Cómo sacarle el máximo provecho a la banca en línea

frog-lying-relaxed-cute
La startup mexicana Kueski preparó una lista de consejos para aprovechar una gran herramienta que bien utilizada permite ahorrar tiempo y administrar mejor las finanzas.

La banca en línea es una modalidad que poco a poco va abriéndose espacio entre los jóvenes. Más del 60% de los jóvenes de entre 16 y 24 años de México, Brasil, Estados Unidos, Singapur y Reino Unido utiliza esta herramienta, al grado de que un 25% de ellos ya no visita sucursales bancarias, según un estudio de la empresa de seguridad Gemalto. Además de ofrecer ventajas como ahorro de tiempo o evitar llevar dinero en efectivo, el servicio de banca en línea se ha apalancado del auge de los teléfonos inteligentes y las tabletas para llegar a cada vez más personas.

(Lea: Banca online y móvil ganan cuota a la tradicional en Latinoamérica)

Se trata de una gran herramienta que bien utilizada permite ahorrar tiempo y administrar mejor las finanzas. Verificar saldos y movimientos, realizar transferencias, invertir, pagar servicios o tarjetas de crédito, son algunas de las posibilidades que ofrece utilizar la banca en línea. Si todavía no te animas a explorar esta herramienta financiera, el equipo de la startup Kueski preparó una lista de consejos para sacarle el máximo provecho a la banca en línea:

(Lea: Kueski cierra la ronda de financiación más grande para una startup fintech en México)

Seguridad

Una de las principales razones por las que muchos usuarios no se animan a utilizar a la banca en línea es por motivos de seguridad, pero la realidad es que muchas veces se trata de un temor infundado. No por esto debes dejar de poner atención a este tema.

Una de las tácticas más comunes para robar datos personales es utilizando técnicas de “phishing”. Esto es cuando alguien crea un sitio falso que se hace pasar por la página de tu banco. Antes de llenar cualquier dato asegúrate que la página a la que entraste sea el sitio web oficial de tu banco. De hecho, evita hacer clic en enlaces y dentro de lo posible teclea tú mismo la dirección del banco para que puedas estar seguro.

En el tema de contraseñas, se recomienda que utilices diferentes passwords para cada cuenta que tengas, buscando que sean de al menos 15 caracteres y que contengan combinaciones de mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Por último, recuerda que las redes públicas o abiertas no siempre son conexiones seguras para realizar este tipo de transacciones bancarias.

Aprovecha la Información

Con tu banca en línea puedes consultar tu saldo a cualquier hora del día y, si usaste tu tarjeta para pagar, también conocer en qué gastaste dichas cantidades. Esto te puede servir para mantenerte al tanto de los movimientos que realizas, ajustar tu presupuesto y conocer el estado de tus finanzas para que así puedas mantenerlas en orden. Consultar recurrentemente esta información te puede ayudar a detectar gastos hormigas, es decir, gastos que pueden no parecerte significativos pero que terminan por afectar a tus finanzas a largo plazo.

Paga en línea

Una de las ventajas de la banca en línea es que agiliza algunos trámites como pagos de servicios o de tarjetas de crédito. En muchas ocasiones desde la misma plataforma de tu banco en línea puedes realizar estos pagos, lo que te evitará retrasos o tiempo en filas

SPEI o transacciones

En línea puedes hacer transacciones bancarias a otras cuentas de tu mismo banco, pero también de otros bancos mediante un SPEI (Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios). Mediante la Clave Bancaria Estandarizada o CLABE, puedes realizar transacciones que se reflejan el mismo día. Ya sea para que administres tu dinero en las cuentas de varios bancos o para que pagues a terceros, saber utilizar el sistema de transacciones en línea sin duda te hará la vida más fácil. Además, si pides préstamos en línea en sitios como Kueski, puedes pagar tu préstamo transfiriendo el dinero a su cuenta con esta opción.

Comprobantes a tu correo electrónico

Todos los cambios, pagos o depósitos que haya en tu cuenta, serán enviados a tu correo electrónico. Así puedes llevar un seguimiento de todo lo que ha ocurrido en tu cuenta de banco. Además de ayudar al medio ambiente, te ayudará a organizarte mejor, pues tendrás todos tus estados de cuenta en un mismo lugar y accesibles desde cualquier computadora con Internet.

Pagar tus impuestos

Si ya te toca pagar tus impuestos y tu banco está autorizado por el SAT para recibir declaraciones o pagos vía Internet, puedes hacerlo directamente desde tu banca en línea. El SAT te entregará un número que deberás ingresar con tu RFC (o el de tu empresa) y el monto a pagar.