La innovación en términos de la Generación Z

137470615-e1365022434293
Los jóvenes nacidos entre 1994 y 2009 tendrán un papel fundamental en las industrias y empresas, gracias a sus características y capacidades catapultadas y desarrolladas por la tecnología.

Esta semana, integrantes de la agencia de estrategia e investigación de avanzada, BigFoot, adelantaron ante diferentes medios, de qué manera el concepto innovación será reconfigurado por este segmento de jóvenes; por lo que el próximo año deberían ser los protagonistas y evolucionar el discurso centrado en la generación Millennial que se ha observado en los últimos años.

(Lea: El futuro de las marcas está en manos de la Generación Z)

La denominada Generación Z está cambiando la cultura y los diferentes medios y sistemas de comunicación, pero también su propio futuro laboral y aquí las empresas enfrentan grandes retos, ya que deberán implementar otros modelos de negocios y recursos significativos para retener su talento, pensar “fuera de la caja” y ofrecer nuevas soluciones al mercado.

La población de 33 millones en México, debido a sus características, forma de comportarse y relación intrínseca con la tecnología, no sólo desafía la forma en la que las organizaciones se deberán comunicar con sus consumidores sino adaptarse para subsistir.

“Es importante hablar de la Generación Z hoy, ya que es una ventana hacia el entendimiento de lo que pasará en los años venideros. Al entenderlos, las empresas podrían ver perfectamente hacia dónde va el mundo y podrán innovar en nuevos términos”, comenta Susana Oliva, directora general de BigFoot.

El origen

Estos jóvenes, quienes son hijos de la generación X, entablaron sus primeras amistades y noviazgos a través de diferentes plataformas tecnológicas sin supervisión adulta, lo cual derivó en una limitada habilidad de comunicación cara a cara, pero el desarrollo de un lenguaje mucho más conceptual.

Al mismo tiempo, desde muy temprana edad crecieron bajo el “cuidado de los videojuegos”. La dedicación a ganar partidas en dichas plataformas, les permitió desarrollar también una actitud achiever, es decir, buscan alcanzar el siguiente nivel en cualquier situación del día a día, evalúan cuáles son los recursos tecnológicos con los que cuentan y a partir de ello, ejecutan la siguiente estrategia hasta alcanzar un objetivo.

Su crecimiento y formación apegada a la tecnología hizo de estos jóvenes seres agrupados en comunidad, que en la mayoría de los casos en el ámbito digital.

“Para ellos, si no estás en las redes sociales con contenido novedoso y relevante, no existes”,  comentó Patricia Flores, directora de inteligencia y negocios de BigFoot.

Hacking Generation

Desde hace unos años, las compañías han comenzado a tener una estructura diferente. La denominada Startup Mind ha abierto la puerta a la caída de la institución laboral tradicional para dar pie a pequeñas empresas que buscan crear nuevas soluciones gracias a los procesos de digitalización, disrupción, desmaterialización, desmonetización y democratización que padecen, desde ahora, múltiples industrias.

La generación antecesora, los millennials (nacidos entre 1980 y 1994), desarrollaron este tipo de negocios: flexibles, escalables, apegados a la tecnología; sin embargo, la generación Z tienen implícitas dichas características en su formación y buscarán desarrollarse profesionalmente en espacios alternativos, multidisciplinarios, tecnológicos y con una innovación constante.

La fuerza laboral de dicha generación cuentan con grandes expectativas de crear soluciones  que no han sido cubiertas por los millennials para hacerlas realidad y el adaptarse a su talento, es uno de los grandes retos de las empresas.

Fuente imagen destacada