Cinco puntos clave para entender la relación banca y fintech

Startups FinTech
La colaboración entre startups tecnológicas y las principales empresas financieras se hace especialmente popular en el escenario fintech vs. bancos.

Pero esta relación no es sencilla y tanto las empresas de la tecnología financiera como los bancos forzarán cualquier ventaja que puedan tener para reorganizar la industria a su alrededor.

(Lea: [Infografía] La revolución global del FinTech)

Desde Spotcap, plataforma fintech para empresas, señalan cinco áreas clave en esta relación de coopetición –colaboración y competición-.

1. Creatividad e Innovación

Las empresas fintech se caracterizan por su innovación al combinar las cualidades de las startups tecnológicas con la inteligencia financiera. Trabajan de manera natural en los nichos que no han sabido cubrir los bancos, aportando agilidad, sencillez y transparencia.

Sin embargo, y al contrario de lo que se pueda llegar a pensar, los bancos sí que innovan. De hecho, parte de la recesión de 2008 en España se debió a una sobrecarga de innovación que, junto con las hipotecas de alto riesgo, crearon una perspectiva de innovación enorme. Lo que les falta es la flexibilidad a la hora de afrontar esa innovación: tienen demasiadas estructuras y, por tanto, se estancan.

2. Confianza

Cuando se habla de dinero, no solamente hablamos de unos y ceros. Estamos hablando de algo más que dinero: hablamos de valores, de esperanzas… hablamos de la vida de las personas. El dinero, por tanto, es emocional, y este es un hecho que no ayuda a las nuevas empresas.

(Lea: Fintech Radar México: 128 startups que están cambiando las reglas del juego)

Los bancos han estado invirtiendo grandes cantidades en marketing, aumentando su gasto año a año. Han creado una gran conciencia de marca y consumidores fieles, construyendo más y mejores incursiones en la vida de los consumidores, especialmente en el ámbito digital. Los bancos están utilizando el marketing como una herramienta muy potente para detectar a los consumidores que se están cambiando a las empresas fintech. Para forzar este cambio, las fintech necesitan crear campañas convincentes para mostrar a los usuarios que pueden confiar su dinero, sus valores y su seguridad a estas empresas.

3. Regulación

La banca puede aunar regulación y tecnología de manera mucho más holística ahora mismo, debido a la ausencia de regulación en el plano fintech. Mientras que una regulación beneficiaría al fintech frenando a las empresas irresponsables de entrar en el mercado -y un sector fintech más regulado ayudaría a crear la anteriormente mencionada confianza del consumidor-, la realidad es que los bancos se benefician mucho más de la regulación, gracias al vacío regulatorio al que están asistiendo las fintech en España, por ejemplo. No sólo sus lobbies son más fuertes, más grandes y mejor conectados, sino que la regulación puede estar incluso ayudando a que no haya una gran disrupción en la industria de la mano del fintech.

(Lea: El mapa imperdible de las startups Fintech en Colombia)

4. Talento

Se está produciendo un éxodo del talento que trabaja en bancos hacia las empresas fintech. The Economist afirmaba hace poco que a pesar de que la cultura de la banca y las fintech es completamente diferente, confían en la misma gente para lograr el éxito de sus empresas. La razón de fondo no requiere mucha imaginación: las fintech quieren reforzarse gracias a este talento que sale de los bancos. Sin embargo, la crisis de 2008 también ha tenido parte de culpa. Desde entonces, sólo los bancos americanos han recortado más de medio millón de empleos y, en España, se asiste a un goteo de anuncios continuos en recortes y cierres de oficinas por parte del sector bancario. Sin embargo, el fintech requiere un talento muy concreto y diferente al bancario: la necesidad de personal es mucho más elevada de desarrolladores, analistas y abogados, no de vendedores.

5. Atención al cliente

“Por favor, espere detrás de la línea” no es lo que el cliente quiere oír, especialmente cuando están intentando hacer una transacción bancaria básica. La gente quiere ser capaz de gestionar sus finanzas sin problemas y el fintech es mucho más fuerte en este aspecto que sus competidores gracias a su habilidad de adaptarse a la vida de los consumidores. Los bancos están creando incubadoras en todo el mundo para modernizar sus servicios, pero no pueden mantenerse al día con las capacidades de las fintech. Los bancos hacen grandes esfuerzos en marketing offline, llegando a los consumidores en lugar de esperar a que ellos lleguen al banco, pero, simplemente, están un paso por detrás de las fintech. Los bancos son conscientes de que están muy por detrás de las fintech en experiencia de usuario, ya que éstas pueden reaccionar mucho más rápido y lograr resultados de manera más eficiente.

Fuente imagen destacada