Emprendedores y la trampa de estar ocupados pero ser improductivos

buhonero-o-emprendedor
Que muchas veces no se vea el progreso de una startup no tiene que ver con que las ideas sean malas, los equipos débiles o el capital esté limitado.

Un emprendedor siempre anda ocupado. O por lo menos esa es la sensación que se tiene de estos entusiastas trabajadores sin horario que constantemente están haciendo cosas para sacar su negocio adelante.

(Lea: ¡Las startups exitosas dicen “NO”!)

Sin embargo, a pesar de ese trabajo interminable, muchas veces no se ve el progreso. ¿Por qué? Desde su experiencia como partner en Homebrew, Satya Patel quien ha trabajado en compañías como Twitter y Google- dice en una entrada en su blog que no se trata de que las ideas sean malas, los equipos débiles o el capital esté limitado. La verdadera razón está en que “han caído en la trampa de estar ocupados, pero no ser productivos”.

Patel dice que es muy fácil gastar el tiempo desarrollando, vendiendo, reclutando, etc. El emprendedor siempre quiere estar haciendo algo… Pero, según su perspectiva, hacer algo no siempre significa estar progresando. Y así lo explica:

“Porque si estás haciendo algo, estás seguro que estás avanzando, ¿verdad? Por desgracia, en realidad no es así. El progreso en una startup se mide en última instancia no por horas sino por el riesgo. En los primeros días de una empresa, todo es incierto y el riesgo es extraordinario. El progreso se hace mediante la reducción de riesgos. Y la única manera de reducir el riesgo, es aprender. Ser productivo en una startup significa enfocar toda tu actividad en aprender de modo que puedes reducir el riesgo en el negocio”.

El problema es que para muchas startups el aprender toma la forma de hacer algo y luego ver qué pasa. “Eso no es aprender. Eso es solo estar ocupado”, sentencia. Para Patel, la fórmula está en hacer una pregunta y formar una hipótesis antes de actuar.

El verdadero aprendizaje requiere hacer una pregunta y formar una hipótesis antes de actuar.

Por consiguiente, la prueba o experimento que hagas te ayudará luego a probar o refutar aquella hipótesis.

La experiencia de emprender

Más allá de tu producto…

Ser productivo y estar enfocado en el aprendizaje no solo tiene que ver con el producto, la obsesión de los emprendedores. Se trata de algo que hay que aplicar en todos los aspectos de tu startup. “Marketing, contratación, precios, etc., todo tiene que ser impulsado por hipótesis por lo que siempre estás aprendiendo acerca de si estás apuntando al cliente adecuado, contratando a alguien con la experiencia adecuada o capturando el valor adecuado para tu producto”, explica Patel.

“Es sólo el aprendizaje el que ayuda a reducir el riesgo en tu negocio”.

Y bueno, no sobra decir que reducir el riesgo también redundará en atraer capital cuando llegue la oportunidad. Patel apunta a que durante tu próxima recaudación de fondos, cualquier nuevo inversor potencial va a querer saber lo que has hecho desde la última inversión. “Esa es realmente su manera de preguntar qué riesgos se han reducido o eliminado en el negocio. Ellos no quieren pagar un precio más alto por el mismo riesgo que los inversores anteriores tomaron. Sólo quieren pagar por un riesgo reducido. Y eso viene de ser productivo en lugar de simplemente estar ocupado”, concluye.

Y tú, ¿estás progresando o simplemente andas ocupado?

Fuente imagen destacada