El Bitcoin, una moneda cada vez más estable

Volatility
Sebastián Serrano, Fundador y CEO de Bitpagos, analiza cómo la criptomoneda viene haciéndose cada vez más estable desde que surgió en 2009 hasta hoy.

Desde que surgió en 2009 hasta hoy, la criptomoneda viene haciéndose cada vez más estable. Muy positivo para hacer transacciones, la menor volatilidad del bitcoin hace que pierda atractivo para quienes lo usan como forma de inversión para conseguir ganancias.

La crisis económica de Grecia hizo que muchos ciudadanos griegos se interesarán en el Bitcoin, y escaladas de interés de ese tipo llevaron, en años anteriores, a una escalada global en el precio de la criptomoneda. Sin embargo, esta vez el interés griego no impactó fuertemente en el precio a nivel global. “Esto muestra la madurez del ecosistema”, señala Sebastián Serrano, Fundador y CEO de Bitpagos, la empresa que permite a los comercios aceptar Bitcoin como método de pago por mail, embeber botones de compra en los sitios y hasta hacer transacciones desde el teléfono de manera simple y efectiva con una aplicación para Android. 

(Lea: Business Insider incluye a la argentina BitPagos en el top 25 de startups de Bitcoin)

“Desde que surgió Bitcoin en 2009 y hasta hoy, en 2015, la volatilidad de la criptomoneda ha venido bajando y mucho: en 2011/12 era común ver variaciones diarias del 50% y los días de alta volatilidad eran mucho más frecuentes. Hoy, en cambio, es raro que haya cambios de más de un 5% diario y los eventos en los que suceden fluctuaciones fuertes son cada vez más esporádicos -plantea Serrano-. Si bien el Bitcoin sigue teniendo más volatilidad que cualquier otra moneda, está empezando a acercarse a la volatilidad de las acciones, activos que hoy son considerados más estables”, compara el CEO, pero advierte que como se trata de un sistema en desarrollo y crecimiento va a seguir habiendo volatilidad, con una tendencia decreciente.

El bitcoin, más estable: por qué y para qué

“Cuantos más actores hay en el mercado y a medida que el sistema va teniendo un mayor uso, es más difícil que las acciones de un actor individual afecten fuertemente el precio”, plantea Serrano. “En 2011 había solo un exchange de bitcoin grande y había mucha más concentración y menos actores de los que hay hoy en el ecosistema, entonces la actividad individual tenía un mayor efecto que hoy que hay más actores y más transacciones diarias”.

(Lea: Inversión en Bitcoin: ¿Cuáles son los principales jugadores y dónde han invertido?)

De acuerdo con estadísticas del sitio blockchain.info, hay unos 14.340.000 bitcoins totales en circulación y existen actualmente más de 268.000 direcciones únicas utilizadas todos los días, cuando en su primer pico (2011) había tan sólo unas 23.000; o sea, hoy hay más usuarios utilizando la moneda. Además, con esta criptomoneda se están realizando casi 130.000 transacciones diarias.

bitcoins en latinoamérica

“La volatilidad del Bitcoin también es una cuestión de tiempo en la medida en que va dejando de ser novedad, va a haber menos gente comprando y vendiendo Bitcoin para especular, y eso también lo hace más estable” — Sebastián Serrano.

Según Serrano, no es necesario que el Bitcoin se estabilice para que sea útil, pero sí la baja volatilidad hace que, al usarlo como medio de pago, se reduzca el estrés durante la transacción: “Cuanto menos volatilidad tenga Bitcoin más fácil es realizar una transacción que lleve tiempo, porque si es muy volátil hay que hacer la transacción muy rápido para que las variaciones en la cotización no afecten negativamente a uno de los participantes. Y si bien hoy existen herramientas para que eso no sea un problema, para las personas que lo usan como forma de pago o protección de su valor es mejor que sea más estable”, señala el CEO y plantea la otra cara de la moneda: al reducirse la volatilidad pierde atractivo para la gente que está especulando y usándolo como forma de inversión porque reduce la oportunidad de conseguir ganancias.

Bitcoin, de acá a un año

Sebastián Serrano compara el surgimiento del Bitcoin con el de Internet, y así como la primera etapa de la red se dedicó a desarrollar sitios web y proveedores de Internet, lo mismo se estuvo haciendo hasta ahora con Bitcoin.

“Hasta ahora estuvimos trabajando en el armado de la estructura de Bitcoin y surgieron empresas como Bitpagos -como procesador de pagos y billetera de Bitcoin- y también exchanges, que son como casas en las que se compra y se vende Bitcoin por moneda local. En lo que queda de 2015 y 2016 se pasa a una etapa de nuevos desarrollos, y de acá a un año van a empezar a surgir aplicaciones que van a ser específicas de la tecnología de Bitcoin, que antes de Bitcoin no hubieran sido posibles, como sitios en los que se puedan desarrollar transacciones de contratos inteligentes, sitios de microtransacciones para pagar sumas muy pequeñas de dinero, montos por centavos, por ejemplo streaming, que con otro medio de pago no se puede hacer porque el costo de procesamiento es demasiado alto”.

En Argentina, el Bitcoin es cada vez más aceptado y las industrias que más lo utilizan son el turismo y la gastronomía. Hoteles, bares, servicios de comida por delivery, taxis y la tienda online Avalancha.com son algunas de las opciones para sacar la billetera virtual. 

Además, Ripio, la billetera de Bitcoin que le permite a los usuarios comprar y vender la criptomoneda desde la página web, ahora ofrece una aplicación para móviles que permite que el usuario encuentre fácilmente los lugares más cercanos donde comprar Bitcoins, así como verificar de manera inmediata la acreditación de la operación.

La billetera virtual, entonces, de a poco se va pareciendo cada vez más a los activos a los que estamos acostumbrados.

Fuente imagen destacada