Cinco características de un líder en la era del Big Data

photo-1444703686981-a3abbc4d4fe3
Un CEO, gerente, director, jefe o coordinador exitoso complementa la experiencia ganada y la intuición con la toma decisiones basada en los datos.

No haber nacido en la era de la conectividad ha dejado de ser una excusa válida. Tendencias como las del Big Data, Analytics, Cloud o Mobile están redefiniendo los negocios en la actualidad y poco importa si se trata de un líder de la vieja guardia o si tiene la ventaja de ser de la generación de Internet.

(Lea: Las claves de Big Data según DJ Patil, uno de los que acuñó el término ‘Data Scientist’)

¿En dónde abrir nuevos almacenes? ¿Qué nuevos productos o servicios lanzar al mercado? ¿Cómo anticipar que un cliente va a dejar de pagar? ¿Cuánto producto se puedo comprometer a entregar? ¿Cómo saber de antemano las solicitudes y quejas que van a hacer los clientes? ¿Cómo prevenir los fraudes? ¿Cómo crear la promoción ideal?

“La respuesta a todas estas preguntas está en los datos. La analítica de negocios es la evolución de la ya famosa inteligencia de negocios. Los datos ya no solo sirven para analizar situaciones pasadas, sino también para predecir y anticipar comportamientos futuros”, explica Juan Carlos Puentes, country manager de SAS para Colombia y Ecuador.

Un CEO, gerente, director, jefe o coordinador exitoso complementa la experiencia ganada y la intuición con la toma decisiones basado en los datos. No se trata de ser un experto.

Con estas cinco características generales, un líder puede decir que está listo para enfrentar la era del Big Data:

1. Conoce el poder de los datos. Big Data es considerada la nueva moneda en el mundo de los negocios. Un líder actual es consciente de que el Universo Digital -cantidad de datos que se generan en el mundo- se duplica cada dos años y reconoce la importancia de predicciones como la de que en 2020 uno de cada tres datos servirá a las empresas para tomar decisiones (IDC).

2. Sabe transmitir la cultura analítica. No es lo mismo ni tiene los mismos resultados una empresa que tiene un departamento de analítica a una que tiene una cultura analítica. En empresas como Google y Amazon la analítica es bajada de los creadores y está relacionada con el negocio y por eso cada dato es valioso para el crecimiento. Un líder de la era del Big Data conoce e impone las diferentes fases del ciclo analítico en su ADN (Identificar y formular problemas, exploración de los datos, crea e implementa modelos, hace las transformaciones correspondientes y evalúa y monitorea los resultados).  

3. Contrata científicos de datos. Por su utilidad, Data Scientist es considerada la profesión más sexy del Siglo XXI. Solo en el 2015 se calcula que las empresas habrán generado 4,4 millones de puestos de trabajo en todo el mundo (Gartner). Pero –como reconoce Juan Carlos Puentes de SAS- no se trata solamente de contratarlos y ubicarlos en un rincón en la empresa, sino de incorporarlos a las decisiones estratégicas. El ejemplo es de Barack Obama, que no solo contrató al primer científico de datos en la Casa Blanca (DJ Patil), sino que lo considera asesor estratégico para reformas como la de la salud con gran impacto para todos los ciudadanos.

4. Sabe cómo encontrar la información clave en tiempo real. Las soluciones de analítica de negocios ofrecen la posibilidad de acceder de manera fácil y certera a software de visualización de datos (Visual Analytics). Con este tipo de soluciones y sin tener que volverse un experto, un líder puede obtener respuestas a preguntas complejas, acceder en tiempo real a la información de valor, y crear y compartir información valiosa con sus colaboradores, proveedores o clientes.

5. Toma decisiones basado en datos. Un proceso de toma de decisiones en la era del Big Data empieza con el conocimiento proporcionado por los datos, sigue con un planteamiento de las acciones a seguir, continúa con el manejo de posibles escenarios alcanzables y termina con la toma de decisiones. Seguir este proceso y apoyarse en las nuevas soluciones analíticas marca hoy diferencias abismales en los mercados, y quien logra hacerlo en menores tiempos termina logrando importantes ventajas competitivas.

Fuente imagen destacada

Etiquetas