El futuro de la industria del ticketing en Latinoamérica y el mundo

tickets
El punto de partida de la evolución e innovación de la industria viene de la mano de la tecnología y la industria del ticketing no se queda afuera.

El punto de partida de la evolución e innovación de la industria viene de la mano de la tecnología y la industria del ticketing no se queda afuera: tanto el mercado primario (donde los precios de las entradas los definen las productoras) como el mercado secundario (la reventa, donde los precios los marca la oferta y la demanda) surgieron grandes cambios en poco tiempo.

La venta oficial de entradas por ventanilla y las colas, así como el revendedor tratando de conseguir un cliente en la calle -con los riesgos que esto conlleva-, le dejaron su lugar a las transacciones online, mucho más seguras y sencillas. La posibilidad de pagar un ticket -incluso de reventa- en cuotas y las preventas que se volvieron exclusivas y se transformaron en un privilegio para clientes de bancos -que, de ese modo, se suman al negocio del Show Business a través del sponsoreo-, le cambiaron la cara al mercado.

Las plataformas de intercambio de entradas entre usuarios revolucionaron la reventa en Internet, que organizada y asegurada por compañías de confianza, se transformó en una solución para quienes no pueden asistir al evento para el que adquirieron la entrada e, incluso, en un negocio -absolutamente legal- en sí mismo, ya que cuando se trata de conciertos o eventos muy buscados, con artistas de primer nivel, una entrada puede dejarle un excelente margen de ganancia al revendedor.

Por ejemplo, Carmen Navarro, directora de comunicación de Ticketbis -la plataforma de compra y venta de entradas fan to fan-, señala: “Sólo el 6% de los usuarios revenden para ganar dinero directamente. El otro 94% es gente que de verdad necesita el servicio. Desde la compañía lo controlamos poniendo topes a la cantidad de entradas que se pueden poner en venta”. 

Ander Michelana, CEO y cofundador de Ticketbis, explica la importancia de la seguridad en el éxito de la plataforma: “Nosotros somos intermediarios pero nos responsabilizamos por los dos lados, de cara al comprador le garantizamos que la entrada que ha comprado sea de verdad, y al vendedor, la que va a comprar. Esto tiene un costo operativo alto y cobramos más comisiones porque damos ese plus de garantía, sin margen de error”.

Por otro lado, en el camino de la evolución de la industria del ticketing, los canales de venta oficial y de reventa van camino a unificarse, como sucede desde hace años en Estados Unidos con el Super Bowl o la NBA.

Marta Bernasconi, responsable de comunicación de Ticketbis para el país, explica que en Argentina aún no se llegó a este tipo de acuerdos: “Este movimiento natural no tardará en llegar a la Argentina. Sí empezamos este año con los primeros, tanto en México como en Colombia con festivales de música, donde se llegó a acuerdos y se presentó a Ticketbis como la plataforma oficial para la reventa, de modo que la misma organización pudiera garantizar que las entradas eran de verdad”.

Asimismo, en otros mercados como los asiáticos, Ticketbis ha cerrado acuerdos con equipos de fútbol, productoras, festivales, etc. por los que actúa como partner oficial de venta tanto a nivel nacional como internacional.

Sin duda, es hacia éste modelo que evolucionará la industria (ya sea de la mano de acuerdos, alianzas, sponsoreos, etc.) y hacia donde deben mirar todos los actores de la industria del ticketing, para seguir creciendo.

Fuente imagen destacada