Movify, la app que está convirtiendo en ‘inteligentes’ a los taxis-colectivos de Chile

Para el año 2030, el 60% de la población mundial vivirá en ciudades, lo que significa 3.5 billones de personas transitando en las urbes.

Como resultado de este rápido aumento de la urbanización, muchas ciudades del mundo, entre ellas Valparaíso, están experimentando una creciente demanda por transporte público de calidad. Sin embargo, la mayoría de las ciudades latinoamericanas carecen de la infraestructura y los sistemas para prestar servicios oportunos y confiables, impactando negativamente en la satisfacción y calidad de vida del pasajero-usuario.

Este nuevo escenario implica que los gobiernos centrales, así como municipios, deberán racionalizar y maximizar sus recursos financieros y humanos para entregar a sus ciudadanos sistemas de transporte eficientes. Por ello la importancia de pensar, desde hoy, en las tecnologías que están llamadas a solucionar esta problemática.

(Lee: Tappsi: Cuatro años revolucionando el transporte en Colombia)

La creación de nuevas redes o sistemas de transporte público eficaz no siempre requiere la adición de más trenes o autobuses, o la construcción de grandes infraestructuras. Entonces, ¿cómo se pueden superar los desafíos y entregar servicios de transporte público de alta calidad?

La respuesta está en el uso de la tecnología, y cómo esta puede ser utilizada para equilibrar eficazmente la oferta y la demanda utilizando los recursos existentes, en un entorno donde las necesidades de viajeros diarios y las condiciones de transporte cambian a cada minuto.

Smartphones, taxis colectivos y datos: tecnología al servicio del usuario del transporte público

En Chile, los llamados “smartphones” han irrumpido en la mayoría de los usuarios de ciudades como Valparaíso, donde se usan intensivamente taxis colectivos para transportarse. Este servicio de transporte no es óptimo, se pierde mucho tiempo esperando por el ‘colectivo’, y la regularidad del servicio no solo afecta al usuario y su calidad de vida, sino que al conductor y a las empresas de transporte al no aprovechar las oportunidades que implica atender a su público objetivo.

(Lee: En Chile cuatro de cada 10 pasajes de bus son comprados a través de Internet)

En Valparaíso, específicamente las líneas de taxi colectivo 38, 39, 40 y 41, que recogen pasajeros en la plazuela Ecuador, en pleno centro de la ciudad, están utilizando a modo de piloto la tecnología de la aplicación Movify, creación de la compañía chilena DataCiencia, empresa que busca mejorar la experiencia en el transporte público, por medio de una aplicación móvil destinada a conductores y usuarios.

Movify permite a los pasajeros indicar que se encuentran esperando transporte, entregando esta información a los propios conductores, permitiéndoles así mejorar el servicio. La tecnología de Movify localiza a las personas que se encuentran solicitando locomoción, identificando su requerimiento en tiempo y posición, alertando a los choferes.

Movify

Actualmente existen tecnologías similares que envían información a los usuarios, pero no contemplan el envío de información hacia los conductores. Movify es la única plataforma bidireccional centrada en las personas, ya sean estos usuarios del transporte público o conductores que buscan conocer dónde están sus próximos pasajeros, por esto, el esfuerzo ha sido crear una aplicación altamente tecnológica pero con un enfoque en la simplicidad de uso y de rápido aprendizaje.

Movify fue una de las startups ganadoras de la convocatoria Valparaíso SmartCity de Chrysalis, la incubadora de negocios de la PUCV.

¿Cómo utilizar Movify?

“Para los usuarios del transporte público, basta con descargar la aplicación, activarla y presionar un botón de “solicitar”  locomoción, con ello el sistema, usando algoritmos de acercamiento, es capaz de identificar los servicios disponibles y ofrecerlos para poder difundir la necesidad a la red de conductores”, dice Rodrigo Hermosilla, CEO de DataCiencia. “El ciclo se cierra con una evaluación de la calidad del servicio, el cual es entregado a las líneas de transporte y sus conductores”.

(Lee: Moovit y CÍVICO se unen para promover uso de transporte público en Bogotá y Santiago)

Los usuarios que deseen utilizar Movify pueden descargar gratuitamente la aplicación para Android desde Google Play (se trabaja en la versión para iPhone), mientras que los conductores pueden descargar la versión llamada Movify Driver.

Rodrigo señala que para el caso de los conductores de taxis-colectivos, después de activar la aplicación, “comenzarán a recibir de manera inmediata la demanda de los usuarios de su línea, así como contar con herramientas que facilitan su trabajo, como enviar mensajes de voz a sus colegas, o conocer dónde se encuentran en el mapa, permitiendo así tomar la mejor decisión de servicio”.

movify

Movify tiene dos modalidades enfocadas a choferes de taxis colectivos. Una de ellas gratuita (limitada), y una prime que incluye todas las características. El valor de subscripción se paga una vez al mes, y no está relacionada con la cantidad de pasajeros que se atiendan. Todos los conductores reciben la versión prime de forma gratuita por los primeros 30 días.

Adicionalmente Movify, cuenta también con una plataforma para las empresas de transporte público, esto les permite conocer cómo está operando su flota, y donde se está concentrando la oferta en tiempo real. “Todos estos elementos se traducen en una mejora real en la forma de prestar el servicio de transporte público tal y como la conocemos hoy en día”, puntualiza Hermosilla.

La tecnología de esta compañía porteña, que está llevando a la realidad una solución que se enmarca dentro del paradigma de las Ciudades Inteligentes, está apostando por mejorar un aspecto crítico en la vida de los ciudadanos: que el transporte de colectivos no se está dirigiendo donde precisamente está la demanda (en los cerros, poblaciones, o periferia de la ciudad) y prefieren captar pasajeros dando vueltas una y otra vez por los sectores centricos de la ciudad.

Movify 2017: expansión a todo el país

“Movify resuelve un problema global del transporte público, entre otros aspectos nos hacemos cargo de temas como los tiempo de espera, la información de cómo se comporta la ciudad, y las concentraciones de demanda (usuarios) en distintos puntos de la ciudad”, dice Hermosilla. “Esta problemática nos ha llevado a formular un plan de expansión nacional durante el 2017, que se complementará con un plan de expansión internacional para el segundo semestre del mismo año”.

Rodrigo Hermosilla espera que Movify se use a nivel nacional de manera intensiva, para lo cual, iniciarán un proceso de ‘activación’  progresivo, que comenzará con las principales ciudades durante los primeros meses del 2017. “Movify ya está siendo requerido y activado para algunos servicios, en ciudades como Temuco, Puerto Montt, Valdivia, Coquimbo, Rancagua, Talca, y en algunas comunas del Gran Santiago”, dice Hermosilla.

La solución de Movify, inédita en el país, es un cerebro que se adapta a las necesidades de viajeros y conductores, ordenando una oferta y demanda de transporte público que hasta ahora no tenía más solución que la paciencia de sus usuarios.