Carlos Kokron de Qualcomm Ventures: Emprender es una maratón sin espacio para éxitos fáciles o rápidos

El vicepresidente y director general de Qualcomm Ventures para Latinoamérica destaca la importancia del trabajo coordinado entre el Consejo de directores y el equipo emprendedor.

Carlos Kokron, el vicepresidente y director general para Latinoamérica de Qualcomm Ventures, se le nota el entusiasmo que le produce trabajar con fundadores. No solo por ser miembro del consejo y observador en 99Taxis, Loggi, Ingresse, Emprego Ligado y Meus Pedidos sino también por los más de 15 años que lleva en el camino de las inversiones y en mejorar el entorno de los emprendimientos en la región.

(Lee: Alimentando al gigante: Los desafíos de la startup argentina HoyPido en su expansión a México)

“Trabajar con ellos es trabajar codo a codo con personas inteligentes, apasionados, con energía, visión y que creen que pueden cambiar el mundo. Con tenacidad y capacidad de ejecución, una experiencia enriquecedora”.

El brazo de venture capital de Qualcomm, Inc. está dedicado a inversiones Serie A y el proceso de decidir la inclusión en el portafolio toma entre tres y seis meses. Cada empresa recibe un seguimiento mensual por el Consejo y Kokron, personalmente, mantiene contacto con los fundadores prácticamente cada semana, apoyando en todos los aspectos: desde tecnología y finanzas hasta recursos humanos y estrategia. El objetivo es lograr grandes resultados.

Nosotros invertimos para obtener retorno financiero, pero también para que ocurran cosas, que si tienen éxito, ayudarán a hacer crecer el mercado, a que los productos salgan y a que las tecnologías entren con rapidez.

Para asegurar el éxito, el portafolio de Qualcomm Ventures es diverso, con empresas de todas las edades y sectores. Sin embargo, deja en claro que “parte de la actividad incluye el riesgo. Hay empresas que no serán sustentables, pero la idea es que sean las menos. Esas empresas son las que generan momentos de tensión, estos son los difíciles”.

(Lee: Startup mexicana Homie gana competencia QPrize Latinoamérica)

Estamos siempre en la búsqueda de empresas relacionadas con nuestra industria. Les damos ayuda con estrategias, con la contratación de negocio y formación de equipos, con la presentación de nuevos posibles clientes.

No nos entendemos…

Advierte que la razón número uno del fracaso en los emprendimientos es el desacuerdo entre los fundadores que afecta la ejecución y provoca retrasos en la salida del producto. Y es que en el mundo de la tecnología la velocidad es importante porque muy probablemente en el mercado hay dos o tres empresas tratando de hacer la misma cosa y al entrar tarde, se pierden ciclos que son luego muy difíciles de recuperar.

(Lee: Sylvia Chebi de ThalesLab: Hay que perder el miedo al fracaso)

Es algo de esperar de los fundadores que sean tenaces y agresivos, pero es importante que escuchen a sus inversores y a su Consejo, que trabajen bien y en positivo.

Para Kokron, nunca se puede sobreestimar el valor del Consejo ya que “aporta conocimiento, experiencia e ideas valiosas”.

Ese fue el caso de una de las peores crisis de las que fue testigo: una empresa que no estaba cumpliendo las expectativas de los fundadores y que necesitaba de un nuevo aporte de capital. Los socios que podían hacerlo no estuvieron de acuerdo con las condiciones y dejaron pasar el tiempo entre discusiones.

(Lee: IguanaFix levanta US$16 M para expandir sus servicios del hogar en América Latina)

Y apunta a que que el primer momento crítico de un emprendimiento es cuando salen a pedir capital. Y que para ese momento es necesario tener claro cuál es el problema a resolver, en qué es diferente la solución planteada de todas las demás de la competencia, cuál es el valor añadido para los usuarios y para los demás miembros de la cadena de mercado.

He visto casos en los que los fundadores pierden la oportunidad de recibir capital por desacuerdos en las proporciones de participación de los fondos.

Hablando del mercado emprendedor de América Latina dice que, según su opinión, se ha desarrollado estupendamente en los últimos años: “Los emprendedores entienden mejor las reglas del juego, los fondos están mejor preparados para ayudarlos, han aprendido a hacer inversiones atractivas para las empresas y todos entienden que es una sociedad en la que todos ganan”.

Hay que entender que esto es un maratón. Una carrera a largo plazo donde no hay espacio para éxitos fáciles o rápidos, hay mucho que trabajar y es un desafío.

Fuente imagen destacada