Tizkka lanza versión para Android y estrena integración con ecommerce

Tizkka
La app se integra con tiendas y lleva el social commerce al próximo nivel: los usuarios compran las prendas dentro de la app y los stylists monetizan sus looks.

Tizkka, la aplicación que conecta usuarios con profesionales de la moda, lanzó la versión de su app para Android.

(Lea: Así se expande en Latam Tizkka, la app para pedir consejos a profesionales de la moda)

“La primera semana viene muy bien en descargas orgánicas, lo que también nos impactó en el uso de iPhone y rápidamente nos posicionó en el top 30 de lifestyle de México, Brasil y Colombia”, destaca Gabriel Roizner, CEO y líder del proyecto junto a Nathan Schorr, respecto de los tres mercados de más interés para la app. Vale destacar como antecedente, que llegó a ser la aplicación No. 1 en lifestyle en el App Store en Brasil luego de dos semanas de haber lanzado oficialmente y solo con crecimiento orgánico.

Los números acompañan el buen presente de la startup que cuenta con 100 mil usuarios registrados en más de 40 países, más de 36 millones de impresiones de looks, un crecimiento de 10% mes a mes de la base de usuarios, más de 650 profesionales de la moda unidos a la plataforma, una sesión media de 5 minutos y 37 segundos y un promedio de 35% de usuarios activos por mes.

En paralelo, la profundización del modelo de negocios continúa. Anunciaron el lanzamiento en beta -por ahora disponible solo para Brasil y iPhone- del botón “comprar” integrado con algunos destacados ecommerce de ese país.

IMG_8582En concreto, la presencia del botón comprar permite que los bloggers/stylists –los grandes protagonistas e inspiradores de Tizkka- vinculen sus looks a productos de los ecommerce partners de la aplicación. “Por cada venta generada dentro de la aplicación, lo que nosotros ganamos de comisión lo compartimos con los stylists quienes manejan una cuenta corriente dentro de la app y pueden hacer cash out (profit share)” , puntualiza Roizner.

El concepto detrás de Tizkka se relaciona con un cambio de paradigma en toda la industria publicitaria: la publicidad tradicional -considerada invasiva- muta hacia content driven marketing y en el caso de la moda, el impacto aún es más fuerte.

“Estos stylists son la clave para acceder a estas audiencias amantes del fashion, las personas quieren inspirarse en moda, pedir consejos a estas personas quienes a la vez son los grandes promotores de productos, son un aspiracional, una guía. Nuestro objetivo desde el primer momento fue el social commerce, que estos stylists luego de tener una comunidad importante de seguidores iban a poder tener grandes impresiones de looks y entonces vender productos”, señala Roizner.

Desde Tizkka explican que en la industria de la moda es común que las marcas regalen a los bloggers prendas gratis a cambio que se saquen fotos con ellas y las promuevan. “De esa forma no ganan dinero pero nuestra propuesta es que puedan monetizar el contenido que suben, es un ‘win win’ para todos”, explica.

El blogger en cuestión al subir su look elige algún producto de los ecommerce disponibles para su país y lo asocia a él: “Cuando el usuario está en el feed ve ese look y tiene un producto vinculado, aprieta el botón comprar, elige el talle y compra rápidamente sin salir de la aplicación. Nosotros por sistema le mandamos a nuestro partner la orden. Por cada venta nos quedamos con un porcentaje, restamos los gastos de procesamiento de pagos y el profit lo dividimos con el dueño del look”, explica. Los bloggers tienen un menú donde van viendo su ganancia por cada producto comprado. “En definitiva ellos son los que difunden la plataforma, trabajamos para que ellos ganen”, agrega.

(Lea: DressingLab, la comunidad que revolucionará las compras online de moda)

Customer acquisition, el dilema

Tanto el mundo del fashion online como el ecommerce en general enfrentan el mismo problema, la adquisición de clientes es costosa y las tasas de conversión suelen ser bajas.

En pos de atacar este problema, la innovación de Tizkka partió de centralizar los esfuerzos en el contenido social y de allí saltar al siguiente paso: ecommerce. “Resolvemos el tema de “quiero ese producto ¿dónde lo compró?” de forma inmediata sin siquiera salir de la aplicación. Ver el look, hacer click y mandar a otro sitio externo para comprar nunca fue nuestra idea, de esta forma nosotros somos los que realizamos la transacción y centralizamos toda la operación, cobramos, giramos al ecommerce y al blogger”. 

profesionales-1

Roizner explica que de esta forma, logran solucionar un gran dolor de cabeza al comercio electrónico: “Al nosotros tener un costo de adquisición por usuario mucho más bajo que el que tienen los ecommerce nos permite generarles costos mucho menores por venta. Un usuario nuestro, además, vuelve al sitio inspirado por el contenido y es más probable que repita compra, situación que no se suele dar normalmente. Hoy el costo promedio de adquisición para un ecommerce es de hasta un 20% del ticket y en el mejor de los casos vuelve a comprar dos o tres veces al año”.

La aplicación, por último, toma toda la información del ecommerce en tiempo real. “Importamos el inventario completo de nuestros partners y lo automatizamos para que se actualice en tiempo real y así garantizar la calidad del contenido en la app. Desde el lanzamiento ya se generaron las primeras ventas y tuvimos muy buen feedback de los usuarios gracias al fácil proceso. Lo que advertimos es que necesitamos integrarnos con más ecommerce para aumentar la oferta de productos disponibles, es un negocio totalmente escalable”, subrayan desde Tizkka, a la vez que señalan que se encuentran trabajando en la integración de más tiendas online de México y Colombia, donde esperan lanzar la opción de compra a la brevedad.