Uber lanza ofensiva global en la entrega de comida a domicilio

Ubereats - Uber
UberEats planea entrar en al menos 22 nuevos países de todo el mundo en un futuro próximo.

Uber está protagonizando una agresiva ofensiva en el negocio del reparto de comida, respaldada por una ola de contratación de nuevos trabajadores y preparándose para entrar en al menos 22 países nuevos para competir con sus rivales locales.

En una nueva señal del aumento de la ambición del gigante tecnológico estadounidense más allá del servicio de taxi, Uber comenzará a repartir comida en Ámsterdam el jueves, justo cuando el líder del mercado holandés, Takeaway.com, empieza a operar en la bolsa de valores local.

(Lee: Uber alcanza 2.000 millones de viajes y 450 ciudades)

Además, de acuerdo a las actuales ofertas de trabajo publicadas por Uber y otros sitios de búsqueda de empleo -unos 150 puestos que van desde gerentes generales y personal de ventas a repartidores en bicicleta-, UberEats planea entrar en al menos 22 nuevos países de todo el mundo en un futuro próximo.

En mayo, ejecutivos de Uber aseguraban que las ambiciones internacionales de UberEats se ceñían a una modesta ampliación de su negocio principal de transportar gente, pero su ofensiva de reclutamiento en los tres últimos meses sugiere que apuesta por algo más ambicioso.

“Estamos muy confiados en que (el negocio de) UberEats esté resonando en el todo el mundo y en las ciudades en las que Uber opera el negocio del transporte”, comentó Jambu Palaniappan, flamante director de UberEats para Europa, Oriente Medio y África.

skeptics-step-1-f85cc6aa92

Europa alberga a muchos de los actores internacionales más activos en el negocio del reparto de comida por Internet. Confían en sus lazos locales, sus bases establecidas de clientes y una creciente red de restaurantes para combatir a los gigantes tecnológicos estadounidenses.

(Lee: Desde Argentina, HoyPido da el salto a México)

Los principales actores internacionales -la británica Just Eat, la alemana Delivery Hero y Takeaway.com- se centran en anunciar negocios locales y aceptar pedidos de usuarios cercanos, mientras dejan que los repartos a domicilio los hagan los mismos restaurantes. Últimamente han estado recaudando nuevo capital o intercambiando activos para reforzarse ante la expectativa de que Uber elevara su apuesta.

Los inversores destinaron cerca de US$10.000 millones en 421 negocios de reparto de comida desde el comienzo de 2014, pero la financiación cayó en más de la mitad en los seis primeros meses de 2016, según la firma de análisis CBInsights.

(Lee: Se frena la inversión en startups de entrega de comida)

En total, se estima que el mercado global de reparto de comida de restaurantes crezca un 10% entre 2015 y 2020, hasta los US$93.400 millones, según la compañía de análisis de mercado Euromonitor. Reuters

Fuente imagen destacada