Hablar el mismo idioma que los clientes, clave para mejorar las ventas

287H (1)
Si las empresas hace mucho que venden de otra manera –online, por ejemplo-, ¿por qué siguen haciendo videos publicitarios como si fueran para la televisión?

Las empresas se preocupan por tener presencia en las redes sociales y venden por la Web. Sin embargo, muchas siguen usando videos que ya quedaron atrás en el tiempo gracias a las nuevas tecnologías.

(Lea: Cómo está cambiando la tendencia en el uso de los videos interactivos)

Los consumidores de hoy esperan más de un video publicitario –y si el público objetivo de una empresa es joven, con más razón-, y las compañías podrían, a su vez, esperar mucho más que generar espectadores con sus videos: podrían generar clientes a través de videos interactivos que, aprovechando las nuevas tecnologías, sorprendan al cliente y lo lleve a realizar acciones que requerirían mucha más decisión y muchos más pasos si no fuera por la propuesta del video.

De estas posibilidades saben mucho en Cinemad, la plataforma online que permite agregar interacciones de social media, ecommerce y marketing a cualquier video para mejorar su efectividad y convertir así un video común en un comercial interactivo, inteligente y cliqueable.

(Lea: La argentina Cinemad.tv es elegida como startup global innovadora)

Mariano Lo Cane, cofundador y CEO en Cinemad, lo explica así: “La plataforma está enfocada al segmento de publicidad y la herramienta le permite al anunciante generar piezas perfectamente alineadas a sus objetivos. Por ejemplo, si se busca más engagement en redes sociales, es posible colocar un botón de ‘like’ en el video para que los espectadores se hagan fans con solo un clic”.

cinemad

Desde el mismo video, la ‘conversión’ puede ser directamente la compra u otras acciones a partir del clic: “Es posible mostrar los últimos twitts de la marca en el video y que el espectador mande otro tweet desde ahí, el usuario se puede registrar para un test drive de un auto completando cuatro campos o también se puede ayudar a viralizar un contenido con botones para compartir en redes sociales”, señala el CEO de Cinemad.

El video publicitario, entonces, no tiene por qué quedarse atrás de las demás líneas de comunicación con el cliente: recurriendo a los videos interactivos se le habla al usuario en su idioma –como dijimos, más aún si son jóvenes-, y se aprovecha una oportunidad que ya está al alcance de todos y de la que muchas empresas todavía no están sacando ventaja, cuando podrían estar incrementando sus ventas a partir de las posibilidades que brinda el video interactivo.

Es importante señalar que para contar con videos interactivos pueden aprovecharse los videos “planos” –o tradicionales- ya grabados, a partir de la inclusión de la interactividad. Esto representa un gran ahorro para las empresas, ya que no tienen que generar de cero su material publicitario en video para ponerlo a la altura de lo que la tecnología le permite ofrecer hoy.