.

5. Reinvéntate todos los días. La vida nos da lecciones a cada momento, por lo que debemos aprender de cada una de estas enseñanzas. Sin importar las malas experiencias o fracasos al emprender, nunca se debe perder las ganas de continuar, pues lo aprendido ayudará a mejorar o si es el caso, a iniciar un nuevo proyecto.

(Lee: Mujeres desarrolladoras: Tres razones para emprender en el mundo tecnológico)

Teniendo en cuenta estas sencillas recomendaciones, será más fácil observar el panorama actual en el que se encuentra una idea de negocio y los pasos que se deben seguir para hacerla florecer.