Más de 60 firmas latinoamericanas debutan en feria tecnológica en San Francisco

startup-alley12
TechCrunch Disrupt 2015 es un escaparate con el que buscan abrirse camino en el competitivo mundo de Silicon Valley.

Más de 60 empresas de Brasil, Argentina y Uruguay debutaron esta semana en San Francisco (EE. UU.) en la feria de empresas emergentes en el sector tecnológico TechCrunch Disrupt 2015, un escaparate con el que buscan abrirse camino en el competitivo mundo de Silicon Valley.

Entre las empresas participantes en esta feria, que concluye hoy, hay desde una plataforma para ver gratis películas brasileñas por internet, hasta un sitio en el que los amantes de las mascotas pueden intercambiar experiencias, empresas para probar productos de software antes de sacarlos al mercado y dispositivos para manejar las casas inteligentes.

(Lea: La startup cordobesa Twittalking se muestra al mundo en TechCrunch Disrupt 2015)

Sofía Palamarchuk, consejera delegada de Abstracta, una empresa uruguaya de software a la que representa en EE.UU., dice ver “muchas oportunidades” para una firma latinoamericana como la suya en Silicon Valley, aunque reconoció que hay también “mucha competencia” y es importante diferenciarse.

“Es difícil entrar pero es importante tener presencia local”, dijo a Efe Palamarchuk, quien vive ahora en San Francisco.

Pablo Gilardoni y Gastón Esmelo, dos emprendedores argentinos al frente de Zeymo, una empresa que desarrolla software para las compañías de telecomunicaciones, buscan también implantarse en Estados Unidos.

“Estamos aquí sondeando el mercado americano (estadounidense) y nos gustaría poder establecer una oficina aquí y conseguir el apoyo para armar un equipo y tener negocios aquí”, dijo a Efe Gilardoni.

El empresario explicó que el mercado estadounidense “tiene capacidad” para absorber empresas como la suya, a diferencia de Argentina y Latinoamérica, “donde la economía no está muy bien”, lo que “desalienta a los inversores”.

Añadió que el mercado de software en la nube no está todavía maduro en la región, a diferencia de Estados Unidos.

Lucas Funes, fundador de Webee, una empresa argentina que fabrica dispositivos para mejorar la eficiencia de los hogares inteligentes, apunta también al mercado estadounidense, más avanzado que los países de Latinoamérica en ese sector.

Por su parte, Mario Tucci, fundador de la consultora uruguaya MDV Consulting, considera que Disrupt, que arrancó el lunes y concluye hoy miércoles, es una buena plataforma para explicar a potenciales interesados “cómo ingresar mejor a Latinoamérica”.

En la misma línea, Carlos Caetano, presidente de la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (Cuti), insistió en que el encuentro es una buena oportunidad para posicionar a países como Uruguay como un lugar de desarrollo tecnológico.

“Nuestro objetivo es duplicar las exportaciones de software y servicios de tecnología durante los próximos cinco años”, dijo a Efe Caetano, quien recordó que esas exportaciones alcanzaron los US$500 millones en 2014.

No faltó tampoco quien optase por lanzar su empresa esta semana en la conferencia en San Francisco, como Marcelo Moreno y Diego Navarro, dos argentinos cofundadores de ITCX, una aplicación para gestionar la conexión a Internet que permite al usuario desconectar dispositivos de la red en ciertos momentos, como el teléfono o las tabletas de los niños a la hora de comer.

Entre los argentinos participantes estuvieron también Leonardo Custer y Eric Tulle, cofundadores de Tracking Time, una herramienta para medir y analizar el tiempo que los equipos en las empresas destinan a determinadas tareas.

Uruguay debutó en el encuentro con 16 empresas, Argentina con 17 y Brasil con un total de 29.

Entre las empresas brasileñas están Adoravel Criatura, un espacio en el que los amantes de las mascotas pueden intercambiar experiencias, así como Biz.U que ayuda a las empresas a contratar empleados cuya personalidad se adapte a la cultura de la compañía y Yourkout, una aplicación que permite acceder a un entrenador personal en cualquier momento.

Tatiana Riham, cofundadora de Marca em Casa, una de las empresas brasileñas en Disrupt, especializada en mercadotecnia, aseguró que su experiencia en la conferencia esta semana fue “maravillosa”.

“Hubo muchos intercambios, retroalimentación y conversaciones con start-ups de todo el mundo. Vi muchas empresas realmente interesantes y rompedoras”, dijo a Efe Riham. “Valió mucho la pena para validar algunos aspectos (de mi empresa) y repensar otros”, afirmó.

Igual de entusiasta se mostró Orlando Purim, fundador de la empresa brasileña ATAR, que desarrolla prendas informáticas para llevar puestas que se pueden usar para hacer pagos en las tiendas.

“Disrupt fue increíble. No creí que encontraría tanta gente de todo el mundo tan interesada en lo que estamos haciendo. Hablé con un montón de clientes potenciales, socios e inversores y están tan entusiasmados como yo sobre el producto que estamos desarrollando”, dijo. EFE

Fuente imagen destacada