Cómo lograr una startup de alto impacto en México

Bandera_NOM_G
Emprendedores y líderes de organizaciones se reunieron para hablar sobre las claves para crear startups mexicanas de alto impacto.

El pasado miércoles 27 de julio directivos del ecosistema mexicano emprendedor conversaron en Uelik Gastrofonda sobre las claves para lograr una startup de alto impacto en el país. Irma del Carmen García (directora de Emprendimiento de Alto Impacto en el INADEM), María Constanza “Coni” Riveros (general manager de NUMA México), Vincent Speranza (managing director de Endeavor México) y Jonathan Lewy (cofundador e inversionista de Investomex) compartieron opiniones, experiencias y aprendizajes junto a Mara Martínez (cofundadora y CEO de Emma), Carlos López (cofundador y CEO de Hola Gus) y Rodolfo Corcuera (cofundador y CEO de Aliada). Todos ellos fueron invitados por Adolfo Babatz (cofundador y CEO de Clip), uno de los líderes de la industria FinTech mexicana.

Aún cuando el país está atravesando un gran momento en la creación de empresas, México se encuentra en la posición 87 de una lista de 130 países según el Índice Global de Emprendimiento 2016, muy por debajo de Chile o Colombia. Para los directivos invitados, esto es un reflejo del cómo queda mucho trabajo por hacer al identificar las necesidades potenciales en el mercado. El encontrar por qué emprender resulta clave para decidir iniciar la idea de negocio. En el caso de Corcuera, él identificó la necesidad a resolver de primera mano con una conocida cercana, mientras que Babatz decidió enfocarse en las personas y comercios que no tenían la opción de recibir pagos con tarjetas.

El encontrar por qué emprender resulta clave para decidir iniciar la idea de negocio.

Para los directivos de las startups invitadas, el diferencial para lograr alto impacto en su respectivo emprendimiento fue el modelo innovador de negocios que propusieron para resolver la necesidad que encontraron; en la mayoría de los casos resultó de la suma de contar con experiencia previa en la industria y desarrollar un equipo de colaboradores adecuado para ofrecer una solución viable y atractiva para su mercado.

Desayuno3

Riveros recalcó la importancia de fortalecer el ecosistema nacional para lograr éxitos similares a los que tienen otros países; y fue apoyada por Speranza quien señaló que actualmente el ecosistema ha sido de instituciones y organizaciones, pero que debe evolucionar hasta ser un ambiente en donde los mismos emprendedores retribuyan y se conviertan en mentores de las nuevas generaciones de interesados en resolver necesidades específicas. Todos concertaron que un ambiente propicio del ecosistema elevaría las probabilidades de éxito, tanto para las nuevas startups como para las existentes.

Dicho ambiente se fortalece con las iniciativas de los organismos públicos y privados. García describió los apoyos que otorga el INADEM, que aunque limitados, buscan democratizar la asignación de los recursos para gestionar, de manera equitativa, entre los aplicantes de las convocatorias. A diferencia de la institución gubernamental, NUMA y Endeavor tienen criterios propios de selección y aceptación para apoyar a los emprendedores mexicanos.

Babatz aprovechó para destacar que una startup de alto impacto no es aquella que tiene facturación considerable, sino la que cambia de manera positiva la vida de una gran cantidad de personas. Medir dicho “impacto”, no solo en empleos inmediatos generados sino en el alcance directo e indirecto que tiene cada una, es uno de los grandes paradigmas a modificar en el propio ecosistema y que los invitados apoyaron en cambiar la perspectiva.

Una startup de alto impacto no es aquella que tiene facturación considerable, sino la que cambia de manera positiva la vida de una gran cantidad de personas.

Martínez hizo un llamado a poner atención hacia las universidades, pues “la generación que viene se va a ver muy concentrada en esta parte, donde los estudiantes están tomando la decisión entre unirse al mundo corporativo o ser emprendedores”. Agregó que las próximas generaciones tienen interés en trabajos flexibles y con variedad de beneficios; siendo las startups una opción atractiva para los próximos egresados.

Por su lado, López invitó a seguir creando comunidad, que desde su punto de vista, es la base para un ecosistema emprendedor saludable. Recomendó a los nuevos emprendedores no dejar de creer en lo que sueñan. Comentó que “si nunca dejas de creer, no dejarás la pasión por lo que haces”.

Mientras que Corcuera exhortó a seguir nutriendo el sentimiento de camaradería y de compartir los problemas que se van teniendo para aprender de las experiencias de todo el ecosistema. Creando sinergias entre organismos gubernamentales y la industria privada, se tienen resultados interesantes y se aprovechan los recursos existentes.

Mexico-flag-9

Riveros señaló la oportunidad que hay en Latinoamérica para resolver la enorme cantidad de problemas existentes que necesitan ser simplificados en diferentes áreas, tanto de salud como financieros e incluso de educación. “Ojalá la comunidad emprendedora ayude a penetrar en esos mercados”, declaró.

Para García, lo más importante es que los emprendedores se hagan de un buen equipo de trabajo, que sea multidisciplinario y comprometidos con el proyecto; además de desarrollar aliados estratégicos para la startup. Comentó que “el capital social de la empresa es muy importante”.

Speranza recomendó que el emprendedor debe haber sido empleado en la industria que lo apasione para contar con la experiencia necesaria. “Encuentra un propósito que te levante cada mañana”, mencionaba para explicar su sugerencia. Pidió también retribuir al ecosistema y al país, haciendo comunidad al compartir experiencias y mentoreando a otros emprendedores. Además de destacar la importancia de rodearse de gente preparada que aporte al emprendimiento, nunca perdiendo la humildad y la firmeza.

“Encuentra un propósito que te levante cada mañana”.

Finalmente, Babatz ofreció consejos que según su experiencia son relevantes: enfocarse a resolver un único problema (para aprovechar los recursos de la mejor manera) y tener cuidado con las personas a las que dejar entrar al emprendimiento, incluyendo empleados, proveedores, inversionistas e incubadoras u organizaciones de apoyo, investigando a detalle antes de sumarlos a la propia startup.

Los directivos invitados del ecosistema mexicano emprendedor, coincidieron en algunos de los elementos relevantes que deben existir para lograr una startup de alto impacto en el país:

  • Identificar un problema y tener gran pasión por resolverlo.
  • Contar con un equipo talentoso que complemente al emprendedor.
  • Desarrollar un sistema organizacional estructurado dentro de la startup.
  • Crear un plan de incentivos económicos y emocionales para los colaboradores.
  • Tener gran claridad en los objetivos que se persiguen.

Fuente imagen destacada

Acerca del autor

Pulsosocial

Pulsosocial

Media outlet de Emprendimiento, Marketing, Tecnología e Inversión en Latinoamérica.

  • sergio castillo

    La verdad que bien que se estan generando startups, pero tampoco se vale que salgan ellos como si sus startups fueran ideas únicas o que ellos las sacaron de la nada. Todas son la versión mexicana de una startup ya existente y exitosa. Emma es como Hometeamcare, holagus es como getmagicnow, aliada es como hassele o handy(inglesas) y clip es la competencia directa de izzetle. Obviamente mejor que ellos las saquen en el país para que no les ganen mercado y todo el dinero se quede adentro o que haya competencia para que el usuario final se vea beneficiado. Pero repito, que no se den el baño de innovadores.

  • En esta nueva era una empresa de alto impacto es Global!!!! no local