Tecnología responde a un consumidor cada vez más exigente, afirman especialistas

_UPA5297
Con motivo de la feria más importante de la industria tecnológica, CES 2016, BigFoot comparte su opinión sobre el camino que tomará el desarrollo tecnológico en los próximos años.

A lo largo de la historia, la humanidad ha experimentado sentimientos contrarios con respecto a la adopción de nuevas soluciones tecnológicas. Reconoce los beneficios que puede brindarle para hacer de su vida cotidiana una serie de procesos más fáciles y eficientes, pero siempre con miedo a sus consecuencias.

Los humanos vivimos aterrorizados a quedar postrados en sillas que recorren enormes naves en el espacio donde nadie interactúa entre sí (Wall E), pero también fomentamos un espíritu rebelde y de lucha frente al control de un sistema tecnológico como Skynet en Terminator.

Sin embargo, el auge y discusión que hay detrás de ferias y exposiciones como el último Consumer Exposition Show (CES) 2016 son muestra de cómo ese miedo se ha ido perdiendo y la convivencia entre la tecnología y el ser humano se ha vuelto algo más natural.

“La tecnología está respondiendo a estas tensiones, convirtiéndose en nuestro aliado: muestra de ello es lo presentado en CES 2016”, afirma Jennifer Medina, directora de innovación e inteligencia de BigFoot.

El equipo de Inteligencia e Innovación de dicha agencia de estrategia e investigación de avanzada, Futurity, explica que lo presentado durante CES está configurando las expectativas que se generan en el mindset de un consumidor, el cual está más informado y es más demandante.

“El consumidor de hoy busca gadgets y soluciones tecnológicas que les ahorre la mayor cantidad de tiempo posible y de esta manera, puedan invertirlo en otras actividades. Busca reducir cualquier tipo de fricción, está más empoderado y tiene más información a la mano”, afirma Andrea González, innovation strategist de BigFoot.

Tal es el caso del coche automático presentado por Volkswagen llamado Budd-e, que recarga el 80% de la batería en media hora y cuyas puertas se abrirán con un comando de voz. Empresas como Samsung, han llevado las necesidades del consumidor en soluciones tangibles para ahorrar tiempo: un refrigerador en el que se podrá controlar la temperatura y que además a través de una cámara se podrá observar lo que se encuentra en el interior del mismo.

“La innovación nos impulsa a movernos y a pensar más allá”, explica Jennifer, “y en respuesta a los miedos que tenemos por el entorno ambiental, su inseguridad y la contaminación, la tecnología nos sorprende con la caminadora de Technogym (también presentada en CES) con una banda interactiva que a través de una pantalla se proyectarán paisajes al aire libre, semejando la vida real”.

Las investigaciones y análisis de BigFoot concluyen que, además de lo presentado en CES 2016, hay grandes movimientos e innovaciones que revolucionarán múltiples industrias y habrá que ponerles especial atención.

12508887_750475025054014_3545752241059329707_n

“Empezamos a ver cómo convivimos ya de forma natural con visores como los de Oculus, pero ¿de qué manera su venta masiva podría cambiar la industria de entretenimiento? ¿Estamos preparados para todos esos cambios?”, comparte Andrea.

Por su parte, Jennifer explica: “En 2020 habrá 50 mil millones de aparatos conectados a Internet, generando data, creando conversaciones, comunicándose constantemente. Los objetos cotidianos serán más eficientes, inteligentes, autónomos y parte de nuestros hábitos humanos. Hemos comenzado a vivir una era de hiperconectividad”.

Fuente imagen destacada

Etiquetas