La fiebre de las startups en América Latina

startups
Las startups en la región están captando la atención empresarial internacional debido a su ávida capacidad emprendedora e innovación tecnológica.

Por: Grecia Miguez, estudiante University of Fribourg, Suiza.

El concepto de las startups ya no es ajeno a la cultura de gran parte de los países en la región latinoamericana. En los tres últimos años, la presencia de éstas ha aumentado de manera acelerada en la región, lo que se refleja en un cambio de mentalidad y mayor aceptación hacia este nuevo modelo empresarial ligado a la innovación tecnológica.

(Lea: Las 11 mejores startups que Seedstars World encontró en América Latina)

Si bien es cierto que Silicon Valley, Londres y Austin, se mantienen como líderes indiscutibles en este ámbito por poseer una cultura startup mucho más fuerte y desarrollada, el panorama está empezando a cambiar al sur del mundo. La fiebre de las startups ha logrado extenderse con éxito hacia la región latinoamericana y está captando la atención empresarial internacional, debido a su ávida capacidad emprendedora e innovación tecnológica.

De acuerdo con el informe Latam Accelerator Report 2014, existen cerca de 872 startups y 53 aceleradoras en la región, con una inversión total que supera los 35 millones de dólares, donde los mayores representantes de esta nueva ola de emprendimientos innovadores son Chile, Brasil, México y Argentina. Otros datos interesantes con respecto al ecosistema latinoamericano, es el arrojado por Founderlist luego de analizar los datos de 304 startups en la región: 49% de los fundadores tienen entre 25 y 34 años, cada equipo cuenta con al menos tres miembros y que, en relación a sus ingresos, el estudio muestra que el 55% de las compañías registran ventas que suman más de US$ 15 millones, con un promedio mensual de US$ 12,955.

(Lea: Así son los emprendedores y startups que buscan un inversionista en Latinoamérica)

A continuación conoceremos a tres de las startups latinoamericanas que compitieron recientemente en Lausana, Suiza, en el concurso organizado por Seedstars World, organización suiza que busca nuevos emprendimientos en países emergentes que resuelvan problemas regionales o que desarrollen productos rentables para el mercado global.

Colombia: Diseclar

El problema: Para Juan Suárez, fundador de la startup Diseclar, empresa dedicada a la fabricación de inmobiliaria con materiales 100% reciclados, fue su experiencia de trabajar en una empresa productora de bebidas en Colombia la que abrió sus ojos con respecto a la excesiva producción de desechos plásticos.

“En Colombia se producen cerca de 13,000 toneladas de desechos plásticos por año, de las cuales solo se reciclan un 5%. A esto se suman las 580,000 toneladas de cascarilla de café que son quemadas y cerca del 25% de la madera obtenida de la tala indiscriminada de árboles en la región son destinados para la fabricación de inmobiliaria y de pisos”, afirma Suárez.

Captura de pantalla 2016-03-15 a las 10.41.51 a.m.

La solución: fueron estas cifras desalentadoras las que inspiraron a Suárez a fundar Diseclar. “Comencé a investigar y hallé que se puede mezclar el plástico con los residuos de café para producir una materia prima apta para la fabricación de mobiliario, de pisos, de techos. Todo lo que se construye con madera, lo podemos reemplazar con este producto que es ideal para exteriores, requiere poco mantenimiento y es muy resistente”. Diseclar no sólo contribuye a la preservación de el medio ambiente transformando los desechos plásticos y agroindustriales en magníficas piezas mobiliarias sustentables, sino que también ayuda a los recicladores de basura y agricultores a incrementar sus fuentes de ingreso a través de la compra de estos desechos.

Próximo paso: Suárez busca la internacionalización de su producto. “Ahora buscamos una inversión para poder incrementar nuestra capacidad de producción y exportar a Costa Rica, Estados Unidos y Ecuador. Personalmente, me gustaría mucho ver a un americano sentado en una de nuestras sillas o instalando una de nuestras pérgolas en su casa”.

