Enseñar también es emprender: La tarea de los padres con el regreso a clases

mother-s-day-tech
Comenzar desde temprana edad la enseñanza del inglés permite dominar mucho mejor el idioma y enfrentarse a la demanda del mundo actual en bilingüismo.

El aprendizaje del inglés en América Latina se está convirtiendo en un reto para los padres y los gobiernos de la región. Si bien países como Argentina, Colombia, Chile, Ecuador, México y Perú están implementando políticas para asegurar el acceso de los estudiantes en edad escolar a una enseñanza bilingüe, el éxito del proceso no recae exclusivamente en el Estado.

(Lee: Inglés, un reto que los padres modernos afrontan con tecnología)

Según un estudio del British Council sobre inglés en América Latina, en seis de siete países examinados, existen políticas de Estado para promover el bilingüismo a nivel nacional: Argentina, Colombia, Chile, Ecuador, México y Perú. Sin embargo, es una realidad la escasez de profesores o educadores de inglés que se vinculan a las escuelas, hace falta un mayor entrenamiento para capacitar a los que ya ejercen y se presentan barreras para su aprendizaje, principalmente por costos.

La responsabilidad de la educación y sobre todo la generación de una cultura bilingüe depende en gran medida de los padres, a través de la estimulación continua que los niños tengan en sus casas para adoptar una segunda y tercera lengua y la adaptación de estos métodos a la educación tradicional en casa es un asunto que preocupa cada vez más a los padres.

La mejor etapa para iniciar este aprendizaje es desde una edad temprana, cuando los niños empiezan su ciclo escolar y tienen una mayor capacidad de desarrollar habilidades básicas para su vida, como la lectura, la escritura y el dominio de un segundo idioma.

mainimage_kid

Antes de iniciar la implementación de metodologías bilingües o multilingües en casa es vital que padres y cuidadores tengan conciencia del impacto que esto tendrá en la vida de sus hijos, porque de nada sirve implementar metodologías de educación con éxito, si no se tiene conocimiento sobre el impacto positivo o negativo que puede tener en los niños.

Por esta razón, ahora cuando los niños regresan a sus clases, es fundamental promover la práctica constante de idiomas en casa como parte de la rutina diaria, mucho más si se tiene en cuenta que con mayor frecuencia las escuelas en América Latina incluyen en sus currículums áreas bilingües o trilingües, siendo las lenguas más comunes el francés, alemán, italiano y por supuesto, el inglés.

Una mejor forma de enseñar

Una de las recomendaciones que hacen los investigadores de un estudio del Queen’s University de Belfast sobre prácticas de enseñanza de idiomas a niños y jóvenes en la escuela y en casa es que, además de las clases obligatorias formales en los colegios, los padres cuenten con un profesor de inglés en casa que esté en permanente comunicación con ellos y puedan hacer seguimiento al progreso del niño.

Gracias a plataformas tecnológicas como Cambly, que le permite a la persona conectarse a través de un dispositivo electrónico móvil o web con un tutor nativo 24 horas 7 días a la semana y tener una clase en línea, los padres tienen acceso a un profesor en casa que les ayude a sus hijos a desarrollar sus habilidades en inglés, dependiendo del nivel y la necesidad del estudiante.

De hecho, Cambly ha detectado en el último año un aumento significativo en la cantidad de padres que usan la tecnología y su aplicación para complementar el estudio del inglés de sus hijos en casa. Desde finales de 2014 y durante todo 2015, el uso de Cambly por parte de niños en países no angloparlantes ha aumentado notablemente. Sistemas como este han demostrado ser de gran ayuda para que los niños y jóvenes en edad escolar practiquen sus lecciones de inglés, guiados por tutores nativos angloparlantes que les ayudan a corregir su pronunciación y mejorar su fluidez.

cambly

Según Karen Acosta, manager regional de Cambly para América Latina, “diariamente recibimos decenas de estudiantes de diferentes edades que se están preparando para presentar un examen o prueba de nivelación o que simplemente están recibiendo una educación en más de un idioma y que requieren reforzar el entrenamiento que ya reciben en centros de enseñanza, colegios y universidad. Nuestra recomendación, sin importar su nivel, es crear el ambiente de aprendizaje ideal de una segunda lengua, sumar esfuerzos en el hogar y las instituciones y apoyarse en la tecnología como un facilitador clave del proceso, es justamente ahí donde plataformas como Cambly tienen un rol más activo”.

Complementario a las tareas con los tutores, en Cambly han desarrollado “material de estudio complementario y consulta para nuestros estudiantes, basados en las temáticas y con el nivel de dificultad de las pruebas reales”, afirma Acosta.

Fuente imagen destacada