MIT Technology Review en español designa al Innovador del Año e Innovador Social de Chile

Innovadores Menores de 35 Chile
Los jóvenes reconocidos presentaron sus herramientas tecnológicas relacionadas con el área de la salud durante una jornada dedicada a la tecnología.

La publicación MIT Technology Review en español reconoció a los siete Innovadores menores de 35 más destacados de Chile. Durante el evento celebrado ayer en Universidad Adolfo Ibáñez se entregó la mención especial de ‘Innovador del Año’, para Alejandro Tocigl (imagen destacada), y de ‘Innovador Social del Año’ otorgada a Margaret Lengerich.

(Lea: MIT Technology Review en español premia el talento de siete jóvenes chilenos)

Tocigl, cofundador y director ejecutivo de la startup Miroculus, desarrolló una herramienta basada en la detección de microARN que acelera el diagnóstico del cáncer de estómago y otras patologías en forma rápida, sencilla y asequible. Esto puede aumentar las probabilidades de supervivencia de los pacientes si los tumores se encuentran en fase temprana. Por su parte, Margaret Lengerich, obtuvo la mención de Innovadora Social del año por haber diseñado un sistema para eliminar el arsénico del agua de una manera más eficaz y barata. Con este sistema se evitará enfermedades y envenenamiento por ingerir agua contaminada.

Exposición
Margaret Lengerich recibe el reconocimiento como ‘Innovador Social del Año’.

Con esta segunda edición de Innovadores menores de 35 Chile, ya son 12 los ganadores de este prestigioso galardón que reconoce a los jóvenes innovadores más destacados del país. Este año el evento contó con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo y de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI).

“Premiar el talento de estos jóvenes chilenos que han desarrollado tecnologías para detectar el cáncer, limpiar las aguas o llevar electricidad a zonas alejadas es un impulso y un ejemplo de cómo la innovación puede permear en diversas áreas de la sociedad. El BID se siente complacido de acompañar y apoyar a estos emprendedores y sus hallazgos”, expresó Estanislao Echebarría, representante del BID en Chile.

En América Latina, 200 jóvenes han recibido este premio.

Este reconocimiento se ha convertido en un referente mundial en el descubrimiento e impulso de talento emergente generando la mayor comunidad de jóvenes innovadores que destacan por su alto nivel de innovación y su capacidad de transformar la sociedad. En América Latina, 200 jóvenes han recibido este premio en países como Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Uruguay y Perú. Este año se estrena la edición conjunta de Paraguay y Bolivia.

(Lea: Los 10 argentinos y uruguayos Innovadores Menores de 35 que están cambiando el mundo)

“La innovación chilena no para de crecer y la academia es un punto fundamental para estimular y  promover la inquietud de los jóvenes que intentan transformar la sociedad. Por eso la Universidad Adolfo Ibáñez promueve espacios como  Innovadores menores de 35 para generar debates y encuentros que ayuden a consolidar el ecosistema de emprendimiento en Chile”, afirmó Pablo Pastene, director ejecutivo del Centro de Emprendimiento Innovación y Tecnología de la UAI.

Durante la jornada se realizó el debate titulado: ‘La innovación tecnológica en el ecosistema chileno’, que contó con la participación de científicos, inversores, emprendedores y académicos. Eduado Labarca, fundador de Minespector Robotics y ganador de la anterior edición de Innovadores menores de 35 Chile, explicó a la audiencia que: “En innovación es crucial dedicarse a hacer, ejecutar, hacer prototipos y no quedarse solo en la etapa inicial de tener una idea y darle muchas vueltas”.

Exposición
La segunda generación de Innovadores Menores de 35 Chile.

La selección de los ganadores se dio entre más de 100 candidaturas de diversas áreas y los Innovadores menores de 35 Chile 2016 son:

Fernando Ávila, 34. Su diminuto robot rastrea el colon para detectar zonas cancerosas y extirparlas sin necesidad de una segunda intervención. Imperial College de Londres.

Eduardo Castro, 34. Ningún patógeno se librará de ser diagnosticado gracias a su software basado en la secuenciación genética. Aperiomics.

Emilio de la Jara, 30. Las comunidades aisladas podrán acceder a energía sostenible y más barata gracias a su sistema de aprovechamiento hidráulico. Capta Hydro.

Margaret Lengerich, 32. Millones de personas podrían dejar de beber agua envenenada con arsénico gracias a su sistema de filtración. HM Solucion.

Daniel Pérez, 33. Ha creado la mayor base de datos de revisión sistemática en salud para ayudar a los médicos a tomar decisiones. Epistemonikos.

Manuel Rozas, 33. Ha revolucionado los análisis de drogas y sustancias gracias a sus enzimas que ya emplea el FBI. Kura Biotec.

Alejandro Tocigl, 31. Acelera el diagnóstico del cáncer de estómago gracias a su herramienta de detección de microARN. Miroculus.