Ecuador: Cuestionarix

El problema: Hoy en día, los estudiantes que deseen ingresar a una Universidad pública en Ecuador, están obligados a rendir el Examen Nacional para la Educación Superior (ENES). Sebastián Nankervis, director de estrategias y cofundador de Cuestionarix, plataforma virtual que ofrece clases interactivas en línea a través de simuladores de preguntas que prepararan a los estudiantes para el ENES, comenta: “Cada año cerca de 500,000 estudiantes deben rendir el ENES para ingresar a la universidad, sin embargo, el 40% de ellos no disponen de las herramientas necesarias para aprobar con éxito estas pruebas debido a los altos costos de los cursos preparatorios tradicionales, que sólo existen en las principales ciudades del país”.

enes-preparacion

La solución: éstas limitaciones y su pasión por motivar a estudiantes a lograr sus sueños, inspiraron a los fundadores de la startup Cuestionarix a crear una plataforma educativa interactiva a un precio justo. “Creamos una plataforma accesible y de bajo costo (US$ 50), que permite a los usuarios ingresar a la carrera que más deseen y volverse profesionales exitosos desde cualquier lugar y a cualquier hora”. Nankervis continúa, “La herramienta que más disfrutan nuestros estudiantes son las clases en vivo, a través de streaming todas las semanas, permitiendo a nuestro profesor llegar a más de 300 estudiantes en una sola sesión. Además, es sumamente interactivo ya que los estudiantes pueden realizar preguntas al profesor, volviéndose un servicio muy personalizado”. Nankervis añade que actualmente cuentan con 130,000 usuarios registrados a nivel nacional, de los cuales un 80% logran acceder con éxito a la Universidad de su preferencia, y 8 han logrado obtener becas internacionales por sus altos puntajes.

Próximo paso: “Definitivamente queremos llevar esta solución a más lugares y mejorarla. Primero queremos volvernos líderes en el país, y eventualmente expandirnos internacionalmente con la ayuda de inversiones, para poder lanzar pilotos y ayudar a estudiantes con otros exámenes regionales en Latinoamérica, y exámenes de suficiencia de lenguaje como en inglés, en mandarín, y en español, éste último enfocado en el mercado norteamericano y europeo”, concluye Nankervis.

Costa Rica: Slidebean

El problema: José Cayasso, CEO y cofundador de la startup tica Slidebean, una App con base de almacenamiento en la nube que permite a sus usuarios crear presentaciones en línea de forma fácil, rápida y eficaz, a cambio de una subscripción mensual que empieza desde los US$ 10, dice: “Todo empezó porque nosotros como diseñadores gráficos, nos sentíamos frustrados al ver como la gente luchaba tanto para crear presentaciones. Para una persona promedio, crear presentaciones es un proceso complicado que puede tomar horas de horas y aun así la presentación no se ve como querías”. Según Cayasso, el problema que enfrenta gran parte de las empresas pequeñas, es la ausencia de un diseñador gráfico en el equipo: “A las empresas les importa que sus presentaciones se vean bien, podrías contratar un freelancer para que diseñe tus presentaciones, pero esto puede resultar muy caro y toma tiempo”.

Slidebean-MultiDevice

(Lea: La startup costarricense Slidebean se lleva el premio del público en Seedstars World)

La solución: la app Slidebean se encarga de crear presentaciones con diseños atractivos y profesionales en menor tiempo. Gracias a sus herramientas que ofrecen plantillas prediseñadas al estilo de Instagram, los usuarios ya no tienen que lidiar con la complejidad de los interfaces de otros programas tradicionales, ni del balance entre contenido y diseño. “Básicamente a diferencia de Powerpoint o Prezi, hacemos el proceso mucho más simple y práctico, el usuario sólo agrega el contenido y la presentación se genera automáticamente”. Cayasso enfatiza: “todo el proceso se puede terminar en tan solo unos pocos minutos, queremos que las presentaciones de todos se vean mejor, ya que éstas tienen un impacto directo en cómo tu audiencia percibe la información”.

Próximo paso: “El último año para nosotros fue fantástico. Hemos crecido y contamos con un equipo en Costa Rica y en Estados Unidos, así que esperamos seguir en este camino. Nuestro objetivo ahora es empezar a obtener un producto que funcione especialmente para empresas más grandes, de entre 10 y 100 personas, y poder entender mejor sus necesidades”. Cayasso también manifiesta su deseo de que su startup sea adquirida por otra firma más grande en el futuro: “Yo creo que muchas empresas ven su éxito en la posibilidad de ser adquiridos por un aliado más grande, ya que es una gran oportunidad para nosotros como emprendedores de seguir trabajando en lo que nos gusta y a la vez poner una marca en tu hoja de vida que diga que la empresa que formaste fue adquirida por otra firma más grande”.