Así será nuestro futuro: Historias que hablan de los problemas del mundo, hechas con celulares

Desde otra galaxia - Festival SmartFilms
La segunda edición del Festival SmartFilms, la competencia de cine hecho íntegramente con celulares más prestigiosa de América Latina, concluyó en Bogotá.

Por: Alejandra Luzardo, cofundadora de Demand Solutions, Líder y Estratega de Innovación, Economías Creativas y Emprendimiento del BID

La segunda edición del Festival SmartFilms, la competencia de cine hecho íntegramente con celulares más prestigiosa de América Latina, que concluyó en Bogotá el pasado 25 de agosto, fue sencillamente espectacular, y puedo dar fe de ello… Tal como lo adelanté en otro post, tuve el honor de formar parte del jurado en la categoría Profesional, lo que me permitió ser testigo del altísimo nivel general de los cortometrajes presentados por los concursantes.

(Lee: No busques ideas, identifica tus propios problemas)

De entre los más votados por el jurado, el BID eligió a Cristhian Mendoza para que exhiba su cortometraje ‘Desde otra galaxia, doblemente premiado (Mejores Efectos Visuales y Mejor Dirección de Fotografía), en el evento Idear Soluciones para Mejorar Vidas en Washington DC, el próximo 4 de octubre.

Cristhian tiene 22 años y estudió Comunicación Audiovisual y Multimedios en la Universidad de La Sabana, Bogotá. Junto con Mateo Moya fundaron la productora Roble Films, y el año pasado ganaron en la categoría Profesional de la primera edición de SmartFilms, con su conmovedor video “Un minuto más”.

(Lee: Cinépolis Accelerator potencializa el crecimiento de startups en América Latina)

‘Desde otra galaxia’ me impactó, ya que aborda con mucha altura el delicado tema de la gente privada de su libertad, de una manera creativa y bien cuidada estéticamente, y me complace que Cristhian pueda presentar su obra en el ámbito del BID, habida cuenta de que una de nuestras principales misiones es ayudar a resolver las diferentes problemáticas sociales de la región.

SmartFilms

Cristhian, ¿te sorprendió haber ganado en la categoría Mejor Animación VFX?

“¡Sí, para mí fue una sorpresa absoluta, no me lo esperaba! Soy Director de Fotografía, y este año Mateo, quien dirigió el corto, desde el principio me propuso que hiciéramos una composición digital, con matte painting, y yo tenía mis dudas, ya que nunca antes había incursionado en ese terreno. Si está mal hecho, se nota mucho… Me insistió durante semanas y me terminó convenciendo. Así que ésta fue mi primera vez en esa área técnica, ¡pero no nos fue nada mal!”

También eres el co-guionista de ‘Desde otra galaxia’, ¿cómo nació la idea, en qué se inspiraron?

“El año pasado participamos con Mateo de Proyecto 48. Se nos ocurrió hacer un corto sobre un hombre con cabeza de piñata… Ganamos con “Dulce piñata” en Bogotá, y nos enviaron a participar de Filmapalooza, en Atlanta. Y este año, siguiendo con esa línea, Mateo propuso que para SmartFilms desarrolláramos la idea de que en lugares como las cárceles, muchas personas –tanto culpables como inocentes– terminan transformándose prácticamente en extraterrestres, seres alienados, alejados de lo que para ellos es básicamente su mundo, su familia, sus afectos, a veces abandonados incluso por sus propios parientes, o por el Estado, y eso los convierte en seres de otra galaxia… Entonces nos pusimos a pensar cómo podíamos plasmar esta realidad, no desde lo documental sino desde la ficción, y explotar la parte visual, para que este delicado asunto fuese más “digerible” para el espectador y le generara empatía”.

Estuve viendo el making of de “Desde otra galaxia”, y allí hablas acerca de las dificultades que implica pasar del equipamiento convencional, ópticas y cámaras réflex, al formato de smartphone para realizar una película…

“Sí, pero al final nos resultó una experiencia espectacular, y nos dimos maña para ir superando los diversos obstáculos técnicos que se nos presentaron. Por ejemplo, el soporte estabilizador para hacer que el smartphone funcione como una Steadicam fue una pequeña adaptación que hicimos a partir de unos selfie sticks. Tienen el mismo tornillo donde se colocan las zapatas de los trípodes, así que aprovechamos esa característica particular del dispositivo”.  

Participarás en el Demand Solutions de Washington DC, y tu corto está bastante alineado con los temas sociales que abordamos desde el BID…

“Sí, y eso me entusiasma mucho. Si bien aún no soy todo lo activista que me gustaría ser, lo que sí tenemos en claro con mi socio es que en algún momento de nuestras vidas nos gustaría hacer documentales que nos permitan ayudar a determinadas comunidades necesitadas, exponiendo la realidad que les toca vivir. Darles visibilidad a los problemas que atraviesan los más vulnerables. Ése podría ser nuestro aporte a la causa, a partir de lo que sabemos hacer”.

¿Qué te pareció el nivel general de esta última edición de SmartFilms, comparándola con la anterior?

“Decididamente, subió muchísimo el nivel, comparándolo con el del año pasado. Vi muchas realizaciones de excelente calidad, muy buena fotografía y edición, muy buenos guiones…”

Si tuvieras que darles un consejo a los próximos concursantes de SmartFilms 2017, habiendo sido ganador por dos años consecutivos, ¿qué les dirías?

“Les diría que hagan cortometrajes todo el tiempo, que no se detengan, porque ésa es realmente la única manera de ir descubriendo qué es lo que uno debe mejorar, qué debe cambiar, comparando su trabajo cotidiano con el que uno anhelaría hacer. También, que vean mucho cine, muchos productos audiovisuales, que se vinculen con otros realizadores y sigan arriesgándose, que es lo más importante. Sacarse los prejuicios y lanzarse a experimentar, hacer, hacer, hacer… Ésa es la única manera de alcanzar buenos resultados”.