Yask, la única startup colombiana en el programa de Start-Up Chile para mujeres fundadoras

nature-sunset-person-woman
Para la cuarta generación de The S Factory fueron elegidas 30 startups de 17 países, después de un proceso en el que participaron 426 proyectos de todo el mundo.

La necesidad creciente en el mundo de comunicarse bien en inglés y una falta notable de herramientas que ayuden efectivamente a este fin fue la idea sobre la que se creó Yask, una comunidad de hablantes nativos de todo el mundo que corrigen, traducen y mejoran sus frases entre sí.

La startup fue el único proyecto colombiano seleccionado por The S Factory, el programa de pre-aceleración de Start-Up Chile para mujeres fundadoras. Para la cuarta generación de esta iniciativa fueron elegidas 30 startups de 17 países, después de un proceso en el que participaron 426 proyectos de todo el mundo.

(Lee: WeXchange busca emprendedoras con startups innovadoras en Cinecia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas)

Yask recibirá CLP$10 millones (US$15,000 al cambio actual) y acompañamiento en un programa de 12 semanas en Chile con el que busca crecer y fortalecer el producto y la comunidad.

La visión de Yask es que cualquier persona pueda expresarse como un hablante nativo en otro idioma“Es increíble que cuando uno no está seguro de algo que está escribiendo en otro idioma, la única ayuda que encuentra en Internet son unos foros confusos, que a veces ni siquiera resuelven la duda. ¿Esto es lo mejor que se puede hacer? ¡Claro que no!”, expresó Andrea Higuera, CEO de Yask, y quien también ha trabajado en startups como Tappsi y Táximo, ambas compañías Endeavor, y Lenddo.

(Lee: El Futuro del Ecommerce en LATAM es Instagram, conoce la emprendedora millenial que lo está impulsando)

La aplicación usa algoritmos inteligentes para determinar si una respuesta es confiable y distribuye las preguntas entre la comunidad para asegurar respuestas rápidas.

display_es-42
“Estamos haciendo una herramienta que permite a las personas ayudarse en idiomas de forma efectiva, rompiendo las barreras idiomáticas. En Yask un colombiano puede ayudar a un japonés, incluso sin tener un idioma en común”, añadió Andrea.

El objetivo de Yask es construir un sistema cada vez más poderoso y automático basado en Big Data. Con los datos de las preguntas y respuestas de la comunidad, paralelamente se está construyendo un sistema inteligente que combinará la eficiencia de la tecnología con la calidad de los aportes humanos.

Esta propuesta innovadora, que también fue fundada por Alejandro Zuleta (CTO), fue la que hizo que Yask resultara seleccionada por el equipo de jueces de Start-Up Chile para hacer parte de The S Factory.

(Lee: La historia del emprendedor colombiano que creó gestor de proyectos para Google Apps)

Actualmente se puede usar la aplicación para obtener ayuda en inglés, alemán, francés, portugués, italiano y español. Está disponible para Android, acaba de lanzarse la primera versión para iPhone y es completamente gratis.