Data Science: un paso más hacia el futuro de las ventas

Tener información detallada de los clientes actuales y potenciales es, sin dudas, una herramienta valiosa para lograr nuevas y mejores ventas. ¿Cuál es el rol de lo que se conoce como Data Science en las empresas?

La información es poder, es más que sabido y ya nadie lo duda. Algunas herramientas de marketing actuales, la mayor facilidad para el acceso a ciertos datos, y la mayor comprensión de esa información le dan este poder a quienes quieren hoy llegar a su público objetivo. El resultado está a la vista: las campañas publicitarias o de marketing, así como la creación de nuevos productos en función de los requisitos de las cambiantes necesidades de la población son cada vez más efectivos. Para poder saber y conocer esas necesidades, buscar nuevas fuentes de información es elemental.

(Lee: Del Volumen al Valor: Las siete ‘V’ del Big Data)

La ciencia de datos, también conocida por su nombre en inglés Data Science, provee fuentes de información, las normaliza de forma automatizada y procesa una enorme cantidad de datos. ¿Por qué es tan importante contar con esta herramienta? Según Carla Dawson, estratega de Marketing y cofundadora de Onmarc, la primera consultora de transformación digital de América Latina, “porque el data science puede convertir esta información a algo monetizable, al generar leads”. Y agrega: “Como sabemos, en el eje del Inbound Marketing está la prospección o, en términos más divertidos, la obsesión por los leads. Esos prospectos se pueden generar con datos internos de la empresa, por eso, mediante la digitalización y la adopción de tecnologías como BI (Business Intelligence) y Big Data es totalmente viable agregar a lista de técnicas el uso de información interna para así lograr los leads. La ciencia de datos es un método para obtener esta información de valor marketinero”.

(Lee: Científico de datos, rol fundamental en el análisis del Big Data)

Y esta habilidad del data science queda demostrada en decenas de casos que adoptan esta metodología. Por ejemplo, si un cliente compra su primer auto -y la concesionaria guarda sus datos de contacto y productos comprados en su base-, seguramente en un año necesitará su primer servicio técnico. Hoy, por medio de tecnologías Business Intelligence es posible contar con reportes diarios de todos los clientes que están por cumplir un año después de su compra de un 0 km. De este modo, la empresa puede hacer una campaña de retargeting o remarketing a este grupo de personas para incentivar la venta de sus servicio técnicos.

Big Data

“Otra opción es hacer email marketing y, en muchas empresas se podrían, además, aplicar soluciones de End User BI para lograr información rica que, trabajando con los equipos de marketing, se puede convertir en monetizable”, agrega Dawson sobre las infinitas opciones que ofrece hoy la digitalización para quienes no quieren quedarse afuera, así como las limitaciones que ya están teniendo para subsistir quienes se niegan a acoplarse a este cambio.

(Lee: Las claves de Big Data según DJ Patil, uno de los que acuñó el término ‘Data Scientist’)

Así, la ciencia de datos es una herramienta estrella en este nuevo proceso de la transformación digital, indispensable hoy en día si se quiere sobrevivir y expandirse. La revolución digital está transformando el mundo en muchos aspectos, las nuevas tecnologías cambiaron profundamente la forma en la que interactuamos, nos comunicamos y consumimos productos y servicios. Estos cambios afectan significativamente a las empresas, cualquiera sea su tamaño o industria. Para satisfacer las nuevas necesidades y exigencias de los clientes, no perder competitividad y hacer más eficiente el negocio, es necesario entonces repensar los modelos y procesos.

Fuente imagen destacada