Chocolab, la app infantil para aprender jugando en estas Pascuas

Chocolab
Kidloom es una empresa fundada por Gonzalo Geronés y Milena Pelletán, un matrimonio que decidió apostar a este tipo de contenidos.

Kidloom, la empresa proveedora de servicios de entretenimiento móvil para niños de 1 a 6 años, presenta esta divertida propuesta para crear sin límites más que la imaginación.

(Lea: Emprendedores mexicanos buscan acercar a niños y jóvenes a la tecnología)

Con 14 mini juegos sorpresa, la app está pensada para que los niños puedan armar sus propios chocolates libremente y experimentar con miles de combinaciones posibles junto con los diseños más fascinantes. Además, puede descargarse gratuitamente desde Google Play y iTunes y permitirá a los niños entretenerse con distintas formas, colores y texturas en estas Pascuas.

Con forma de huevo, gallina, o tal vez un conejo de chocolate, en un arco o en una cesta y del color que más les guste; los niños comienzan a crear su sorpresa de chocolate. Una vez terminada, podrán tomar una foto, agregarla a su colección y mostrarla a su familia y amigos.

Sin límites de tiempo o puntuación alguna, Chocolab los ayudará a desarrollar habilidades como clasificación y conceptualización, coordinación, concentración, capacidad de abstracción y pensamiento lógico.

Chocolab

Kidloom es una empresa acelerada por Vrainz, aceleradora de empresas con foco en proyectos aplicables al mundo mobile, y fundada por Gonzalo Geronés y Milena Pelletán, un matrimonio que decidió apostar a este tipo de contenidos, después de dar cuenta la manera natural en la que su hijo Santiago se apoderaba de smartphones o tabletas para entretenerse.

(Lea: Vrainz, la primera aceleradora argentina en ser miembro de la GSMA)

“Entendemos que nuestros hijos nacieron en un ambiente de interconectividad. Están acostumbrados desde chicos a recibir información visual y a la gratificación inmediata, y aprenden a edades cada vez más tempranas a moverse con naturalidad entre lo tangible y lo virtual. Apostamos a crear apps con valores, diseñando ambientes sanos y cuidados, buscando que sean a la vez, una experiencia de aprendizaje”, comenta Pelletán.

Desde un principio la compañía tuvo como objetivo crear un equipo profesional de pedagogos, músicos, docentes y especialistas en tecnología, para acercar contenidos y juegos para niños menores de 6 años. Asimismo, todos y cada uno de ellos conllevan una propuesta educativa segura y con control parental que permite que los niños interactúen y aprendan sin interrupciones ni límites.

“Los contenidos educativos a través del móvil son oportunidades transformadoras”.

En la actualidad, Kidloom tiene como principales clientes a las empresas de telefonía móvil en América Latina, una de las regiones con más crecimiento en el mercado de mobile learning en los próximos años, según cifras de Ambient Insight (US$1.4 mil millones para 2017).

Javier Guevara, CEO de Vrainz, comenta al respecto: “Los contenidos educativos a través del móvil son oportunidades transformadoras, no sólo desde el campo de la innovación y los negocios, sino también, en el encuentro entre padres e hijos a la hora de aprender juntos. Los dispositivos móviles pasan de ser meros pacificadores o distractores, a convertirse en herramientas de conexión e interacción entre ellos”.