Startup chilena redefine la enseñanza del inglés en empresas apoyando colegios vulnerables

Kids-and-mural-e1431369973811
Beyond English ha sido apoyado por Corfo y UDD y utiliza un innovador modelo llamado 'Learning Powers Learning' o Aprendizaje Genera Aprendizaje.

En 2023, el 80% de las empresas tendrán el inglés como requisito para un puesto de trabajo, pero en la actualidad, solo el 8% de las personas habla inglés.

Para remediar esto, por cada curso que Beyond English vende al sector privado, entrega la misma oportunidad de aprender inglés a un niño de escasos recursos. “Es una especie de 2×1 que genera que, por el mismo precio competitivo, las empresas apoyen el desarrollo de sus colaboradores y que generen valor agregado en RSE, ya sea que lo quieran hacer por responsabilidad genuina o por reforzar su imagen”, explica Courtney Yarsley, fundadora y directora ejecutiva de Beyond English. Este innovador modelo llamado Learning Powers Learning (Aprendizaje Genera Aprendizaje) es pionero en generar un doble impacto en la enseñanza del inglés. 

Beyond English ha sido apoyado por Corfo y UDD, y ya tiene entre sus clientes a Groupon, Banco Central, BBVA y Polpaico. Además, están en seis colegios con alto índice de vulnerabilidad en diversas comunas de Santiago, además de fundaciones como Oportunidad Educacional.

IMG_4471-e1431446784480

Empresa con corazón de ONG

Certificada como empresa B, Beyond English es definida por su fundadora como una empresa con espíritu de fundación. Yarsley llegó a Chile de la mano de una ONG de educación, a través de la cual hizo clases de inglés en Duoc. Después de esa experiencia, volvió a Estados Unidos, siempre con la intención de volver a Chile y fundar un proyecto social que promoviera la enseñanza del inglés.

En 2008, Yarsley volvió a Chile y mientras trabajaba en este proyecto, realizó clases particulares de inglés para Banco Central y Universidad Diego Portales, donde comenzó a darse cuenta de las deficiencias de la industria. “En esta época conocí a muchos gringos como yo que estaban enseñando inglés y cuando les preguntaba a qué se dedicaban, era evidente que había desmotivación, porque me respondían ‘enseñando inglés no más’, como si fuese algo sin significado y que no los llenaba”, explica Courtney.

El profesor como usuario

Beyond English también se centra en crear una experiencia significativa para el profesor. “Para reclutar a los mejores tuvimos que crear una experiencia integral. Por eso, ofrecemos excelentes condiciones de trabajo y la posibilidad de impactar socialmente, y eso nos da una ventaja competitiva frente al mercado, porque nos permite reclutar a los mejores. Además, somos una especie de programa de formación profesional, porque empoderamos a los profesores y les enseñamos a liderar proyectos”, agrega su Directora Académica, Christine Andrews, quien hizo su Maestría en Educación en John’s Hopkins University.

Innovación en la metodología

Todos los profesores de Beyond English son norteamericanos y utilizan una metodología de aprendizaje experiencial que va más allá de la gramática y el vocabulario, y que consiste en aprender a través de ejercicios que promuevan el pensamiento crítico. “Está demostrado que esto es clave para que las personas trasciendan el nivel intermedio”, asegura Yarsley.

Los cursos duran entre 30 y 90 horas, tres horas a la semana distribuidas en dos días. Cada 15 horas hay evaluaciones y Beyond English está certificada como OTEC y cuenta con código Sence.

Según su equipo, Beyond English está redefiniendo la enseñanza del inglés en Chile. “Nuestro modelo pionero, Learning Powers Learning está revolucionando una industria donde hay muchos actores pero se innova poco”, asegura su Directora de Operaciones y Finanzas, Hannah Pollack, Licenciada en Economia Politica de UC Berkeley.

Un país que no habla inglés

Según una encuesta de la Cámara Chileno Norteamericana de Comercio, el 20% de las ofertas de trabajo tienen el inglés como requisito y el 59% de los empresarios considera urgente mejorar el nivel de inglés de sus empleados. Se estima que en 2023, el 80% de los puestos laborales exigirán el idioma inglés. Por otro lado, la estadística más generosa del Ministerio de Educación dice que solo el 8% de las personas lo maneja en Chile.

De acuerdo con datos entregados por Simce, entre 2012 y 2014, la brecha en el conocimiento de inglés creció un 16%. “Esto se explica porque el inglés ganó mucha relevancia en los sectores donde hay más recursos. Yo sentí que quienes enseñábamos inglés estábamos participando del aumento de esa brecha y no quería ser parte de eso”, asegura Yarsley.

Etiquetas