Cosas por no hacer: Siete hábitos que debes parar ya para aumentar tu productividad

606A0FA3B7
Siete consejos de Mateo Bermeo para darle un empujón a tu productividad mediante las cosas que no debes hacer durante tu día de trabajo.

Todos los emprendedores buscamos de manera constante incrementar nuestra productividad. ¿Qué hacer y cómo hacerlo para rendir más y no desfallecer en el intento? Siempre buscamos esa herramienta, esa técnica que nos lleve al cielo la efectividad. Rara vez nos detenemos a pensar qué no hacer.

Usualmente qué no hacer resulta en un incremento inmediato en la productividad. La razón es más simple de lo que uno cree: lo que no haces determina qué puedes hacer. Aquí van los siete hábitos que estoy tachando de mi lista y han propulsado mi efectividad.

1. No respondas correos a primera hora de la mañana

Empezar tu día respondiendo tu inbox hace que todas tus prioridades y planes para el día cambien. El email debe esperar hasta después de las 10 de la mañana, al término de la tarea #1 en tu lista.

2. No revises el correo de forma constante 

Yo soy un adicto al inbox cero. Eso es, no tener un solo correo sin leer. Pero el correo es adictivo y uno puede pasar horas respondiendo emails. Sé sincero, ninguna emergencia llega por este medio. Revisa el correo dos, máximos, tres veces al día por un tiempo limitado y verás cómo se libera espacio en tu agenda.

3. No contestes números desconocidos

Sorprende a los demás, pero no te dejes sorprender. Una llamada inesperadas suele interrumpir de manera innecesaria tu momento y hace que pierdas el hilo de tu trabajo.

4. No permitas que la gente divague

Olvídate del ¿cómo estás?, cuanto alguien te llame usa un cuéntame o estoy en el medio de algo, en qué soy útil. La gran parte de llegar a hacer cosas es llegar al grano.

5. No tengas una reunión sin una agenda definida

Ninguna reunión, llamada o cita debe tomar más de 41 minutos si tiene una serie de preguntas y temas a tratar definidas de antemano. Esto permite que salgas con respuestas y no sientas que estás perdiendo el tiempo. Comienza por pedir por adelantado una serie de preguntas para prepárate y hacer un mejor uso del tiempo.

6. No uses el celular las 24 horas del día, los 7 días de la semana

Toma unas horas de descanso del celular diariamente. Si te sientes valiente, no lo prendas un sábado. Libérate de las cadenas, grupos de WhatsApp e hiper-conectividad y te darás cuenta que nada malo pasa. Comienza por no usarlo mientras estás comiendo con amigos, sentirás la diferencia de inmediato.

7. No trabajes para desahogarte, prioriza

Cuando estás comenzando un proyecto nuevo, todo parece urgente y siempre tienes una lista inagotable de cosas por hacer. Eso es inevitable. Pero tienes que distinguir lo importante de lo demás, esas tareas que hacen que des el paso hacia adelante. Escoge tres para el día y enfócate en ellas.  Si te sientes ahogándote la respuesta no es hacer más cosas, es definir cuáles son las que necesitas atender con prioridad.


Entrada contribuida por Mateo Bermeo, codirector y cofundador de la Revista Komienza. Apasionado de todo lo relacionado con el emprendimiento y la productividad. Foodie por gusto.

[Fuente de foto: Stocksnap.io]