De la posesión al acceso de las cosas, Uber y la Economía Colaborativa

shutterstock_270654641
Colombia Startup 2015 se dio el lujo de tener a Mike Shoemaker de Uber hablando sobre cómo conceptualizamos ahora el consumo.

“La economía colaborativa está cambiando el mundo y lo está haciendo a través de un cambio fundamental en cómo conceptualizamos y cómo experimentamos algo tan básico como el consumo”.

El escenario del reciente Colombia Startup 2015 se dio el lujo de tener a Mike Shoemaker, el director para Latinoamérica y el Caribe de Uber, hablando sobre Economía Colaborativa en una de las keynotes más destacadas del evento.

(Lea: Uber y Duolingo se unen para lanzar el primer servicio de movilidad bilingüe en Colombia)

Mike comenzó su charla explicando que estamos pasando de un mundo organizado en torno a la posesión a uno en torno al acceso de las cosas:

“La Economía Colaborativa gira alrededor de un concepto básico y es que existen ciertas personas tratando de resolver un problema y hay otros individuos que tienen los medios para resolverlo. Si podemos poner en contacto a estas personas de manera eficiente y segura, solucionamos el problema y lo hacemos sin generar mayor consumo”.

Se trata de un cambio de mentalidad que ejemplificó con el tradicional taladro: “Cuando compramos un taladro no necesitamos el taladro, lo que en realidad necesitamos es hacer un hueco en la pared”. Según sus cifras, el mercado global de herramientas eléctricas se destinan unos US$30 mil millones anuales, más o menos el 80% del PIB de Colombia. Y si uno compra un taladro, ese taladro se va a usar entre 6 y 20 minutos durante toda su vida útil.

12039262_991239894273814_8373480881227978202_n

El otro ejemplo es el Airbnb, donde los dueños de casas tienen la oportunidad de alquilarlas a otras personas. Si antes nuestros padres compraban un lote para construir una casa e ir de verano, ahora buscamos la casa. Y, por supuesto, el ejemplo favorito de Mike, los carros.

No necesitamos más carros

El carro privado, en general y en el mundo, se usa alrededor de una hora y media cada día y es un activo que pasa mucho tiempo en un parqueadero, dijo Mike, y presentó algunas cifras locales: Hay 1,6 millones de carros particulares en Bogotá que hacen 48 millones de viajes de un punto A a un punto B en un día. En todos los modos de transporte (Transmilenio, bus, bicicleta, taxi, etc.) se hacen menos de 25 millones de trayectos diarios.

“No necesitamos más carros, necesitamos la manera de compartir los que ya existen en la ciudad”.

La finalidad es clara: hay que aumentar la productividad de estos activos ya existentes. Y los beneficios, también:

Consumo: para usarlo no hay que tenerlo.

Ingresos: Puedo tener un ingreso extra.

Desperdicio: más utilidad, menos desechos.

Two-people-share-car-house-tasks-664x374

Mike aseguró que la realidad es que las personas están haciendo esta transición a un ritmo increíble gracias a la confianza entre desconocidos que han provocado las transacciones seguras en Internet (eBay, Amazon, PayPal, MercadoLibre), la calificación entre personas (TripAdvisor) y la reputación en redes sociales.

Los millennials tampoco

También compartió un interesante estudio de Goldman Sachs titulado ‘Una economía para los millennials’ que da cuenta de cómo los gustos y hábitos de esta generación también se ven reflejados en su relación con los carros.

» 15% de los millenials dice que es extremadamente importante tener un carro

» 30% dice que es importante pero no una prioridad

» 85% no le ve importancia a comprar carro

» 30% ni lo piensa

Uber, UberX, Uberpool

“Uber es tan sencillo y fácil que la acogida es igual en las 330 ciudades del mundo donde ya está”, sentenció Mike. Y expuso los elementos de la economía colaborativa ejemplificados con el servicio de autos particulares:

1. Simplicidad: la app se encarga de todo, incluyendo el pago al final del viaje

2. Seguridad y confiabilidad (conductor, vehículo, seguimiento de la ruta en tiempo real, cálculo del valor del servicio)

3. Eficiente y conveniente: tiempo de espera en San Francisco (2,6 minutos), NY (2,7), DF (3,2) y Bogotá (4,3)

4. Accesible y escalable: más de 60 países, 330 ciudades, más de 2 millones de viajes diarios

Pero quizás uno de los impactos fundamentales del servicio está en su contribución a no generar más tráfico. Mike explicó que mientras los taxis están todo el tiempo buscando pasajeros sobre todo en vías principales (generando congestión), Uber lo hace más uniformemente sobre la ciudad, en gran parte en vías secundarias, y no genera tráfico buscando pasajeros sino que está parqueado esperando el pedido.

Respecto a UberX, el servicio de bajo costo que prestan personas que tienen un carro particular, el gerente de Uber para Latam destacó el imaginario que se tiene en el país respecto a la confianza: “Cuando íbamos a lanzar UberX, mis amigos en Colombia me decían que eso no funcionaría acá por un tema cultural porque la gente no se sube a un carro con un desconocido”.

Pero para sorpresa de muchos, el crecimiento de UberX en la capital colombiana ha sido mayor 4,4 veces que en San Francisco (teniendo en cuenta los dos primeros meses de funcionamiento en ambas ciudades). “Así que se puede decir que los colombianos sí están dispuestos a compartir”, concluyó.

carpooling_1880_03_large

Otros datos interesantes sobre UberX es que más del 55% de los conductores en Colombia usan la app como segunda fuente de ingreso y que está funcionado como complemento a Transmilenio pues muchos usuarios lo usan para acceder a estaciones o para ir de las estaciones al hogar.

Finalmente, Mike se preguntó ¿Cómo amplificar el impacto para sacar masivamente carros de las vías?

La respuesta es Uberpool, otro servicio de Uber que consiste en que un carro se comparte con varias personas que tienen una misma ruta. Ya funciona en San Francisco y otras 15 ciudades en el mundo. “En San Francisco hemos visto que más del 90% de los trayectos se pueden compartir en las horas pico en las zonas de mayor demanda. Lo que significa que se puede cortar por la mitad el numero de carros que se usan en estas zonas”, explicó.

Acerca del autor

Jóse Martin

Periodista que amalgama los viajes, la comida y la música. Editor en tecnología, negocios, emprendimiento e innovación en Latinoamérica. En Twitter: @Jotmartin

  • fabian

    en el caso de las herramientas eléctricas – USD $ 30.000 millones no alcanzan a ser el 10% del PIB de Colombia, según 2013 dice que es de USD $ 378.000 millones, en el fragmento dice 80% (?)