¡Tres aspectos clave para hacer tu app irresistible!

foto_shutterstock
Snoop Consulting comparte algunas reglas universales que deben ser consideradas para alcanzar la satisfacción del usuario móvil.

¿Qué hace buena a una aplicación móvil? Según Gustavo Guaragna, CEO de Snoop Consulting, la respuesta es simple: tiene que cumplir con sus objetivos, ser útil, hacer lo que promete, tiene que funcionar y tener una buena performance. Para lograr una app que sea valiosa para el creador y el usuario, es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

Intuitiva

Es decir, debe poder ser utilizada instintivamente. “Make things as simple as possible, but not simpler”, dijo Einsten alguna vez. Esta frase se aplica muy bien cuando se habla de las funcionalidades de una aplicación. Una aplicación mobile debe ofrecer de manera simple y directa lo que el usuario busca. Existen buenas razones por las cuales  la “experiencia del usuario” es considerada de tanta importancia a la hora de crear una aplicación. Lograr la aceptación del público puede generar que este recomiende el producto a sus conocidos, y esto se refleje en un aumento de las ventas y una favorable ventaja competitiva. Un buen ejemplo del retorno que genera para una empresa que sus productos sean intuitivos es Apple. Sin embargo, en los negocios siempre existe la presión de construir productos “abaratando costos”. Y lamentablemente esto significa muchas veces sacrificar la facilidad de uso.

“Se dice que las personas son más conocedoras de la tecnología de lo que solían ser; pero la tecnología es más conocedora de la gente de lo que solía ser”. Por fortuna, en los últimos tiempos muchas organizaciones se están dando cuenta que deben hacer todo lo contrario. Y entienden que el punto de partida para hacer cualquier aplicación es considerar la experiencia del usuario, más allá de los costos a corto plazo.  

Popularidad

Este ítem es consecuencia del valor y de una buena experiencia del usuario. Los usuarios tienen el poder de elegir qué aplicaciones les gusta y pueden borrar las que no. En el caso de las aplicaciones móviles empresariales, existe una mayor oportunidad para que la gestión imponga su voluntad sobre los usuarios. Sin embargo, no pasará mucho tiempo antes de que los usuarios eviten usar una aplicación que no les gusta. ¿Eso significa que desarrollar una aplicación con una buena experiencia del usuario asegura el éxito? ¡De ninguna manera! La popularidad implica otros factores; la planificación, la exposición, las fuerzas del mercado, el tiempo, y tal vez un grado de suerte. Por más que exista la aplicación más simple, barata y funcional del mundo, si nadie ha oído hablar de ella o hay otras 10 aplicaciones establecidas con características similares no tendrá éxito.

Valor

El valor, como la belleza, es percibido de distinta manera según el ojo que lo mira. Desde el punto de vista del negocio, muchas veces, el valor de una aplicación se mide según la ganancia que genera. Valiosa es una aplicación que produce beneficios económicos directos, ejemplos incluyen la venta de herramientas de creación de contenido y juegos. Pero frente a un mercado tan competitivo y con clientes cada vez más exigentes, la búsqueda de alternativas que garanticen el éxito de una aplicación se vuelve inevitable. Uno de los caminos es enfocarse en la satisfacción del usuario. Para que una aplicación sea valiosa para el cliente debe ofrecer un aporte diferencial, un valor agregado. Conquistar al usuario, aumentará las utilidades y generará un buen retorno de inversión. Además, existen muchas maneras indirectas de obtener valor a través de las aplicaciones, esto incluye el marketing, la publicidad, la conciencia de marca, el compromiso y la fidelidad del cliente.

Más allá del sistema operativo o del fabricante, estas reglas VIP de lo mobile convertirán tu desarrollo en un éxito entre los usuarios y, en definitiva, un “hit” en la imagen de tu startup o empresa.