Pagos electrónicos para apalancar el agro

agro
Expertos destacan el potencial de la tecnología móvil para suplir la necesidad de que millones de pequeños agricultores tengan acceso a servicios bancarios.

La Fundación Grameen, el Centro de Crecimiento Inclusivo de MasterCard y representantes del sector gubernamental se reunieron en días pasados en el evento ‘Llevando los Pagos Digitales hasta la Última Milla’ para explorar oportunidades que permitan expandir los pagos electrónicos en el sector rural colombiano.

El objetivo es unir los esfuerzos para permitir a los agricultores utilizar la tecnología digital para el acceso y el uso de una amplia gama de servicios financieros que pueden ayudar a mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

(Lea: La fintech chilena que revoluciona la industria de los pagos móviles)

“La exclusión financiera acarrea limitaciones de crecimiento y desarrollo de las áreas rurales en Colombia. La problemática radica en que gran parte de esta población no cuenta con servicios bancarios. Sin embargo, muchas de estas personas tienen un teléfono móvil, el cual tiene el potencial de facilitar el uso de servicios financieros digitales para este sector, explicó Marcela Carrasco, presidente de MasterCard para Colombia y Ecuador.

En Colombia, más de 12 millones de personas dependen de la agricultura, de los cuales sólo una minoría está bancarizada. En este contexto, el reto consiste en encontrar un canal viable para que esta población acceda a los servicios financieros, a la vez que garantice comodidad y confianza para los usuarios.

“Mejorar el acceso a los servicios financieros en las comunidades rurales menos favorecidas, es esencial para reducir la pobreza e impulsar el crecimiento económico de Colombia. El país ha tenido un progreso significativo en la expansión del uso de los servicios financieros en las zonas urbanas y se debe garantizar que las comunidades rurales sean parte de esa misma transformación”, dijo Fernando Henao Velasco, director de país de la Fundación Grameen para Colombia.

El uso de teléfonos móviles y otros dispositivos digitales para realizar pagos de forma económica, segura y sin necesidad de recorrer largas distancias, es una iniciativa que puede transformar la capacidad de la población rural para adquirir y pagar los insumos, servicios y bienes; así como realizar inversiones, pagar préstamos, entre otros.

(Lee: Booster AgTech, la solución hecha en Argentina que los pequeños agricultores están buscando)

Muchas organizaciones han sentado las bases para avanzar en esta dirección. Por ejemplo, actualmente muchos colombianos de zonas rurales reciben beneficios del gobierno por medio de sus teléfonos móviles. La Fundación Grameen, con el apoyo de MasterCard, ha desarrollado un programa piloto que permite que grandes compradores generen pedidos electrónicos a las cooperativas de agricultores. Esto demuestra cómo, los servicios digitales, pueden servir a los pequeños agricultores y empresas agrícolas, de manera práctica y sencilla.

El evento hace parte de un trabajo conjunto entre la Fundación Grameen y MasterCard con el fin de poner la tecnología digital a disposición de los pequeños agricultores en áreas como comercio, financiamiento e información.

En el evento participaron panelistas internacionales y representantes del sector público y privado, tales como Sonia Arenaza, especialista financiera de Better Than Cash Alliance; Sandy Fernández, director senior de programas globales del Centro de Crecimiento Inclusivo de MasterCard; Juan Felipe Quintero, Dirección de Desarrollo Rural Sostenible del DNP; Carlos Moya, Coordinador Regional de América Latina y el Caribe de la Alianza para la Inclusión Financiera; José Sanín, especialista de Regulación de Servicios Financieros Digitales de GSMA y María del Pilar Galindo, representante del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, entre otros.