eLearning, una salida laboral efectiva

No estudiar ni trabajar, sentirse estancado y no saber cómo reinsertarse es algo que les pasa a muchos. Sin embargo, la solución está al alcance de la mano… incluso en tu smartphone.

Antes de que el año llegue a su fin puede suceder que nos demos cuenta que los objetivos que nos propusimos en relación al trabajo y/o al estudio, no se cumplieron. Tal vez no tuvimos suerte, no nos esforzamos demasiado, no buscamos donde correspondía, o bien no nos dirigimos al lugar adecuado. Sin embargo, siempre estamos a tiempo de hacer algo al respecto.

En Argentina, más de seis millones de adultos no poseen diploma de la escuela secundaria y actualmente las estadísticas indican que aproximadamente un 50% de los estudiantes que cursan el secundario abandonan la escuela. Así, de cada dos estudiantes que ingresan al secundario en primer año, uno no lo finaliza durante el período de duración teórica de la carrera.

(Lee: Seis claves a tener en cuenta a la hora de estudiar online)

Esta situación no se da solo en las clases más necesitadas, sino también en los jóvenes de clase media, donde un alto porcentaje -cercano al 11%- , no trabaja ni estudia. Esto hace que el futuro se hipoteque en cierta medida y dificulta la reinserción.

El informe de la OCDE, titulado ‘Estudiantes de bajo rendimiento: por qué se quedan atrás y cómo se les puede ayudar’, está basado en datos del Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés) y señala: “El bajo rendimiento en la escuela tiene consecuencias a largo plazo tanto para los individuos como los países. Los alumnos con un rendimiento bajo, a los 15 años tienen más riesgo de abandonar completamente sus estudios; y cuando una gran proporción de la población carece de habilidades básicas, el crecimiento económico de un país a largo plazo se ve amenazado”. En la Argentina, esto se multiplica a lo largo y a lo ancho del país, sus municipios y sus comunidades.

Otro informe reciente de la OCDE recomienda que se refuerce la educación técnico profesional, y la adaptación a necesidades del mercado laboral. Y por el fomento al emprendimiento, en todos sus niveles.

(Lee: Los 10 beneficios de la educación en línea)

Los cursos cortos y a distancia solucionan la mayoría de los problemas que puedan surgir para capacitarse y, luego, conseguir un trabajo: hay muchas opciones para encontrar el curso que se adecue a los intereses del estudiante, son más accesibles que una universidad, no implica trasladarse –evitando así perder tiempo y gastar dinero- y brindan la posibilidad de estudiar cuando el alumno quiere y donde quiere; incluso desde su dispositivo móvil.

Por ejemplo, el CENEDI (Centro Nacional de Educación a Distancia) capacita y entrena a jóvenes y adultos en habilidades que les permitan obtener herramientas para desempeñarse en relación de dependencia o en forma independiente, en programas y modalidades de capacitación que alcanzan el espectro de la población que más lo necesita. Ofrece cursos como preparación de Conservas, cursos de Apicultira, de instalación y reparación de Aires Acondicionados, Bobinado de Motores Eléctricos, entre muchos otros. Por eso, el objeto primario de la institución es capacitar a personas para evitar que queden fuera del sistema (no estudiar ni trabajar).

(Lee: Servicios móviles, una oportunidad para reducir brecha de acceso a educación)

“Con un aula virtual, tutorías, consultas y clases en vivo, la Educación a Distancia ayuda a construir y reforzar la capacidad de jóvenes y adultos a través de cursos con contenidos online de los más diversos tópicos y competencias, creados por expertos con muchos años de experiencia en capacitación y educación.  Los cursos de desarrollo profesional ayudan y les permiten a los individuos a reforzar sus habilidades y disponibilidad para el trabajo. Estos contenidos on line (disponibles además en otros idiomas), facilitan la capacitación en diversas especialidades desde soft skills (habilidades blandas) hasta oficios y profesiones”, comenta Alejandro Stofenmacher, director de Nuevas Tecnologías Educativas de CENEDI.

Con el sistema de Educación a Distancia, no hay más excusas: todos pueden capacitarse para tener una formación que les permita acceder a un trabajo digno, en el área de su preferencia.

Fuente imagen destacada