IBM y el productor de Plaza Sésamo llevan la computación cognitiva a la educación preescolar

Computación cognitiva
Se trata de un plan adaptable de aprendizaje para desarrollar productos y plataformas para su uso en el hogar y en las escuelas. 

Sesame Workshop, la organización educativa sin fines de lucro que produce el reconocido programa Plaza Sésamo, e IBM anunciaron una colaboración para utilizar la tecnología de computación cognitiva de IBM Watson y la experiencia en la primera infancia de Plaza Sésamo para ayudar a en el progreso de la educación preescolar en todo el mundo.

(Lea: IBM y Cognitiva apuestan por una nueva era de Computación Cognitiva con Watson en Latam)

Como parte de un acuerdo de tres años, Sesame Workshop e IBM colaborarán para elaborar una nueva categoría de plataformas y productos educativos que serán diseñados para adaptarse a las preferencias de aprendizaje y niveles de aptitud de los niños en edad preescolar. 

Esas plataformas podrán ser aplicaciones de lectura, herramientas en salones de clase y/o un juguete inteligente, entre muchos otros, que estarán asistidos por las capacidades cognitivas de IBM Watson.

Las investigaciones demuestran que un punto importante del desarrollo cerebral ocurre en los primeros cinco años de un niño, haciendo esta una ventana crítica para el aprendizaje y el desarrollo. La alianza sacará gran provecho del contenido educativo de Sesame Workshop, obtenido durante más de 45 años de investigación y más de 1.000 estudios sobre cómo los niños aprenden mejor. Esta experiencia y conocimiento se combinarán con el procesamiento de lenguaje natural de Watson y otras tecnologías de computación cognitiva para generar experiencias de aprendizaje altamente personalizadas para los niños, capaces de complementar los roles que los padres y profesores juegan en el desarrollo temprano.  

CM-Watson1-1200x900 Computación cognitiva

 “Creemos que la educación junto con la tecnología son claves para mejorar el aprendizaje temprano en todo el mundo”, dijo Jeffrey D. Dunn, director ejecutivo de Sesame Workshop. “Hace una generación, Sesame Street aprovechó la presencia omnipresente de la televisión para llegar a los niños vulnerables que no tienen acceso a las oportunidades de aprendizaje que los niños ricos y la clase media.  Funcionó muy bien.  Ahora, a través de esta colaboración con IBM y Watson, esperamos desarrollar la próxima generación de herramientas de aprendizaje adaptado.  Finalmente, el objetivo es proporcionar a los niños de todos los niveles socioeconómicos con la oportunidad de educación significativa y personalizada en sus años más formativos”.

Los ingenieros, educadores, investigadores y tecnólogos de Sesame Workshop e IBM trabajarán en paralelo en las aulas y en los laboratorios de las dos organizaciones. Haciéndose eco de la década de 1960, cuando los fundadores de Sesame Street convocaron a diversos expertos para ayudar a concebir el programa televisivo, el equipo de Sesame Street y el de IBM se reunirán con los principales maestros, académicos, investigadores, técnicos, deportistas, actores y ejecutivos de medios para analizar las formas en que la informática cognitiva puede ayudar a los niños a aprender. 

Sesame Workshop e IBM están actualmente estudiando una amplia variedad de plataformas interactivas y las interfaces para su uso en hogares y escuelas. Las dos compañías planean probar y compartir prototipos con los líderes de la educación y la tecnología para permitir el perfeccionamiento continuo.

“Watson es especialmente útil para abordar uno de los desafíos más urgentes e importantes de nuestra sociedad: la forma en que nuestros niños aprenden”, dijo Harriet Green, gerente general de IBM para Watson IoT, Comercio y Educación. “El potencial de Watson para absorber, correlacionar, y aprender de grandes cantidades de datos no estructurados ayudará a entregar experiencias educativas muy personalizadas. Con el trabajo que haremos junto con Sesame Workshop buscamos transformar la forma en que los niños aprenden y en que los maestros enseñan. Prevemos tener un impacto en la vida y la educación de millones de niños”.

“La base de la inteligencia de los niños se forma en los primeros años de su vida, de cero a cinco años son los más críticos”, dijo Todd Rose, uno de los consejeros independientes del proyecto y director de Mente, Cerebro y Educación de la Escuela Superior de Educación de Harvard. “Hay grandes oportunidades en la educación en la infancia temprana, pero debemos reconocer que no todos los niños aprenden en la misma forma. Esta asociación tiene el potencial para satisfacer las necesidades educativas exclusivas de cada niño, ya sea mediante contenido personalizado o herramientas aptas para empoderar a cada niño a encontrar su propia vía de aprendizaje. En pocas palabras, experiencias educativas personalizadas mejorarán el aprendizaje para cada niño”.